Reconocimiento al Centro Social, Cultural y Deportivo Marco Manuel de Avellaneda

La Cámara de Diputados, a través de un decreto de su presidente, el diputado Fernando Jalil , declaró  de Interés Parlamentario los 75 años, Bodas de Diamante del Centro Social, Cultural y Deportivo‘ “Marco Manuel Avellaneda’", celebrado el pasado 27 de junio. El reconocimiento fue entregado en el despacho de presidencia  a la actual presidenta del centro, Edhit Ovejero. Dicho reconocimiento fue impulsado por la diputada Adriana Díaz. 

 

En sus fundamentos, la legisladora señaló que desde 1943, “el Club se convirtió en un punto obligado de encuentro, por donde transcurrió gran parte de la vida social, cultural y deportiva del departamento chacarero”. Ubicado en calle Pbro. Facundo Segura esquina Tristán Lobo de la ciudad de San Isidro, conforma un núcleo de desarrollo comunitario.

En el predio que ocupa actualmente existía un club de básquetbol muy conocido en Catamarca en esos años, el Club Estudiantes de San Isidro, creado en 1932 y afiliado a la Federación de Básquetbol de Catamarca en la década del ‘40. Nucleaba a jóvenes en la práctica de este deporte, y además se dedicaba a las actividades sociales, bailables, ya que San Isidro junto con Villa Dolores fueron epicentro de las grandes reuniones sociales que había en Valle Viejo, es de esta manera que para darle a ese club una visión más social y cultural, los vecinos decidieron dar forma y crear un centro que tenía tres finalidades: cultural, social y, fundamentalmente, deportivo.

 

El nombre de Marco Manuel de Avellaneda surgió por una propuesta de don Francisco Antonio Vildoza, destacado docente y vecino de Valle Viejo, formulada en la primera sesión constitutiva, como homenaje al mártir, víctima de las guerras civiles argentinas, que no había sido muy reconocido en Catamarca y cuyo padre era catamarqueño.

Marco Manuel de Avellaneda fue hijo de Nicolás Avellaneda y Tula, primer gobernador de Catamarca, nació en la ciudad de San Fernando del Valle el 18 de junio de 1813.

La Institución Centro Cultural, Social y Deportivo “Marco M. de Avellaneda” desde su inicio en el año 1943 hasta 1970, logró la sede y la personería jurídica. Se realizaban numerosas actividades como charlas, conferencias, encuentros, eventos deportivos de envergadura, reuniones sociales. Logró tener un gran prestigio, estaba muy involucrada en la sociedad.

 

Históricamente convirtió a ese sector de Valle Viejo, en el foco de todas las actividades sociales, culturales y deportivas que se realizaban en la zona. Ya en la década del 90 se visualiza con mayor repunte la labor de la entidad, con la llegada a la presidencia del profesor Carlos Cajal Caldelari, quien fue un destacado docente, hombre de iniciativas y de muchas obras, muy conocido en el ambiente chacarero. En 1994 tomó la conducción del club hasta el 2011, en que murió. En ese período hubo un gran desarrollo del centro, logró mensurar, definir bien el predio y realizar el cerrado perimetral; la cancha de básquetbol fue acondicionada, se hizo un playón deportivo. La sede social fue prácticamente derrumbada y se construyó la nueva con todas las comodidades que presenta actualmente, destacando que fue una de las cuatro instituciones que respaldaban lo que era la Fiesta Nacional del Aguardiente.

 

Actualmente, y de la mano de su primer presidenta mujer, la CPN Edith Ovejero, se continúa profundizando en sus actividades comunitarias, fortaleciendo el trabajo en equipo en búsqueda de una transformación cultural cuyo elemento principal es el trabajo en conjunto que aspire a una sociedad moderna e inclusiva.

Valorar esta noticia

57% Satisfacción
42% Esperanza
0% Bronca
0% Tristeza
0% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios Libres

Copyright © 2018 El Esquiú.com - Todos los derechos reservado