Salud

Las nueces: buenas para la memoria

Su alto contenido en hierro ayuda a mejorar el estado de alerta mental.
Miércoles, 17 de Noviembre de 2010

La memoria en los niños se desarrolla muy rápido y es mucho lo que los padres pueden hacer para contribuir en su desarrollo. Desde el tercer trimestre de embarazo, las células nerviosas responsables de la memoria están formadas. Ya es un hecho comprobado que los recién nacidos reconocen la voz de la madre.

Los adultos no pueden recordar esto ya que en los primeros meses de vida no tenemos conciencia de tiempo y lugar, categorías que nos ayudan a ordenar y clasificar los recuerdos, por ello quedan en el inconsciente. Además, para que el recuerdo sea duradero, se necesita del lenguaje, pues los recuerdos en que el individuo ya hablaba quedan grabados por mayor tiempo en nuestra memoria.

El hecho de que un bebé no tenga memoria a largo plazo no quiere decir que no exista. Tienen memoria a corto plazo, que le ayuda a almacenar la información que necesita durante el tiempo necesario para actuar y que posteriormente utiliza para comprender el mundo.
Los padres además deben estimular a sus hijos a desarrollar su memoria. Una buena alimentación es muy importante en la formación del tejido cerebral y la memoria. Prácticamente en todos los alimentos encontramos materias primas que son importantes para su desarrollo.

Los nutrientes actúan sobre la capacidad intelectual. Podemos elegir e incorporar en nuestra alimentación aquellos alimentos ricos en ácidos grasos esenciales, vitaminas, minerales y aminoácidos necesarios para pensar mejor.

Entre los alimentos para mejorar la memoria y la concentración están las nueces. Un fruto eficaz para el rendimiento intelectual por su alto contenido el fósforo.
La colina es un nutriente que encontramos en algunos alimentos como las nueces y que ayuda a formar la aceticolina, una sustancia química del cerebro implicada en la memoria, estudios han comprobado que la deficiencia de ésta, puede dañar la memoria. Sus aceites vegetales poliinsaturados ayudan en la prevención y tratamiento de enfermedades como el alzheimer.

La nuez  es un jugador importante en el reforzamiento de la función cognitiva por sus ácidos grasos omega-3, además su contenido en hierro ayuda a mejorar el estado de alerta mental y los niveles de energía.

Los expertos recomiendan comer un par de nueces por la mañana en el desayuno, tanto para nosotros como para los niños. Si observamos una nuez partida veremos que su interior es similar a un cerebro en aspecto, pero lo más importantes que existe un aminoácido muy importante para la memoria que sólo se haya en las nueces.

Facebook () | Elesquiu.com (1)
comentarios
Encontr este widget en www.argentina.ar