El cierre perfecto

La foto difundida a través de las redes sociales es por demás elocuente: el pequeño Fermín junto a su médico y sus papás, en el hospital norteamericano que se volvió su hogar desde hace varias semanas, sentado en una camilla, como si apenas pasara por ahí. Ya no hay guías, sondas, oxígeno de apoyo ni monitores cardíacos. A Fermín se lo ve fuerte, sano. En el medio, la bandera de la campaña que motivó una inédita demostración de solidaridad y compromiso que traspasó largamente las fronteras catamarqueñas.
Cuando el niño regrese en menos de una semana, se pondrá fin a la espera de toda una comunidad, que no dudó en multiplicar esfuerzos para atender el llamado de una familia que buscaba ayuda para reunir la enorme cifra de la intervención quirúrgica -158 mil dólares- en uno de los más importantes centros pediátricos del mundo.
Allí apareció la iniciativa de un grupo de familiares, vecinos y amigos que recurrieron a diversas estrategias para juntar el dinero, a la que pronto se sumaron muchos otros en distintas partes del país.
Sin dudas, la campaña se potenció por las redes sociales y los medios de comunicación que difundieron ampliamente su desarrollo. Hubo eventos artísticos, movidas callejeras, en las escuelas, en oficinas públicas y privadas. La inventiva fue infinita y con un único objetivo: que Fermincito pudiera mejorar su calidad de vida. 
Cuando ya se alcanzaba la fecha límite, un último y decisivo impulso permitió reunir los dineros faltantes y completar la cifra mágica que permitiría al pequeño poder operarse.
Desde comienzos de noviembre, las mismas redes sociales que dieron forma a la campaña, fueron mostrando las sucesivas etapas de la intervención: los controles previos, el posoperatorio, la muy veloz recuperación.
La familia, por supuesto, se mostró muy agradecida y se espera que a su arribo, posiblemente a inicios de la semana que viene, mucha gente esté acompañándola.
Será, ciertamente, el cierre perfecto y soñado para una épica que fortaleció y potenció los mejores valores que tenemos como sociedad.
 

Valorar esta noticia

83% Satisfacción
12% Esperanza
0% Bronca
0% Tristeza
0% Incertidumbre
4% Indiferencia
Comentarios Libres

Copyright © 2018 El Esquiú.com - Todos los derechos reservado