Correo de lectores

El origen de Kilómetro 11

Una historia interesante y no tan difundida sobre el origen de este emblemático himno del Litoral.
martes, 17 de agosto de 2010 00:00
martes, 17 de agosto de 2010 00:00

Sr. Director

Como amante del folclore y de todas las expresiones de nuestra cultura, quisiera compartir a modo de colaboración la historia de una de nuestras canciones más conocidas, Kilómetro 11, porque difundir lo nuestro también es hacer patria, ahora que tantos nos invaden con productos extranjeros.
Se cuenta que Tránsito Cocomarola fue un autodidacta de la música, y ya de chico había aprendido a tocar sin maestro en un acordeón de ocho bajos y veintiún botones (las llamadas “verduleras”). A los trece años ya era un músico profesional, y luego aprendió a tocar el bandoneón, también en forma autodidacta. Antes de cumplir 18 años ya tenía su propio conjunto, el “Trío Cocomarola”, integrado por Leónidas López y Rafael Canteros en guitarras y Cocomarola en bandoneón. Luego formó el “Conjunto Cocomarola”, con el que actuó por todo el litoral, la provincia del Chaco, el norte de Santa Fe, y otras zonas de la región.
A fines de la década del 30, cuando se trasladaban por la ruta para realizar una de esas actuaciones, el vehículo que los llevaba tuvo una pinchadura. No hubo más remedio que detenerse para cambiar el neumático, y mientras uno de ellos lo reemplazaba por la rueda de auxilio, Cocomarola y Félix Vallejo se pusieron a improvisar. Todavía brillaba la luna, y en ese lugar solitario de una ruta de Corrientes fue apareciendo una melodía que luego recorrería el mundo.
Un viejo cartel algo descolorido que indicaba el punto en que se hallaban determinó el nombre de lo que acababan de crear: Km 11.
Así nació la melodía, pero todavía falta saber cómo un tema surgido de un percance en una ruta deriva en una letra romántica.
Más o menos en 1940 Tránsito Cocomarola se trasladó a Buenos Aires, donde tomó clases de música con Antonio Gianantonio durante tres años. En la misma época Constante Aguer tomaba clases de solfeo cantado con el mismo profesor, de manera que ambos se conocieron allí y se hicieron amigos. Según cuenta el propio Aguer, Cocomarola le pasó la música de dos temas para que les pusiera letra, pues los iba a grabar: “Belleza correntina” y “Kilómetro 11”. Sin embargo, como sucedió luego con otros temas que compusieron juntos, no le informó sobre qué idea había compuesto la música, ni el por qué del nombre, de manera que Aguer imaginó un romance en un lugar determinado, que sería el Kilómetro 11. Constante Aguer hizo dos letras, una en castellano y otra en guaraní, pero como en el disco no se podían exceder de los tres minutos, para la primera grabación se usó solamente la versión en castellano.
Tránsito Cocomarola realizó la grabación en 1944 junto al dúo que formaban José Cejas y José Ledesma.
El tema llegó a tener un alcance mundial, y la letra fue traducida al alemán, francés, italiano, portugués y hebreo. En la Argentina forma parte del repertorio de más de 200 intérpretes de renombre.
El material me llegó a través de un amigo también interesado en estos temas, y me pareció muy bueno compartirlo con otros catamarqueños, ya que creo que aquí somos muchos los que apreciamos la buena música y defendemos la cultura nacional.

Carlos Albarracín
Belén

Comentarios

08/10/2016 | 17:50
#1
tambien imagine que el titulo era por algo romantico lo que es la imaginacion del poeta· muy bueno

Otras Noticias