Crimen del motel

Testigos dijeron que la joven estaba totalmente sometida a su marido

Esta mañana se escucharán los alegatos desde las 8.30 y posiblemente se conozca la sentencia.

Testigos dijeron que la joven estaba totalmente sometida a su marido

Ambos responden por “homicidio agravado por alevosía”.

Ambos responden por “homicidio agravado por alevosía”.

En la segunda jornada del juicio por el “crimen del motel” declararon testigos ofrecidos por la defensa de Jessica Paola Ferreyra (29), a cargo de la abogada Mariana Vera, quienes pudieron dar cuenta de distintos episodios y situaciones en donde notaron que la joven vivía una relación plagada de violencia de género y sometimiento.
En esta mañana se escucharán los alegatos de las partes y, de acuerdo a los tiempos manejados por el Tribunal, es posible que se conozca la sentencia para la pareja.

Testimonios

Por un lado, Celeste Córdoba, quien era compañera de trabajo en la escuela donde trabajaba como ayudante de cocina la ahora imputada, relató que la vio llorando en varias oportunidades y que en una ocasión huyó del lado de Ángel Ariel Leguizamón (32) -también imputado- porque no soportaba más la violencia con la que éste la trataba.
La mujer, que dijo no ser amiga, sino una conocida de Ferreyra, recordó que la albergó por unos días, pero muy pronto Leguizamón llegó a buscarla con los niños en paños menores, por lo que la mujer se vio obligada a regresar al hogar que compartía con el violento.
Luego de esto, relató también que no volvió a tener contacto con la joven, puesto que dejó de saludarla y bajaba la cabeza al verla, según presumió, porque el marido le había prohibido que se acerque a ella.
Otra de las testigos, a su turno, indicó que era común que Leguizamón la lleve al trabajo y se quede en la puerta de la escuela para “vigilarla” durante toda la jornada laboral, es decir que permanecía afuera del establecimiento por horas, mostrando una conducta obsesiva y que llamaba la atención de los compañeros de tareas de la joven.
Según coincidieron, la ahora acusada no tenía permitido tener un celular propio, tampoco amistades, puesto que su marido, presuntamente le prohibía todo esto.

Nueva denuncia

Otro elemento que surgió en el debate de ayer, fue que una de sus compañeras, tras verla sufrir los maltratos y abusos físicos constantes, la acompañó a realizar una denuncia penal.
La defensa de la joven solicitó al Tribunal que esta prueba sea ubicada y agregada a las ya ofrecidas, ya que hasta el momento, la defensa sólo contaba con una denuncia penal contra Leguizamón por violencia de género.
Luego de las palabras de los últimos testigos, el Tribunal compuesto por los jueces César Marcelo Soria, Jorge Rolando Palacios y Patricia Olmi, decidieron pasar a un cuarto intermedio para hoy, cuando se escucharán los alegatos del Ministerio Público, de la querella que representa a la familia de Herrera, a cargo de Claudio Contreras y las de los defensores oficiales con los que cuentan los acusados.

Valorar esta noticia

3% Satisfacción
9% Esperanza
6% Bronca
66% Tristeza
12% Incertidumbre
3% Indiferencia
Comentarios Libres

Copyright © 2017 El Esquiú.com - Todos los derechos reservado