Correo y opinión

Emplazamiento para la nueva terminal de ómnibus

jueves, 19 de diciembre de 2013 00:00
jueves, 19 de diciembre de 2013 00:00

"Todo desastre urbanístico tiene como mínimo tres firmantes: el dinero, el político y el arquitecto. Y la responsabilidad no es eludible, aunque se invoque la preeminencia del cliente y el sagrado principio neoliberal del dejar hacer. El arquitecto se mueve entre el poder político y el poder económico, tratando de salvar su imagen y hallando vías para expresar sus ideas. El uso que el político ha hecho del arquitecto expresa la voluntad del Estado de ejercer de árbitro entre los abusos del poder económico, así como explotar el valor simbólico de la piedra como factor de activación del consenso ciudadano". J. Ramoneda.

El VI Congreso Nacional de Equidad territorial se realizó en nuestra ciudad los días 8 y 9 de noviembre con la participación de destacados arquitectos del país y funcionarios como el intendente de Trenque Lauquen y la ausencia de los intendentes de la ciudad invitados por la Unión de Arquitectos de Catamarca. Allí tuve la oportunidad de presenciar una de las ponencias del integrante del equipo conformado por los arquitectos urbanistas Marcelo Corti, Celina Caporossi y otros. Los mismos realizaron trabajos para varias ciudades de Argentina, en especial relacionados a planificación. Corti, cuyo equipo fue ganador del Concurso Nacional de Ideas de Intervención Urbana para la integración de la Nueva Terminal de ómnibus de Catamarca, organizado por el Colegio de Arquitectos, el ministerio de Obras Públicas y la minucipalidad de la Capital hace tres años, expuso su propuesta, muy bien fundamentada, para determinar el terreno que ofrece mayores ventajas en la Zona Este:

...Sobre la base de patrones territoriales con intervenciones específicas, vinculado a un PROYECTO INTEGRAL  desarrollado en etapas, con distintos grados de intervención y responsabilidad de los sectores públicos y privados, considerando el potencial exsitente en grandes equipamientos públicos y privados y los pasivos ambientales, las acciones propuestas se basan en cuatro estrategias asociadas: 1- La terminal como generador de usos centrales. 2- Remediación del soporte degradado a verde recreativo productivo. 3- Conectividad y movilidad sustentable. 4- Promoción social y empleo.

Las estrategias articulan al área en tres sistemas: de movilidad íntegra, de centralidades y equipamientos y paisajístico-ambiental. Con una expansión calificada del área central de la ciudad, plazas, parques, equipamientos y la terminal nueva organizan un eje de equipamientos centrales y por otro lado una articulación  socio-territorial entre las áreas Central, Sur y Noroeste con el sector verde público urbano. La ubicación óptima se ubicaría sobre avenida Chelemín en la margen Este del arroyo Fariñango y a continuación de calles Chacabuco y Mota Botello, con ingreso desde el centro por calle San Martín  y, por otro lado, la avenida de Circunvalación.

Por radio Ancasti, vecinos con buen criterio se oponían a la ubicación en el Sur donde ocupaba el ferrocarril entre los barrios que impedirán su crecimiento, siendo la zona más insegura de nuestra ciudad y contando con un terreno no apto. El municipio pretende emplazarla allí cuando no debemos perder la esperanza de que retorne el ferrocarril al país: es desacertada esa localización. La propuesta de los urbanistas ganadores del concurso, coincidiendo con los vecinos más representativos para una obra con futuro de más de 50 años, resultó de la siguiente manera:

El jurado que evaluó las ideas del concurso estaba integrado por 2 representantes del ministerio de Obras Públicas de la provincia, 2 del municipio de la Capital, del Colegio de arquitectos y de los concursantes (al igual que los asesores del concurso) determinó que esa idea merecía el primer puesto

Comentarios

Otras Noticias