El comportamiento del cobre

jueves, 10 de abril de 2014 00:00
jueves, 10 de abril de 2014 00:00

A continuación, el informe mensual elaborado por la Synergia Consultores sobre el mercado internacional del cobre del mes de marzo.
Al cierre de Febrero, el cobre refinado se cotizó en US$ 7.097,5 por tonelada (28/02/2014), de acuerdo a lo operado en la bolsa de Londres. Con ello, el precio promedio del mes de febrero alcanzó a US$ 7.152,15/t, lo que representa una caída del 2,0% respecto a enero (US$7.294,9) y del 11,4% respecto a febrero/2013.
Los distintos metales básicos, al igual que otros commodities, se encuentran en retracción luego del boom experimentado en los últimos años. Salvo en los casos del estaño y el zinc, el resto de los metales han experimentado caídas interanuales superiores al 10%.

Inventarios de cobre refinado

Los inventarios de cobre en los almacenes monitoreados por las distintas bolsas internacionales (LME-Reino Unido, COMEX—USA y SHFE-China) culminaron Febrero/ 2013 en niveles marginalmente superiores a los observados en Enero pasado. A fines de febrero de este año, los inventarios de cobre refinado totalizaron 486,8 mil toneladas, algo superior a los 480,3 mil registrados en enero y 34,3% inferiores a los relevados en igual período de 2013 (740,9 mil toneladas).
Los datos de febrero continúan reflejando la sólida demanda de mercado, con inventarios muy por debajo de los observados a inicios de 2013. Más allá del consumo, pueden incidir en esta variable los stocks acumulados en almacenes no monitoreados por las bolsas de metales, especialmente en China.

Oferta y demanda de cobre

De acuerdo a datos del Monthly Copper Bulletin de Febrero (ICSG), la oferta de cobre de mina para el período Enero - Noviembre se estimó en 16,4 millones de toneladas, mientras que igual período de 2012 se habían obtenido unas 15,2 millones (+8,2%).
Cabe destacar que del total de cobre de mina, el 78,9% correspondió a concentrados y el resto al obtenido mediante el método SX-EW (extracción por solvente y electroobtención). En lo que respecta a la producción de cobre refinado, la misma se ubicó en 1.863,6 mil toneladas en Noviembre/ 2013, acumulado 19,17 millones de toneladas en Enero-Noviembre (+4,7% var. a/a).
Del total, producido, el 31% provino de China, mientras que, por otra parte, el 81,9% correspondió a cobre primario y el resto a cobre secundario (obtenido a partir del reciclaje).

Demanda

El ICSG estimó en 1.993 mil toneladas el uso aparente de cobre refinado en Noviembre/2013 (+16,1% var. a/a). En el período Enero-Noviembre, por su parte, se consumieron 19,55 millones de toneladas, apenas 3,5% más que en el año anterior. El incremento del uso aparente estuvo motorizado por la demanda china, la cual aumentó 6,4%. La U.E.(15), por su parte, registró una leve caída de 0,4%, mientras que en Estados Unidos se observó una mejoría de 4,3%.

Balance de mercado

De acuerdo al ICSG, el mercado presentó un déficit inicial de 375 mil toneladas de cobre refinado, casi 35% menor a lo estimado 2013. Sin estacionalidad, es decir, sin considerar las diferencias atribuibles a causas propias de los meses en análisis, el déficit se estimó en 337 mil toneladas.
De acuerdo a la nueva metodología del ICSG, la cual estima los cambios en los inventarios no regulados en China, el déficit se habría ubicado en 674 mil toneladas frente a las 46 mil de igual período de 2012.
De acuerdo a estos datos, el mercado se encuentra muy demandado, aunque ello no se tradujo fuertemente en los precios.

Perspectivas de mercado

En esta sección se presenta la evolución reciente de los indicadores económicos de los principales países y zonas demandantes de cobre refinado.

CHINA

Datos provisorios indican que la economía china creció 7,7% en el cuarto trimestre de 2013. Con ello, el PBI chino creció en igual proporción respecto a 2012, lo cual configura el valor más bajo desde 1999.
El índice PMI (Índice de Gerentes de Compras) del sector manufacturero arrojó en febrero un valor de 48,5 puntos, ligeramente inferior al valor relevado en enero (49,5)*.
La debilidad en la industria china se refleja tanto en los niveles de producción como en los nuevos pedidos a las empresas, tal como reflejan los subíndices del PMI. Dadas las festividades del Año Nuevo, no existen mayores datos que reflejen el estado actual de la economía asiática.

