En memoria de Rosario Vera Peñaloza

Se celebra hoy el Día de los Jardines de Infantes y de la Maestra Jardinera

El Nivel Inicial, que fuera creado por iniciativa de Sarmiento, se inició en Catamarca en 1900. Actualmente la matrícula de sala de 5 años es prácticamente del 100%, y paulatinamente se están inauguarando salitas de 3 y 4 años, según lo establecido por la nueva Ley.
Sábado, 28 de Mayo de 2011
Se celebra hoy el Día de los Jardines de Infantes y de la Maestra Jardinera

Pía Didoménico, precursora.

Se celebra hoy en todo el país el Día de los Jardines de Infantes y de la maestra Jardinera, para recordar a la maestra riojana Rosario vera Peñaloza, fundadora en 1900 de la primera sala de infantes.
Rosario nació en Atiles, La Rioja, 25 de diciembre de 1873. Huérfana desde muy niña, fue criada por su tía materna, quien le enseñó las primeras letras. Terminó sus estudios primarios en la provincia de San Juan y regresó a su provincia natal en 1884, ingresando en la Escuela Normal de La Rioja. Trasladada a la ciudad de Paraná, estudió profesorado, obteniendo el Título Superior de Enseñanza en 1894.
En 1900 fundó el Jardín de infantes anexo a la Escuela Normal de La Rioja, el primero de una larga serie de Jardines fundados en las ciudades de Buenos Aires, Córdoba y Paraná.
Fue nombrada también Inspectora de las Escuelas Municipales, además de dictar las cátedras de pedagogía y matemáticas.
Recorrió Argentina impulsando la enseñanza popular, dictando cursos y conferencias y transmitiendo las nuevas técnicas en la creación de bibliotecas.
En 1931 creó el Museo Argentino en el Instituto Félix F. Bernasconi, basado en la teoría pedagógica de Joaquín V. González: la Geografía como base de toda enseñanza, que impulsó la creación del museo, al cual dedicó 17 años de su vida en forma totalmente desinteresada y altruista.
En su memoria, la fecha de su fallecimiento (28 de mayo) se declaró como “Día Nacional de los Jardines de Infantes” y “Día de la Maestra Jardinera” en Argentina.

El Nivel Inicial en el país

El nivel inicial empezó en Argentina en 1870, cuando Sarmiento llegó de Estados Unidos con las maestras de jardín de infantes y primaria. A fines del siglo XIX, estas pioneras abrieron los primeros jardines en Paraná, Entre Ríos. Hasta ese momento, los chicos de menos recursos, para quienes Sarmiento pensó estos establecimientos donde se les daba comida y que funcionaban también en verano para los que no tenían vacaciones, eran cuidados en asilos bajo la tutela de la Sociedad de Beneficencia. El método pedagógico era el creado por Federico Fröebel (1782-1852), pedagogo alemán, creador del término kindergarten y considerado el pionero de la educación inicial. El quería “construir algo que tuviera armonía y encerrara un mensaje de unidad”. Su impronta –fuerte acento en el juego, en la relación con la naturaleza y el fomento de las artes– fue clave en el diseño de la educación inicial de Occidente.
El aspecto sanitario estuvo ligado a la educación preescolar desde comienzos del siglo XX. La imposición del guardapolvos blanco –a partir de los 40– también tuvo una connotación higiénica, además de socialmente homogeneizante.
En 1886 comienza la formación de maestras especializadas en el nivel inicial bajo la dirección de Sara Ch. de Eccleston. En 1905 Leopoldo Lugones cerró los profesorados de jardín, que se volvieron a abrir recién en 1935. Mientras tanto, las maestras normales se hicieron cargo de la educación inicial. Fue una época sin un rumbo pedagógico definido, donde a los jardines de infantes se sumaron guarderías, salas cuna, jardines maternales y escuelas infantiles como respuesta a la incorporación de la mujer al trabajo fuera del hogar.
La etapa del primer gobierno peronista es la del resurgimiento, valoración y consolidación de los jardines de infantes y maternales, la promoción y el cuidado de la salud de los chicos, y el afianzamiento de la formación de maestras.

En Catamarca

Catamarca cuenta como antecedente histórico del nivel con la creación del primer Jardín de Infantes anexo de la Escuela Normal “Clara J. Armstrong” en el año 1900, en el que fue designada por el Ministro de Instrucción Pública, Dr. Osvaldo Magnasco, la Srta. Pía Adela Didoménico.
En 1964 ingresan al establecimiento las primeras Profesoras en Jardines de Infantes egresadas de la Escuela Normal “Alejandro Carbó” de la provincia de Córdoba. Estas primeras docentes, entre ellas la mayoría catamarqueñas, recibieron una sólida formación que les significó no solamente más años de estudio, sino una especialización que les permitió desempeñarse con criterios innovadores y creativos para la época.
En la misma década del ‘60 con la creación del Instituto Provincial de Estudios Superiores, dependiente del Consejo General de Educación de Catamarca, se crea la carrera de Profesorado en Jardín de Infantes, egresando las primeras docentes especializadas en 1968. Luego en la primera mitad de la década del 70 se sumaría la propia Escuela “Clara J. Armstrong” con su profesorado de Enseñanza Pre-escolar (1975).
Posteriormente la carrera se cerró, ante la creciente oferta de docentes, para volver desde la gestión privada hace pocos años, y en 2011 a los IES provinciales.

Facebook () | Elesquiu.com (0)
comentarios
Encontr este widget en www.argentina.ar