Los semilleros del fútbol

sábado, 28 de noviembre de 2015 00:00
sábado, 28 de noviembre de 2015 00:00

A través de estas líneas quiero expresar mi recuerdo y de todas las familias futboleras para aquellas personas que trabajaron en los semilleros de los distintos clubes de nuestra querida Catamarca. De tal manera, agradezco al señor director de este prestigioso diario el espacio que me da. Gracias.
Este trabajo en aquellos años era normal, dado que cada club tenía su grupo de gente capacitada e idónea para hacer esta tarea “integral y docente”, en estas “verdaderas canteras” de donde, después del correspondiente trabajo con el chico y la pelota, más los consejos, la educación y el respecto por el rival era lo primero; donde se le decía de saber disfrutar de una victoria y aceptar una eventual derrota, es decir ser una buena persona dentro y fuera de una cancha. Porque antes se decía que no había un estadio y ahora que existe, no hay jugadores; por lo tanto, el semillero dará los jugadores. Manos a la obra con los chicos.
Este trabajo “integral y docente” era hecho a voluntad, es decir gratis por esta gente. Nosotros sabemos que el fútbol cambió, pero para mal, ya que se dejó de realizar esta tarea; es por eso que sugiero que el gobierno, empresarios, particulares u otros entes oficiales encargados del deporte, en este caso el fútbol, a través de subsidios, becas, etc. y el control de los mismos en cada club, vuelvan a realizar este trabajo.
Porque entiendo y está claro que el deporte es un elemento inseparable de lo espiritual y muscular que contribuye al afianzamiento moral de cada individuo y de esta manera Catamarca tendrá jugadores y técnicos de fútbol propios y demostrará al país que hay materia prima, es decir volver a formar equipos integrados por gente con sangre “catucha” y volcar la parte económica como corresponde y no dar por dar, sino hacer un trabajo responsable y profesional.
“Los semilleros son fundamentales en las instituciones”, palabras de Don Jorge Griffa y agregaba este verdadero descubridor de cracks: “En el último tiempo, apareció una intervención de la familia que antes no estaba. Tu viejo te decía ‘andá, jugá; mientras vayas a la escuela y hagas los deberes, está bien’. Ahora la familia interviene por los intereses económicos”.
En la misma línea habla Humberto Consentino, titular de la Fafi: “Hoy los papás quieren que los chicos visiten la cancha grande, antes de que se formen fisiológica y mentalmente en un club de barrio, el baldío o el potrero”. También traigo declaraciones de Roberto Perfumo. En su trabajo en Racing con los chicos, le contestó a un padre que “el chico juega bien, pero jugaría mejor si no lo presionás vos”.
Otro experimentado profesional de estas tareas, Gerardo Salorio, dice: “Antes, yo podía hablar con un papá con tranquilidad y no había problema; hoy es una lucha. No importa cómo se gana, hay que ganar. Para mí, debería ser que no importe cómo se juega, pero EDUQUEMOS. La educación está primero” (preparador físico de la selección argentina sub 20 durante cinco mundiales).
Mario Leito, presidente de Atlético Tucumán, recién ascendido en la A, declaró que el que estudia, juega y los resultados están a la vista. Los padres o tutores no tienen que interferir en el trabajo que realiza el entrenador con los chicos. Con todo lo expresado, la base es que el chico reciba los consejos y el acompañamiento debido del verdadero instructor y maestro de los semilleros, lo que dará un resultado positivo. Padres y tutores, abstenerse. A continuación, paso a detallar y hacer un verdadero reconocimiento a las personas que eran los encargados en aquellos años de los semilleros:
Sarmiento: Luis “Flaco” Delgado, Reginaldo de Jesús Romero.
Independiente: “Chulu” y el “Pila” Grima, Canito, Hugo González (Troilo Villagra); Don Marcelo García (padre de Buby, Carlos y profesora Hilda García), Oscar “Zurdo” Baigorrí, Juan Carlos Baigorrí, (Polo Varela) “Curuchu” Chanampa, “Poroto” Bazán. Datos: “Menotti” Rodríguez.
Vélez: Juan Carlos Corro, Jorge “Turquito” Gutiérrez, Antonio Risso, “Negro” Ovejero, Luis “Tordo” Isasmendi y señora Gladys Segura (que aportaba el desayuno y las tortillas), Carlos “Amarillo” Acosta, Hernán Moya, “Buda” Ceballo, Sueldo, “Charata” Silva.
Tesorieri: Arturo “Pepitero” Molina y Ángel Pauletto “Petizo”.
San Lorenzo: “Chalita” Soria y el aporte de la Gomería Herrera. Datos: Oscar “Bambino” Frías.
Defensores del Norte: “Colorado” Galván, Leopoldo “Polo” Cuello, Juan Esparza y Doña Ofelia Esparza (con sus desayunos y tortillas), R. Pastoriza, Héctor “Chingo” González (hermano de René Fermín, ese gran zaguero que dio Catamarca), Hugo “Pacha” Esparza, Horacio Quiroga. Colaboración y datos: Juan Carlos “Pena” Rodríguez.
Juventud: Milcíades “Cocha” López, Luis “Negro” Soria, Acevedo, El Perlandina, “Mica” Orellana. Datos y colaboración: Oscar Leguizamón.
Chacharita: ManueI Oscar “Moto” Guzmán, Carlos Tapia, Ricardo Tapia, Mario Oliva.
Unión: “Paco” Godoy, Suboficial Díaz, “Huaycamero” Vergara. Datos: Víctor Hugo “Chirola” Dumitru.
Villa Cubas: Tomás Soria, Arnaldo Pacheco Ramos (padre, gran colaborador de Don Américo Ávila), Oscar Quiroga. Datos y colaboración Jorge “Chichola” Misto.
Policial: Pedro Pablo “Palillo” Rivero, Ramón Rivero, Ernesto “Flaco” Galván, Carlos Zamora, José “Tito” Arroyo, Luis Arroyo.
Salta Central: Ramón “Pekerman” Narváez.
Estudiantes: Nicolás “Gordo” Correa, René Soria, “Tachuela” Astrada, Segundo “Suri” Gutiérrez (Campeón con la sexta año 70), Roberto y Sergio Núñez, Benelo Nieva.
Empleando el sentido común y volviendo a los semilleros, Catamarca tiene que estar en el lugar que le corresponde, para que en varios hogares se escuche esto: “Mamá, mamita, el club me mandó una citación; dice que el domingo debuto en primera, qué alegría”. Y no seguir con estas recetas falsas. Acá quiero hacer un verdadero reconocimiento a dos grandes maestros de los semilleros, como fueron Leopoldo “Palillo” Moraga y Rodolfo “Avión” Rodríguez (padre de Ángel, otro gran zaguero que dio Catamarca) y Defensores del Norte.
Por todo lo dicho y a modo de sugerencia de todos estos conceptos y para bien del fútbol catamarqueño, espero en nombre de la familia futbolera que esto se concrete, pidiendo disculpas si de alguien me olvidé y un saludo para los que están entre nosotros y para los que partieron, decirles a los familiares que su tarea fue proba y los dejo porque mis nietos me están llamando para que hagamos un picadito. Ellos tienen ahora pelota de fútbol, nosotros en aquellos años lo hacíamos y nos divertíamos con la pelota de trapo.
¡Viva Catamarca! ¡Viva el fútbol! Y apoyemos los semilleros.

Hugo “ Apache” Berrondo

Comentarios

Otras Noticias