Renacer de la “Rosa del Inca”

jueves, 22 de mayo de 2014 00:00
jueves, 22 de mayo de 2014 00:00

Minas Capillitas, el yacimiento de rodocrosita ubicado en Andalgalá, que es considerado único en el planeta por la calidad y cantidad de la piedra preciosa que produce y que provee desde hace más de un siglo a los mercados internacionales -principalmente asiáticos-, podría tener un renacimiento tras años de abandono y desinversión, que tendría importantes repercusiones sociales. Es que recientemente se concluyó un estudio geofísico sobre la mina Ortiz -de donde se extrae la roca más pura y valiosa- sobre una veta que podría comenzar a explotarse a fin de año.

Uno de los motivos por los cuales el gobierno de la provincia decidió crear la empresa Catamarca Minera y Energética Sociedad del Estado (Camyen S.E.), fue darle otro impulso al desarrollo minero, permitiéndole al Estado ser parte de la explotación y así obtener mayores beneficios. Lo que ocurre en Minas Capillitas por estos días es el resultado de esa política.

Daniel Eduardo Issi, presidente de la empresa, en diálogo con ConTexto Minero, dio a conocer los resultados de los estudios que se encararon este año con los recursos que se producen con la comercialización del mineral. Un logro importante, teniendo en cuenta la juventud de la empresa, y las potencialidades que de allí se desprenden.

“Capillitas es una mina que explota rodocrosita con una calidad única en el mundo”, subrayó Issi, aunque lamentó que “en su momento no se hicieron las inversiones necesarias, lo cual ahora está impactando en la calidad del mineral que estamos sacando. Es una veta que está envejecida, no tiene la calidad de años anteriores”.

Fue por ello, que, hace poco más de un mes y medio se encaró una prospección geofísica que arrojó alentadores resultados.

“La semana pasada finalizamos los trabajos de geofísica para determinar la mineralización, cuál es la forma, dónde está, a qué profundidad; y después hacer un complemento con lo que van a ser una serie de perforaciones”, detalló. Estas perforaciones darán más información a los geólogos para establecer la cantidad de mineral a explotar. Las perforaciones comenzarán en un plazo de treinta a cuarenta y cinco días aproximadamente. “Cuando tengamos la forma y la forma masa del mineral, vamos a ingresar con un cortaveta para llegar y realizar una extracción; la idea es tratar de mecanizarla (a la extracción) y hacer algo mucho más moderno de lo que tenemos hoy en día”, añadió.


Más y mejor

Issi señaló que todo este trabajo que impulsó la Camyen apunta principalmente a lograr, en el corto plazo, que se incremente la cantidad y la calidad de la producción.

“El tema del estudio geofísico llevó un mes y medio; en un mes más o cuarenta y cinco días estamos en condiciones de perforar. Esa campaña nos puede llevar dos meses, así que creemos que a fin de año tendríamos que estar con el túnel cortaveta finalizado y haciendo la extracción del mineral”, evaluó.
I
ssi sostiene que Capillitas tiene aún gran potencial. De los distintos sectores que tiene el emprendimiento se mantienen niveles estables de extracción, pero los estudios recientemente realizados apuntan a garantizar una buena provisión de “Ortiz”, que tiene en el mercado una cotización de más de 100 dólares el kilo -aunque en el mercado “negro” se llega a pagar hasta 700 dólares- .

“Cuando completemos el proceso, podamos hacer la extracción y tengamos una base económica suficiente, vamos a emprender otros estudios para ampliar el margen de reserva que tiene la mina”, anticipó, al tiempo que añadió: “Y no sólo en rodocrosita, porque Capillitas es una mina polimetálica, tiene cobre, zinc, oro, plomo, queremos ver si se puede explotar toda esa masa de mineral que rodea a la rodocrosita”.


Abastecimiento

La nueva veta, cuando esté operativa, paliará los déficit de producción ante la demanda existente. “El posicionamiento en el mercado sigue siendo bueno porque Capillitas es única en el mundo; pero no logramos satisfacer las cantidades que requieren los compradores, que son muchos”, explicó.

Los principales compradores con los que opera la Camyen S.E. son de Buenos Aires, pero el destino final son los mercados asiáticos, que concentran el mercado de piedras preciosas a nivel mundial.

Actualmente, la empresa estatal no está en condiciones de poder comercializar directamente a los mercados internacionales. Una de las dificultades es la falta de certezas en cuanto a los volúmenes de producción y calidad en el tiempo, según explicó Issi. “Por eso vendemos a compradores grandes y ellos se encargan de la exportación”, indicó.


Brechas inexploradas

Una parte de la producción de rodocrosita se destina a aprovisionar a los artesanos locales -principalmente andalgalenses-, a quienes a demás, a través de la Camyem y la Secretaría de Minería se los ha dotado de herramientas y capacitación para que continúen trabajando y otorgándole un valor agregado al material.
I
ssi explicó que la mayor parte de los artesanos trabajan en joyería, pero se está tratando de explotar otra “veta” aquí también. Una buena parte del mineral que se extrae es de descarte y tiene muy poco valor de venta. Por ello se está tratando de incentivar a los artesanos a que trabajen con ese material en la confección de otros artículos que podrían captar un mercado importante.

“Con ese descarte, se podrían fabricar artículos como mesas, mesadas, bachas para baño, que serían piezas únicas, con diseños exclusivos y que hoy en día no hay en el mercado, por lo que tendría un mercado amplio que aún no está desarrollado”, especuló Issi, quien consideró que de esta forma se podría apuntar a un mercado exclusivo.

Comentarios

Otras Noticias