Con motivo del Día Internacional del Trabajo

lunes, 5 de mayo de 2014 00:00
lunes, 5 de mayo de 2014 00:00

Este 1º de mayo, si bien nos encuentra a los argentinos con mucho por festejar, con recuperación de fuentes de trabajo a lo largo y ancho del país, fábricas que reabren permanentemente, industrias que vuelven a ponerse en movimiento, discusión salarial que procura defender el bolsillo de los trabajadores, tasas de desocupación que siguen bajando y crecimiento que entidades y foros internacionales destacan casi a diario, merece sin embargo algunas otras reflexiones. Reclama, sobre todo, el ejercicio responsable de la memoria. Y éste nos pone ante una realidad inapelable, la de una Nación que se recupera, que crece, que vuelve paulatinamente a ser soberana por la decisión política de un Proyecto Nacional que torna a poner al hombre en el centro del sistema; que tiene como metas la inclusión, la igualdad de oportunidades, la incorporación de los cientos de miles de argentinos que venían siendo expulsados del consumo, del trabajo digno, de las condiciones de vida humanas, del ejercicio de los más elementales derechos ciudadanos. No vamos a repetir acá las medidas que este Gobierno, desde Néstor Kirchner en adelante, toma cotidianamente en este camino de recuperar derechos, de recuperar ciudadanía, de procurar que los bienes del progreso lleguen a TODOS los argentinos. No vamos a enumerar los logros en recuperación de soberanía, con el desendeudamiento, con la recuperación de los recursos energéticos, con la repatriación de científicos y el desarrollo tecnológico; pero sí es necesario marcar que todas estas medidas expanden las fronteras del trabajo, abren nuevas puertas a nuevas actividades y significan un formidable esfuerzo del Estado para elevar las condiciones de vida de todos los habitantes de esta querida Patria.
Desde luego, esta movilidad social ascendente de las grandes masas postergadas históricamente, esta decisión política de alcanzar un equilibrio más justo en la distribución de la renta nacional toca intereses que reaccionan con odio y son capaces de cualquier cosa para recuperar sus perdidos privilegios. Lo más triste, la traición descarada de dirigentes/patrones que no vacilan en anunciar muertes si se tocan sus inmorales prebendas.
Compañeros trabajadores, al abrazarlos por este día que honra por igual a todos quienes pretendemos vivir del esfuerzo cotidiano, los convocamos también a defender las conquistas logradas, los derechos alcanzados, la dignidad recuperada. Discutiendo nuestras condiciones de trabajo con honor, pero también con responsabilidad y actitud solidaria. Tengamos memoria, estemos atentos, exijamos definiciones a los políticos que proponen cambios sin precisar rumbos. Muchos de los cantos de sirena que hoy suenan pretenden retrotraernos a la peor Argentina; la peor para los trabajadores, lo que no les importa porque ellos, como siempre, llenarán sus bolsillos y engordarán sus cuentas bancarias.
Muy fraternalmente,

Mesa Provincial
Partido Intransigente
 

Comentarios

Otras Noticias