Agua envenenada

sábado, 02 de febrero de 2013 00:00
sábado, 02 de febrero de 2013 00:00

Mucho agradeceré le puedan hacer llegar al guitarrero Raly Barrionuevo (santiagueño éste) una breve respuesta desde Andalgalá Catamarca, a sus dichos en Cosquín, donde dijo “al agua envenenada de Andalgalá”.
Desde la indignación no podría contestarle, porque estaría poniendome a una altura en la que nunca sería mi intención estar, ya que él no tiene otro alcance que el de un simple guitarrero que se arroja preceptos de pseudo-ambientalista y utiliza espacios comunes para el folclore (que es de todos los argentinos) para vociferar conductas antimineras, donde señala a nuestro pueblo Andalgalá, como que acá estamos todos “envenenados con el agua”. No sé de dónde este, puede versar sobre este tema, erudito tirado a hidrólogo cuando las pocas veces que estuvo en Andalgalá, se lo veía tomar sólo vino. Sin duda que nuestro vino es uno de los mejores del mundo y así como nunca opino del vino que tomo, no creo que pueda opinar del AGUA, que tampoco habría tomado de saber con seguridad que estaba “envenenada”. Por último, ya que tiene tanto afán de juglar, bien podría ocuparse de los que pasa en su propia provincia, Santiago del Estero, donde no hay ciudad que no tenga un inmenso basural desde la misma ruta hacia el centro. Tampoco he oído de su parte que defienda la tala indiscriminada de los montes nativos, para correr la frontera agropecuaria y menos todavía hablar o emitir opinión desde el escenario “como guitarrero”, sobre los aspectos nocivos, dañinos y mortales que tiene el GLIFOSATO , que tanto se utiliza indiscriminadamente en la SOJA que cada vez se siembra más en su provincia. Por lo tanto ser ambientalista, deberían ser personas de otro contexto y no simples oportunistas que sólo buscan la consideración de algunos, tan iguales como él, que no entienden que de nuestra geografía sólo podemos extraer y vivir de los MINERALES y no del “bolancheo”, tan místico y caro a los sentimientos de su propia provincia, que desde mis mayores respetos siempre he admirado.

Jorge Mario Ovejero

Comentarios

Otras Noticias