Correo & opinión

Macri, precursor del socialismo científico por contradicción

martes, 1 de diciembre de 2015 00:00
martes, 1 de diciembre de 2015 00:00

Guillermo Hegel (1770-1831), precursor de la filosofía dialéctica, nos enseña que el universo es dinámico y su permanente movimiento está dominado por contradicciones constantes: hombre-mujer, día-noche, sur-norte, salud-enfermedad, blanco-negro, capital- trabajo, etc. Señala la contradicción y el aspecto principal de ésta es la ley de unidad de los contrarios porque no existe el uno sin el otro para generar el movimiento permanente y la transformación de la cantidad en calidad de los hechos naturales.

Carlos Marx (1818-1883) en 1848 señala que el capitalismo lleva en sus entrañas el germen de su propia destrucción, porque la producción industrial tiene carácter social producida por los dueños de las fuerzas de producción, los y las obreras trabajadores pero, la apropiación de la ganancia tiene carácter individual por los dueños de los medios de producción, que por transcendencia humana producirá, en un polo gran acumulación de la riqueza, los buitres, y en el otro crisis, depresión, estancamiento, desocupación, hambre. Al unir la crisis económica-social lleva a la crisis política-cultural, donde cultura es costumbre. ¿Qué tal?

John Galbraith nos dice que el capitalismo liberal fue progresista hasta 1913, con la declinación del imperio británico, luego viene el neoliberalismo yanqui, con el mundo de la finanzas destruyendo lo positivo humano, con guerras interimperialistas 1914-1918,1939-1945; el crack mundial del capitalismo en 1929 provocado desde Wall Street en Nueva York ¿y?
Ellos, vosotros, nosotros, él, tú y yo vivimos en un sistema capitalista globalizado y lo sufrimos por la política financiera que nos imponen desde el puerto librecambista de Buenos Aires a nuestras provincias vencidas en el siglo XIX por los coroneles de Mitre, que profundizó la línea iniciada por González de Rivadavia (1783-1858) con el empréstito Baring Brothers en 1824, un bleff financiero, imponiendo la línea Mayo-Caseros, idéntica a la de Martínez de Hoz, Krieger Vasena, Sigaut, Whebe, Cavallo, Menem, Dromi, De la Rúa, López Murphy; Prat Gay, Pérez Redrado, Melconian.

Por memoria, Onganía se instaló por 20 años, cuando su economicista Krieger impuso el peso ley 18.188, por el que el dólar fue hoy $ 150, mañana amanecerá un dólar a $ 350. Destruyó la clase media nacional o sea el 52 % humano y vino una forma de neurosis de abandono social, con sus tres componentes: angustia, agresividad y no valorización en aquel sistema financiero. Y tuvimos el Cordobazo el 29 de mayo de 1969, el Rosariazo, el Vivorazo, el Tucumanazo. Lo que Onganía-Krieger iniciaron en 1966, fue superado por la agresividad de la clase media que no llegó a su no valorización y desplazó a sus verdugos economicistas citados, fugando hacia arriba, para adelante en todas las calles argentinas revolucionando su humanidad en este sistema capitalista en donde estamos inmersos, agudizando las contradicciones del proceso financiero, tal como lo planteado por Hegel.

Compañera y compañero catamarqueña y catamarqueño, apoyemos a Lucía que trabaja mucho en toda nuestra provincia, porque no creo que Macri sea lo opuesto a Menem, que proclamó la revolución productiva y el salariazo, y en el poder político entregó la economía financiera nacional a Bunge & Born y tuvo la vergonzosa sinceridad de proclamar que si en su campaña política hubiera proclamado su real, concreto proyecto político financiero nadie lo hubiera o hubiese sufragado. ¿Qué tal? No lo voté. Lo vi siempre con su figura carnavalera en una forma de fetiche carismático payasesco, falso comprometedor. Por lo tanto no creo yo que Macri pueda ser políticamente al revés, la antípoda de Menem para manejar su contradicción en su aspecto principal, con muchos procesos judiciales que lo acusan de falsedad ideológica contrabandista, sin condena judicial eterna y que renuncie a su pasado burgués porteño elitista, compadre futbolero boquense, no lo veo....

Su padre D. Franco Macri y su hermano vinieron al país con Impregilo, cuatro empresas italianas y la Sollazo nacional más Winster inglesa, construyeron El Chocón en Neuquén, en donde trabajé como médico en el hospital, no hubo medicina privada y las recetas eran confeccionadas con dos carbónicos triplicándolas, una al contador Senés, otra al hospital y la original al paciente, porque no se cobraba honorarios ni medicamentos y teníamos muy buen sueldo. D. Franco fue junto a Roggio, Fortabat, Perez Companc, Rocca, Bulgheroni, Soldatti, Pescarmona, dueño de deudas financieras muy grandes, abultadas, de estos siniestros personajes morosos cómplices calificados del Proceso de 1976 cívico-militar-clerical, en 1982, siendo presidente de facto el gral. Viola, con sus economicistas ministros Sigaut, Whebe, Cavallo presidente del directorio del Banco Nación, todas las deudas financieras fueron estatizadas, las tenemos que pagar el pueblo hasta ahora por proyectos de facto decretados por los librecambistas antiestatales.

El profesor Dr. Silvio Frondizi (1908-1974) trabajó analizando la política económica derivada de post guerra 1939-1945, del Pacto de Bretton Woods y publicó en 1946 “La evolución capitalista y el principio de soberanía” y en 1947 “La integración mundial última etapa del capitalismo”, producida por el único país que salió acreedor de la guerra interimperialista, más que en su territorio norteamericano no recibió ni una bala, con su aparato productivo intacto, mientras Europa y la URSS destruidas lo mismo que el Japón, China.

Lord Jhon Maynard Keynes (1883-1946) economista, representó a su país Gran Bretaña en 1918 en El Tratado de Versalles, acompañando a su canciller Lloyd George, junto al soberbio Clemanceau por Francia, Woodrow Wilson por EEUU, Henry Müller por Alemania vencida, a la que condenaron pagar 27.000.000.000 francos y, por Italia Víctor Orlando.

Luego cumplió la misma función en El Pacto de Bretton Woods en l945, acompañando a Churchill, primer ministro inglés. Con esta experiencia tan importante, trabajó y publicó en 1918 “Los peligros de La Paz“, en 1926 otro aporte “De los capitalismos de última etapa”, en una Europa en crisis post guerra, con depresión, estancamiento, desocupación, hambre, en manos financieras de trust, carteles, monopolios, corporaciones, apuntando hacia el Estado como organismo político súper estructural para que organice jurídicamente la economía y las finanzas, con sus cuatro recetas: 1) Variaciones en las tasas de interés bancario; 2) Déficit y superávit presupuestario; 3) El Estado como empresa complementaria; 4) Distribución igualitaria de las ganancias 50% y 50%.

Este viernes 27, en el Congreso Nacional se inició un movimiento político popular, porque la izquierda legislativa parlamentaria se unió al peronismo kirchnerista para aprobar 90 leyes para la clase trabajadora... Veremos.


Humberto Adolfo Salas

DNI 6.944.292

Comentarios

Otras Noticias