Más debates

A pesar del empuje inicial para que los candidatos locales se predispongan a participar activamente de debates de contenido en la antesala de las elecciones, por lo menos para esta compulsa electoral el envión tuvo un declive y sólo quienes compiten por concejalías se tomaron el tiempo de prepararse -con la lógica organización que requiere por detrás- para intercambiar ideas sobre lo que planean sería su plan de trabajo parlamentario. 
Antes, se puede nombrar el debate entre los candidatos a intendente por la Capital que fuera organizado por la Pastoral local.
Las iniciativas a nivel municipal seguramente podrán ser materia de elogio y repetición en el tiempo para forjar una cultura de generación y exposición de ideas concretas con las cuales juzgar posteriormente el desempeño de quienes asumen los roles de gobierno y de oposición. 
Sin embargo, el hueco quedó en una clara evidencia para quienes aspiran a bancas en órganos que presuponen superiores. Los candidatos a diputados provinciales y nacionales, una vez más, no se cruzarán para discutir la provincia y el país que buscan o quieren.
La situación deja expuestos dos detalles que no deberían ser considerados menores. En primer lugar, que los candidatos a legisladores no han exhibido una clara voluntad de generar espacios que propicien, para la comunidad, un conocimiento acabado de sus propuestas, amén de las clásicas abstracciones de campaña. Distintos ofrecimientos han surgido desde diversos estratos, pero no han tenido ni el peso ni la constancia para prosperar. 
El segundo detalle -que debe entenderse sin ningún reparo como una cruda autocrítica- es que quienes blandimos el mandato social de hacer las preguntas a quienes ostentan cargos o buscan patentarlo, tampoco nos hemos puesto de acuerdo para avanzar en una plataforma básica y unificada para generar un debate sólido que exhiba profesionalismo y conocimiento acabado de las materias que podrían ser eje de una discusión de este tipo. 
Sin dudas, de cara a las elecciones de 2018, todos los actores del periodismo catamarqueño deberemos lograr esos consensos que permitan vislumbrar -sobre todo para el lector- una cultura política superior. Esperemos encontrar nada más que confirmaciones de los protagonistas ya que no será poco lo que se juegue en la próxima disputa electoral.
 

Valorar esta noticia

100% Satisfacción
0% Esperanza
0% Bronca
0% Tristeza
0% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios Libres

Copyright © 2017 El Esquiú.com - Todos los derechos reservado