TESTIMONIOS

Cuenta con apoyo del pueblo

domingo, 19 de diciembre de 2010 00:00
domingo, 19 de diciembre de 2010 00:00

El 10 de diciembre, el gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner cumplió 3 años. Nunca, por lo menos que yo recuerde, una gestión fue tan acosada por la oposición. Casi hasta el destrato, la presidenta de la Nación debió soportar la constante artillería pesada del poder concentrado.
Su respuesta fue siempre más y más política de inclusión, más y más profundización, más y más equidad y justicia social.
La decidida concreción del modelo nacional y popular que llevaron adelante con Nestor Kirchner fue desarrollándose pese a los palos en la rueda y las amenazas cuasi golpistas de los sectores que jamás permitieron que sus intereses fueran siquiera rozados por políticas que osaran equilibrar la balanza.
Estoy convencida que, como nunca antes, estamos, gracias a las decisiones tomadas en los períodos de gobierno de Néstor y Cristina, discutiendo asuntos pendientes, temas trascendentales e impostergables como la política de derechos humanos; la democratización de la comunicación a través de la ley de medios; la inclusión social de la niñez y la juventud merced a la asignación universal por hijo y su reciente ampliación.
Y, en el otro extremo de la vida, la inclusión de los adultos mayores que estaban irremediablemente privados de la seguridad social, a quienes les permitió acceder dignamente a una jubilación y una obra social y las mejoras en los haberes jubilatorios, congelados durante décadas y aún recortados en la década del ‘90; la ley de matrimonio igualitario; la defensa a ultranza de los vínculos con los países latinoamericanos; la Unasur; la política exterior que nos ha relacionado con el mundo desde un lugar de dignidad y protagonismo.
También es de destacar la desvinculación del FMI de nuestra política económica interna desterrando la lamentable genuflexión de nuestro país ante ese organismo de cuya naturaleza perversa y destructiva sobradas muestras hemos tenido; la postura en defensa de la democracia defendida y compartida con el resto del continente; las políticas a futuro y no meramente coyunturales; en fin, la dirección y el sentido tomado y sostenido desde el primer momento con claridad de ideas y objetivos.
La Presidenta cuenta con el apoyo del pueblo para seguir adelante. El pueblo en asamblea espontánea le pidió a viva voz que continúe con el modelo y que avance en las acciones que permitan aquella redistribución de la riqueza tan pregonada por muchos y que sólo ella está intentando llevar adelante a pesar de las embestidas del amplio arco opositor y los intereses que representa.
Como argentina siento un profundo orgullo por tener a esta formidable mujer al frente del poder ejecutivo. Creo en el diseño de país que ella consolida a cada paso. Creo en su coraje y su inteligencia. En su estatura de estadista respetada en el mundo, en su capacidad intelectual y en sus convicciones.
Sé que no va a vacilar ni claudicar a la hora de defender los intereses del pueblo que la eligió y seguramente volver a elegirla en el 2011, porque ha demostrado sobradamente que, en este momento de nuestra historia, es la única que puede, y quiere, conducirnos a un venturoso porvenir.
Cristina, como Nestor Kirchner, no dejó sus ideales en la puerta de la casa de gobierno sino que sigue concretándolos en hechos que vivimos y palpamos cada día.
En lo personal, agradezco todo ello en nombre de los 30.000 desaparecidos y de todas las generaciones que lucharon por ese país mejor que sin duda nos merecemos.

Teresa Parodi
Cantante
 

Comentarios

Otras Noticias