ESTADOS UNIDOS

En el último mes se conocieron buenas noticias en relación a la economía estadounidense. El PBI de Estados Unidos creció 2,5% en el cuarto trimestre de 2013. Con ello, se cierra 2013 con un aumento de 1,9% respecto de 2012.
El dato registrado, inferior al 2,8% de 2012, confirma la lenta recuperación de la economía de Estados Unidos, algo que denota la severidad de la crisis preexistente. Cabe resaltar que este crecimiento se asentó tanto en mejoras en el consumo, en el gasto gubernamental, las inversiones y en las exportaciones. La nueva presidente de la Reserva Federal, Janet Yellen, indicó que dará prioridad a mejorar el crecimiento de la economía estadounidense, cuyos valores se encuentran por debajo de los objetivos de la autoridad monetaria. Por su parte, la producción industrial se incrementó en enero 1,5% respecto a igual mes de 2013 y se contrajo 0,8% en relación a diciembre, debido, principalmente, a las severas condiciones climáticas del mes. El índice PMI del sector manufacturero experimentó en febrero una recuperación, luego de la fuerte caída de enero. Registró un valor de 53,2 frente a 51,3 de enero, reflejando todavía en algunas industrias los efectos de las condiciones climáticas de enero y febrero.
Entre los distintos subíndices, se observó un valor inferior a 50 en el correspondiente a producción, mientras que se ubicaron en zona de expansión los referidos al empleo, nuevas órdenes, inventarios, entre otros. En lo atinente al mercado laboral, las estimaciones de creación de empleo urbano se situaron en 175 mil puestos en febrero, mientras que en enero se estimaron 129 mil nuevos puestos.
El dato refleja una sólida creación de empleo, luego del magro desempeño de la economía en este aspecto a finales de 2013 e inicios del presente. Deben esperarse nuevos datos para confirmar si existe un cambio de tendencia en el mercado.
La tasa de actividad, indicador de la salud del mercado laboral, se situó en 63 puntos porcentuales de población, igual al valor relevado en enero y algo inferior al observado un año atrás (63,5 p.p.).
Por su parte, el desempleo creció levemente del 6,6% en enero al 6,7% en febrero/2014, afectando a aproximadamente a 10,46 millones de personas. Cabe resaltar que un año atrás el desempleo se situaba en el 7,7% de la población activa, con casi 12 millones de personas con esta problemática.

EUROPA

Luego de la recuperación inicial de la crisis iniciada en 2007/08, las principales economías de Europa se encuentran en una etapa de magro crecimiento.
La economía de la Unión Europea creció apenas un 0,1% en 2013, mientas que la Eurozona (18 países) se contrajo 0,4%. Alemania, motor de la economía continental, apenas creció 0,4%, mientras que en 2012 había crecido 0,7%. Francia, por su parte, experimentó un crecimiento casi nulo en 2012-2013.
La economía del Reino Unido, por su parte, culminó un buen 2013 al crecer 1,9%. Italia, por el contrario, no logra su recuperación y su PBI se encuentra 4,25% por debajo de lo observado en 2011.
En lo que respecta al sector manufacturero, el índice PMI de la Eurozona arrojó un valor de 53,2 en febrero, con una leve caída respecto del valor registrado en enero (54,0). Con ello, se acumulan ocho meses consecutivos de expansión del sector.
La industria manufacturera se encuentra en terreno de expansión en las mayores economías de la Eurozona: Alemania (54,8), Países Bajos (55,2), Italia (52,3), España (52,5), entre otros. La industria francesa, todavía en terreno contractivo, ha marcado su mejor dato en los últimos cinco meses (49,7).
La industria del Reino Unido mantiene una vigorosa performance: el índice PMI arrojó un valor de 56,9 en febrero frente al 56,6 estimado en enero. La sólida demanda interna y una mejora en el frente externo, explican el crecimiento tanto en la producción, la inversión y la creación de empleo en el sector industrial.
En el mercado laboral, por su parte, no existen mayores novedades. En enero, el desempleo en la Unión Europea (28 países) se mantuvo en 10,8% de la población activa, afectando a aproximadamente 26,2 millones de personas.
Por su parte, la tasa de desempleo en la Eurozona (18) se mantiene estable en torno al 12% desde Octubre/ 2012, en niveles históricos máximos. En enero, el desempleo afectó a 19,2 millones de personas (12% de la población activa).
Finalmente, las autoridades monetarias de la Eurozona no vislumbran serios peligros de deflación en el corto plazo, a pesar de que el índice armonizado de precios minoristas arrojó un incremento anual de 0,8% en enero/2014. Este valor se encuentra lejos del 2,0% fijado como meta por el Banco Central Europeo y por debajo del 1,0%, considerado como valor crítico para considerar los riegos de deflación.
Cabe señalar que el Banco Central Europeo se encuentra muy influenciado por la tradicional aversión alemana contra la inflación. Por ello, se abstiene de implementar políticas monetarias más activas en pos de impulsar la economía debido a los riesgos inflacionarios que conllevan.
 

Comentarios

Otras Noticias