Correo de lectores

82 por ciento móvil

Análisis económico sobre la manera en cómo se financian los aportes jubilatorios.
miércoles, 01 de septiembre de 2010 00:00
miércoles, 01 de septiembre de 2010 00:00

Sr. Director

Según una iniciativa de la oposición, se pretende que automáticamente se abone el 82% móvil a los jubilados. En pocas palabras significa que cada trabajador que se jubile cobre el equivalente al 82% del trabajador reemplazante.
El sistema jubilatorio argentino data de aproximadamente el año 1904, donde se podían jubilar los empleados públicos, siendo el gobierno justicialista de Juan Domingo Perón el que prácticamente lo extendió a todos los sectores de la actividad productiva.
Un importante antecedente encontramos en la Ley 14499, que fue sancionada en la época del gobierno desarrollista de Arturo Frondizi, donde se pretendía implementar el 82% en cuestión a la fecha.
A modo de comentario, es importante dejar establecido que en una primera etapa, cualquier sistema jubilatorio es rentable y obtiene un importante superávit; en la época de la presidencia de Arturo Frondizi, existían cuatro (4) asalariados por cada pasivo.
A los fines de graficar numéricamente esta situación, los aportes al sistema jubilitario son los siguientes: 11% aporta el trabajador y el 16% contribuye el empleador, es decir que el sistema jubilatorio se nutre del 27% del sueldo bruto que percibe un trabajador.
Claramente se ve que si como sistema puedo percibir el equivalente a cuatro (4) 27% sumaría 108% sobre un monto bruto determinado, con lo cual fácilmente podría abonar el 82% . Simple cálculo: 108 – 82 DIFERENCIA A FAVOR DEL SISTEMA 26%.
Pero este simple cálculo no es sostenible en el tiempo, puesto que, por ejemplo en la actualidad, existe un trabajador y medio por cada pasivo, por lo cual siguiendo el simple cálculo anterior:
27% por 1.5 igual a 40.5% de aporte, con lo cual está más que demostrado que en la actualidad un pasivo no podría percibir más del 41% sobre lo percibido por un trabajador activo.
No hay que ser un genio para advertir que si, en el mejor de los casos, la suma del aporte personal y la contribución patronal equivale a 27% del salario, se necesitan por lo menos 3 aportantes (denominados activos) por cada jubilado (denominado beneficiario, o pasivo).
A la fecha el salario mínimo es de $ 1.500 mensuales, lo cual implica que –según la iniciativa en consideración la jubilación mínima debería ser de $ 1.230. Esto significa aumentar casi 40% a esta última, pero tomando en cuenta el aumento recientemente dado a conocer por la Sra. Presidenta, la jubilación minina rondaría los $ 1.100, con lo cual se necesitaría de otro aumento de orden del 11% .
En la actualidad más de 80% de los jubilados percibe la jubilación mínima. Esto quiere decir que, de aprobarse la iniciativa, más del 80% de los 6 millones de jubilados vería aumentado sus ingresos casi 40% ( 28% ya anunciado y 11% que faltaría).
Entiendo que debería darse una campaña importante atacando el trabajo denominado en negro, que según información del propio gobierno nacional asciende al 40%. Me da la impresión de que, al igual que en otros momentos se realizó, se debería incentivar el blanqueo de los trabajadores con beneficios en una primera etapa, es decir la eliminación de multas y de deudas para aquellos empleadores que logren blanquear a sus trabajadores, y asimismo una importante disminución en la contribución patronal, y por último una medida que desde mi punto de vista es imperioso tomar: realizar los aportes y contribuciones sobre la base de 8 horas trabajadas.
A modo de ejemplo, si un trabajador cumple con 4 horas de trabajo efectivo, los aportes y contribución sobre la Seguridad Social se realizan sobre dicha base, pero los aportes al sistema de Obra Social se realizan sobre la base de 8 horas, porque se entien de que a un trabajador no se le puede prestar la mitad de los beneficios sobre la Obra Social, pero en caso de Jubilación en el peor de los casos se jubila con la jubilación mínina, aportando la mitad que otro pasivo en las mismas circunstancias.
Por último y a modo de conclusión, indudablemente sería importante la medida, pero da la impresión de que el efecto que causa dicha información no hace más que demostrar la intolerable, inoportuna y vergonzosa especulación de la oposición con los deseos de los pasivos y en contra de una política clara del gobierno nacional.

Cdor Julio César Prieto
Mat. 404 CPCECat

Comentarios

Otras Noticias