Las falencias del CAPE

jueves, 6 de febrero de 2014 00:00
jueves, 6 de febrero de 2014 00:00

Aunque muchos nos alegramos por la obra de remodelación del Centro Administrativo del Poder Ejecutivo (CAPE)- esa “otra ciudad dentro de la ciudad”- que incluía la construcción de un estacionamiento para la gran cantidad de autos que todos los días van al exRegimiento, además del asfaltado de todas las calles y nuevos pabellones de oficinas, la lentitud de los trabajos nos ha hecho entrar en la incertidumbre.
El constante paso de las máquinas ha deteriorado mucho los caminos internos del predio, lo que se agravó por la falta de mantenimiento durante las vacaciones.
El pasado lunes, cuando se reiniciaron las actividades administrativas, pudimos comprobar con desagrado el pésimo estado de las instalaciones, con baños que no se limpian, problemas eléctricos, falta de iluminación y otros inconvenientes que hacen difícil la tarea cotidiana.
Por la cantidad de personas que circulan diariamente por el CAPE, se hace imperioso que las obras se terminen cuanto antes, para que podamos trabajar mejor.
Por ejemplo, la lentitud que hay con los pabellones nuevos conspira contra la idea de concentrar las oficinas provinciales en un solo lugar, ahorrando en servicios y alquileres.
Es de esperar que ahora, con la vuelta de la Administración se reactiven los trabajos y que en no mucho tiempo más podamos avanzar con esos esperados adelantos que se pusieron en marcha.

Carlos R. Agüero

Comentarios

Otras Noticias