Entrevista: Ramón Julio Tapia

“La Liga requiere una modernización”

Casi a las puertas de una nueva asamblea en la que uno de los puntos sobresalientes de será la elección de autoridades para el período 2018/19, el presidente de la Liga de Veteranos de Fútbol inició el díalogo con “3er Tiempo” analizando el por qué de una temporada -la 2017- absolutamente anormal en su desarrollo.


Julio Tapia: Para mí, fue un desastre el campeonato 2017.  Nos faltó gente especialista en el tema, y no sé si decir tanto como especialistas, sino un grupo de personas que entendiera y se ocupara responsablemente de la más conveniente organización de la actividad deportiva.


3er Tiempo: Quizás la cantidad de equipos que participan va en detrimento de una conveniente organización, por ejemplo, tener que aceptar canchas en deficientes condiciones y arbitrajes ocasionales como para completar, ¿no lo cree así?
J.T.: En la Liga, actualmente, tenemos una población de jugadores por demás importante y difícil de ordenar, y nos ocurrió que las competencias no estuvieron diagramadas como yo pensaba. Por otro lado, considero también que faltó control y que los miembros del Tribunal de Disciplina mostraron demasiada debilidad en sus resoluciones ante incidentes de agresiones bastante graves. En este plano me extrañó mucho la actitud de Ricardo Arévalo, Carlos Romero y Víctor Agüero, porque ellos se habían comprometido a hacer bien las cosas. Y fui en reiteradas oportunidades a hablar con ellos para que se endereze la cosa y luego tenía que llegar a dar las explicaciones a los delegados por algunas resoluciones insólitas, como que a uno de los equipos “débiles” se le aplicaban entre ocho y diez meses de sanción, mientras que a otros que “tenían la mejor carne a la hora del asado” debían purgar ocho o diez díaz de penalización. 


3er Tiempo: ¿Quiere decir entonces que el problema no estaría en la cantidad sino en la calidad del servicio?
J.T.: En cierta medida. Porque si bien en nuestra comunidad tenemos una franja etaria de los 34 años que por ahí no encuentran su espacio de recreación y se insertan en la Liga, también es cierto que muchos llegan de un corto período de transición entre las primeras divisiones de nuestro fútbol y su actuación con los “veteranos”. Y allí es donde considero - y así se los planteé a los delegados - que se deberían suspender las afiliaciones al menos por un par de temporadas, para comenzar a los 36.


3er Tiempo: ¿Durante su gestión contó con la participación y apoyo de las instituciones afiliadas?
J.T.: En relación con eso, debo decir que en ocasión de jugarse en nuestra provincia el Campeonato Argentino de Veteranos, les trasladé la invitación a los presidentes de los clubes no solo para que acudieran a presenciar, sino también para pudieran aportar chicos, jóvenes o quienes designaran para tareas de planillaje, alcanzapelotas, etc., funciones para las que estaba dispuesto un pago para cada uno de los participantes. Pero a nadie le interesó, salvo a los clubes Astrada y Parque Daza, cuyos delegados se presentaron con su grupo de chicos predispuestos a dar una mano en todo lo concerniente a la organización.

 

3er Tiempo: ¿Fue producto del éxito económico del Campeonato Argentino la decisión de regalar indumentaria a todos los equipos?
J.T.: No precisamente. La decisión fue utilizar el dinero existente antes del Argentino, ya que en ese momento la Liga contaba con suficiente como para afrontar el gasto, y lo prometido llevó la intención de que pudieran cumplir con lo establecido en los reglamentos de la institución, que indican que los equipos participantes deben presentar  indumentaria de diseños y colores identificatorios para la competencia. Y lo que se prometió - quiero aclararlo - solamente era una juego de camisetas para cada uno”.


3er Tiempo: ¿Qué desea que ocurra en la Liga en los próximos años?
J.T.: La Liga necesita una modernización en su estructura. Pero para eso, pienso que los presidentes de las afiliadas deben reunirse con un solo propósito, el de colaborar brindando garantías de buen comportamiento de cada uno de sus representantes, que transformen el seno de la Liga en un  ámbito de iguales, que por más poderosos que se piensen como instituciones no pretendan tener un trato diferenciado, que cumplan con el estatuto y los reglamentos vigentes en nuestra institución.


3er Tiempo: ¿Cree conveniente implementar nuevamente la figura de “veedor”?
J.T.: Si hay algo que hice bien el año pasado - y de eso me jacto - es haber agregado a los muchachos de la Cooperativa de Árbitros, primero por qué todos tiene el derecho de trabajar y en segundo lugar porque en la Liga hay que sumar esfuerzos y colaboraciones. Existe una edad límite en el arbitraje - creo que es de 50 años - y si se cumpliera quedarían varios fuera de competencia. Entonces a ellos se los podría agregar como veedores, ya que cuentan con la antigüedad y experiencia en el juego que tranquilamente podrían aplicar, quizás en principio en partidos  de pronósticos reservados para luego ampliar su participación en todo el desarrollo de cada competencia.


3er Tiempo: En algunos días más se hará la asamblea que designará las nuevas autoridades en la Liga. A partir de allí, ¿qué hará Julio Tapia?
J.T.: Como primera medida, cada mañana de los días lunes me levantaré para enterarme por medio de “3er: Tiempo” qué ocurre en la Liga de Veteranos, y a partir de las noticias me transformaré en un celoso custodio de evitar las transgresiones a todo lo estatuído en nuestra querida Liga; luego colaborar con mi club Maderera Concepción, agradezco haber sido la vía para llegar a cumplir mis aspiraciones dirigenciales. Y, si Dios lo permite, ya que vengo de superar medianamente una difícil complicación en mi salud, volver a la práctica activa del fútbol, disciplina que también me dio demasiado.
 

Valorar esta noticia

66% Satisfacción
16% Esperanza
8% Bronca
0% Tristeza
8% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios Libres

Copyright © 2017 El Esquiú.com - Todos los derechos reservado