Correo&Opinin

Inmigrantes en la mira: nuevo auge de un debate social recurrente

Por Andrés Barsky (*) y Laura Reboratti (**)

 

En las ltimas semanas, una serie de ideas que atribuyen a los inmigrantes un impacto negativo en la sociedad circularon intensamente a través de los mbitos comunicacionales. Por un lado, el senador nacional que preside el principal bloque por la oposicin declar que Argentina es un pas que funciona como compensador de los desajustes sociales y de seguridad que se dan en otros pases de América del Sur.
 
Por otra parte, un importante periodista televisivo emiti un informe titulado "Argentina, pas generoso, en el cual se contabilizaron los gastos que genera para el Estado Nacional el hecho de que haya estudiantes extranjeros cursando carreras en la Universidad de Buenos Aires (lo que gener un pedido de informacin por parte de la comisin de Educacin de la cmara de Diputados), as como se mencionaron cifras acerca de cuntos extranjeros se atienden gratuitamente en los hospitales pblicos de la provincia de Buenos Aires.

La generacin de discursos que enfatizan en la cantidad de extranjeros que ingresan al pas y disfrutan de sus beneficios no es novedosa en nuestra sociedad. A fines de los aos noventa, cuando el desempleo rondaba el 15 %, también se registr un breve pero intenso brote de xenofobia que atribua a los extranjeros la pérdida de puestos de trabajo en detrimento los trabajadores nacionales.
 
En aquella oportunidad, tales ideas fueron trasmitidas explcitamente desde distintas instancias oficiales y sindicatos como la Unin Obrera de la Construccin (Uocra) jugaron un rol esencial a la hora de difundirlas entre sus agremiados. La salida traumtica de la Convertibilidad y el contexto econmico posterior a la crisis desplazaron el tema de la agenda pblica, hasta que nuevamente volvi a cobrar fuerza en la actualidad.

La pgina del Observatorio del Conurbano de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS) dispone de un banco de datos accesible on-line que permite poner en perspectiva la temtica. De acuerdo con los censos de poblacin y vivienda, desde 1869 hasta hoy los migrantes de los pases limtrofes representan entre el 2 y el 3 % de la poblacin del pas.
 
El censo del ao 2010 muestra que del total de la poblacin solamente el 4,5 % eran personas nacidas en otro pas, siendo los paraguayos el 1,37 % y los bolivianos el 0,86 %. Esto significa que an sumados los paraguayos y los bolivianos (2,23 %), siguen siendo menos que la suma del resto de los migrantes extranjeros.
 
Lgicamente, la distribucin geogrfica de la poblacin es dispar de acuerdo de qué jurisdiccin se trate. En valores absolutos, en la provincia de Buenos Aires se verifica la mayor presencia de bolivianos y paraguayos, donde llegan a sumar 540.000 personas, as como en la Ciudad Autnoma de Buenos Aires llegan a 157.000.
 
En el resto del pas, la suma de bolivianos y paraguayos es menor a 30.000 personas en las provincias donde tienen mayor presencia y menor a 5.000 en la gran mayora. Por lo tanto, la presencia de inmigrantes de pases limtrofes tanto en términos relativos como absolutos no se verifica en nmeros "alarmantes.
 
En todo caso, s se vuelve ms notoria su presencia en determinadas ciudades que concentran poblacin de ese origen y particularmente en ciertos barrios, donde se han nucleado y armado sus grupos de pertenencia.

El tema del impacto econmico de las migraciones est muy estudiado en otros pases. En el ao 2006, en Espaa un estudio de Caixa Catalunya demostraba que el milagro del crecimiento econmico espaol -que era de 3% a 4% anual-, se deba en gran parte al aporte de los extranjeros a la economa. Incluso calculaban cunto aportan al Estado y cunto se llevan del Estado. Y en 2011, un estudio realizado por la Obra Social de la Caixa -en un contexto posterior a la crisis econmica generada a partir de 2008- dio el mismo resultado. Siempre en el clculo es superior lo que aportan a lo que se llevan: recaudacin fiscal, porcentaje de crecimiento, aportes al producto bruto interno, etc.

En el caso de Argentina, acontece la misma situacin. Por ejemplo, es de muy alta relevancia el rol del agricultor boliviano que cultiva en los alrededores de la ciudad y produce lo que la poblacin come todos los das en la ensalada.
 
En los cinturones verdes de las distintas reas metropolitanas del pas estos agentes econmicos cumplen una funcin central porque la mayor parte de esa produccin hortcola es generada por ellos. Por lo tanto, la colectividad boliviana est aportando de manera esencial a la seguridad alimentaria de la poblacin.
 
Ello significa que los inmigrantes se desempean en una serie de actividades econmicas (construccin, textil, produccin de alimentos, comercio, cuidado doméstico) que son importantsimas para el funcionamiento de la sociedad.

En definitiva, los datos estadsticos muestran que el porcentaje de poblacin extranjera en nuestro pas dista de ser "alarmante, tal como se ha difundido en los ltimos tiempos. Pero s resulta fundamental el rol que cumplen los inmigrantes en determinados sectores de la economa, donde su insercin es significativa.
 
La construccin de un imaginario social que percibe negativamente su presencia ha cobrado fuerza en determinados momentos histricos. Tal recurrencia parece explicarse por complejidades de la misma sociedad que operan a otro nivel.

(*) Coordinador de Investigacin del Instituto del Conurbano en Universidad Nacional de General Sarmiento.
(**) Investigadora del Instituto del Conurbano en Universidad Nacional de General Sarmiento.

 

¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios Libres

Copyright 2018 El Esqui.com - Todos los derechos reservado