CORREO DE LECTORES

“La admirable capacidad analítica de un hombre de bien...”

martes, 23 de noviembre de 2010 00:00
martes, 23 de noviembre de 2010 00:00

Los directivos del diario El Esquiú.com, nacido a la luz el martes 3 de agosto de 2010, haciendo honor al ideario que los nutre, publicaron sin más un comentario de mi firma titulado “Ejemplar y tenaz búsqueda, por años, de Justicia en Catamarca” (Año 1, Nº 67, Viernes 08/10/2010). En su diálogo cordial, el diario aportó lo suyo y dijo al respecto: “Una carta de apoyo que un ciudadano quiso brindar públicamente en favor de alguien que conoce y por el que aboga”.
Abogar quiere decir “interceder”, “hablar en favor de...” y para ello me afirmaba en palabras del Padre Esquiú que oportunamente había dicho: “La felicidad pública proviene de la justicia y de la virtud”. Por nuestra humildísima parte, nos esforzamos por seguir esa línea de conducta y de vida, cosa que hoy repetimos con el mejor talante, ante la detenida lectura y meditación de otro envío amigable que nos hizo el ciudadano ingeniero civil don Oscar Carlos Niéderle, DNI 3.423.703. Se trata de una presentación tribunalicia de 15 páginas, con más el agregado de una fotocopia de mi aporte periodístico, con este comentario de su parte: “En él se verifica que han tomado estado público las irregularidades que denuncio, poniendo en evidencia las falacias de nuestro sistema judicial”. Presentación formalizada a horas nueve del día ocho de noviembre de 2010 ante el señor Juez de Primera Instancia en lo Civil Nº1, Dr. Jorge Avellaneda; todo ello con referencia al Expediente Nº 469/2000, y el objeto siguiente: a) Precisar irregularidades en el Expediente de referencia; b) Solicitar la anulación de las Escrituras 663/02, 665/02 y 666/02; c) Solicitar la anulación de todo lo actuado en el Expediente 469/2000 a partir del 06/02/2003 y d) Solicitar la inmediata restitución al suscripto de la titularidad del Expediente 469/2000”.
De la lectura de la citada presentación tribunalicia se deduce sin mayor esfuerzo que todo gira en torno del Expdiente 469/2000, por el que se tramita una indemnización resarcitoria millonaria por daños y perjuicios, que deberá afrontar en su momento el propio Estado Provincial, en el supuesto de ser vencido el juicio, de conformidad con las probanzas aportadas por el señor ingeniero Oscar Carlos Niéderle, de conformidad con el título que he dado a estas líneas, “La admirable capacidad analítica de un hombre de bien, traicionado y ofendido y negado de Justicia”, cuya publicación solicito y agradezco profundamente desde ahora mismo.

Luis Alberto Cárdenas
Ciudadano
LE 3.426.135
Diego de Rojas 569 - Catamarca

Respuesta
El pedido de publicación formulado por el lector lógicamente tiene cabida, pues se trata de un caso que sigue y le preocupa, que tiene por protagonista a un amigo suyo.

Comentarios

Otras Noticias