Sinsentido irresponsable

viernes, 26 de septiembre de 2014 · 00:00

En ocasión del discurso de nuestra Gobernadora a los fines de reformar nuestra Constitución, me di cuenta de que el FPV no tiene oposición con responsabilidad institucional; las ausencias de funcionarios del Poder Ejecutivo y de las cámaras legislativas han demostrado cero compromiso, cero responsabilidad, cero respeto, cero amor por su patria chica, cero seriedad.
¿Aducir ahora que se lamentan que no se haya buscado un consenso previo? Excusas para no enfrentar las responsabilidades que les compete por su condición de legisladores provinciales elegidos por el pueblo.
Quizás en la mente de los legisladores ausentes no tenga cabida la idea de servicio, y así creer que es ilógico que se extienda, para ellos, tener que trabajar un par de meses más por año y que desaparezca el privilegio absolutamente inmerecido de tener vacaciones que duren medio año y el otro medio año trabajarlo muy livianito como lo hacen sin ponerse colorados. Y pensar que el empleado común religiosamente debe cumplir con cada día de trabajo porque si no le descuentan el día, el presentismo, y otros adicionales. Cuando un legislador no quiere ir a trabajar, uno de sus pares le pide licencia y listo, aunque luego aparecen si conviene aparecer por el recinto. En fin, cuando nuestra Gobernadora quiere ordenar tanto desorden saltan enojados recurriendo a excusas que rayan lo ridículo.
Los negociados sospechosos entre fuerzas políticas que nos causaron los mayores daños en la historia política de Catamarca, que postraron a la provincia en el peor orden económico, con obras inconclusas, o mal hechas como lo fue el famoso estadio de fútbol hoy hundiéndose continuamente, y muchas otras como los puentes de El Rodeo, uniones fantasiosas sólo fundadas en ambiciones personales, con necesidad de poder a cualquier costo.
Al analizar el contexto político de la oposición me doy cuenta de la enorme, inquietante y peligrosa fragilidad que la sustenta. Hoy quizás ellos crean que sólo hacen falta los números para ganar y en cierto modo es así, pero siempre, en cualquier contexto se deben dar otras condiciones para que el triunfo sea genuino.
Aprendí, que nuestra Gobernadora debe lidiar con la herencia de 20 años de descontrol y también con la interna ambiciosa que sólo piensa en dividir, en traicionar, en desordenar y el coraje de enfrentar las situaciones con planteos y proyectos superadores hacen de nuestra primera mandataria el factor desequilibrante imponiendo su trabajo serio, solidario, abarcativo e incluyente.
Aprendí lo humano y sensible de nuestra Gobernadora en ocasión de conmoverse ante el discurso de un sacerdote que emocionado narraba las vicisitudes provocadas por políticas equivocadas en donde se dejaba huérfano a un interior provincial necesitado de energía para poder crecer.
Aprendí de la sensibilidad de nuestra Gobernadora al realizar innumerables construcciones de escuelas, de albergues para niños, plantas generadoras de energía, salas de curaciones, renovaciones de hospitales, de centros de salud, etc.
Entendí que mi Catamarca avanzó enormemente a pesar del estancamiento en el que se encontraba y con la colosal ayuda nacional, y la buena distribución de los recursos, el avance es irrefutable.
Por estas cosas y tantas otras es que no entiendo a la oposición. Sólo pedidos de informes haciéndonos creer que se preocupan por una provincia a la cual apenas tres años atrás la sometían a los mayores vejámenes políticos con suculentos sueldos, con enormes gastos personales soportados por las arcas provinciales y con una vida de lujo envidiable muy lejana del grueso del pueblo.
Qué patético es todo esto. Qué triste y qué manera vergonzosa de rebajar a la política y a esta democracia que para volver a instalarse haya costado tantas vidas y tanto sacrificio de tantos argentinos jóvenes que hoy, gracias a los ejemplos dejados por una generación de políticos que respetó a nuestros jóvenes y los alentó a tener esperanza. Aprendí que el trabajo serio, con altura, con sensibilidad y con el sagrado objetivo de dignificar a un pueblo que estuvo por décadas olvidado, es el realizado por nuestra primera mandataria y que sólo apoyándola y acompañándola, Catamarca seguirá su viaje hacia la superación constante de nuestra Gobernadora que se sentirá confortada en la lucha en contra del sinsentido político opositor.

Juan Carlos Arroyo
El Militante de la Bicicleta

Comentarios

Otras Noticias