Opinión

¡Indignación! ¡La estafa a jubilados ya fue aprobada por el Senado!

lunes, 4 de diciembre de 2017 00:00
lunes, 4 de diciembre de 2017 00:00

“Es demagógico que un jubilado gane 15.000 pesos”. ¿Quién lo dijo? ¡Nuestra Vicepresidenta!, que ante la pregunta ¿por qué siempre con los jubilados?, respondió (resumo sin los titubeos): “Los anteriores gobiernos han desarrollado demasiadas medidas de demagogia y populismo, aprovechando buenos momentos económicos para repartir y distribuir”.

¿Por qué no ajustar al resto menos a los jubilados? “Eh, no. La cantidad de recursos que se lleva ese sector, el previsional, es lo más grande de todo. La idea es que se vaya aumentando tal vez no tanto como estaba previsto porque no es sustentable en el tiempo, porque la Argentina no tiene la plata, no está produciendo lo necesario y hay que hacerlo ahora, todos juntos” (sic).

Y agregó: “Para pagarles no se puede emitir ni endeudarnos más porque empezamos con la inflación y otra vez devaluaciones y el poder adquisitivo de la gente se va al diablo”.


¿Qué opinión les merece? ¿Les parecen lógicos y aceptables los comentarios esgrimidos por nuestra Vicepresidenta?


Para comenzar el análisis, primero tenemos que tener muy en claro que la reforma previsional es el cimiento de las venideras reformas tributarias y laborales; es la reducción de “gastos” que tratará de compensar la pérdida de “ingresos” que sufrirá el Estado por la baja en los impuestos y en las contribuciones patronales a las empresas. Es la contrapartida.


Esta reforma previsional principalmente modifica la Ley de Movilidad, perjudicando fuertemente a ¡17 millones de compatriotas!, entre jubilados, pensionados, beneficiarios de asignaciones familiares y AUH, ya que cambia el ajuste semestral en base al 50% de evolución de salarios y 50% de evolución de recaudación, a uno trimestral en base al 70% de inflación y 30% de suba de salarios formales. No existe duda alguna de que será perjudicial para los futuros ingresos de estos estratos sociales vulnerables. Ya en la actualización de marzo de 2018 el aumento será de más de un 50% menos (del 12% al 5,7%) y se estima que el Gobierno se “ahorrará” entre 100.000 y 140.000 millones de pesos sólo en el 2018.


Esta nefasta reforma, propuesta por el actual Gobierno, ya tiene media sanción en el Senado y fue aprobada por más legisladores “opositores” (bien entre comillas) que por propios. Aunque sorprenda (o no, a estas alturas), de los 43 senadores que levantaron la mano, sólo 15 fueron de Cambiemos (incluido el coterráneo radical Oscar Castillo); dentro de los restantes 28 “no oficialistas” (21 del FPV), se encuentran los catamarqueños Inés Blas y Dalmacio Mera. 


A todos los senadores que votaron a favor y a los gobernadores que firmaron el Pacto Fiscal (responsables directos también), principalmente a los “no oficialistas”, mis abuelos y todos los abuelos del país les dan las “muchas gracias”: gracias por no claudicar y defender tan firmemente los derechos de 17 millones de argentinos, por resguardar los intereses de los más débiles y vulnerables de nuestra sociedad. ¡“Muchas gracias”! (mi indignación transformada en ironía).


Estamos viviendo otra nueva estafa democrática, donde los representantes de los votantes de ciertos proyectos políticos avalan medidas que los perjudican (no los representan).

Salvo los grandes terratenientes, los dueños de bancos, petroleras, mineras, empresas de energía y clases altas que pueden gozar de ciertos beneficios, casi todo el pueblo argentino está viviendo una gran estafa democrática, ¿o no? Los que votaron por el cambio fueron estafados con promesas de campaña que no se cumplieron ni se cumplirán, con hechos realizados que se dijeron que no se iban a realizar y con sendas medidas que los perjudican; los que no votaron por el cambio ven cómo se avalan medidas que son contrarias a las premisas que se deben defender y son obviamente fuertemente perjudicados también.

Está todo tan corrompido y sucio, en todos los ámbitos, que al parecer no habrá freno (salvo que se corte el endeudamiento externo) y estamos condenados.


Para cerrar esta columna, regresemos a los dichos de nuestra Vicepresidenta, que hace demagogia y populismo, pero a favor del capital (como expliqué en mi anterior columna).

Esta reforma que trata de defender con sus lamentables dichos no es otra cosa que una gran redistribución de ingresos, es una compensación de cuentas del Estado; se reducen las jubilaciones y demás prestaciones para poder bajar impuestos, contribuciones patronales y seguir cubriendo el creciente déficit fiscal (que no sólo se agrava con estas reformas, sino también por los crecientes pagos de intereses de Lebacs y deuda externa, por seguir reduciendo retenciones a las exportaciones, etc.).

Y es realmente lamentable no tener vergüenza alguna y engañar a la gente; el tratar de culpar a los jubilados por el desastre económico causado (gran endeudamiento, creciente inflación, devaluaciones y la pérdida de poder adquisitivo de todos). 


Para figurarlos y esclarecer todo esto, vuelvo a emplear el siguiente análisis: esta reforma redundará en un “ahorro previsional” máximo de 140.000 millones de pesos y se estima, se llegarán a pagar sin sonrojarse siquiera cerca de 500.000 millones de pesos por intereses de Lebacs e incremento de deuda externa.

¿Qué les parece? Para pagar fortunas en intereses sí hay plata, ¡pero para los jubilados no! ¿Quién estará haciendo demagogia? 


Preguntas finales para la reflexión: ¿No los indigna esta reforma previsional y la conducta de ciertos representantes? ¿Seguiremos todos atónitos viendo cómo se nos perjudica y se perjudica a las mayorías y a los más débiles de nuestra sociedad?
 

Por Germán Vittore - Economista

Especial para El Esquiú.com

7%
Satisfacción
1%
Esperanza
86%
Bronca
3%
Tristeza
1%
Incertidumbre
1%
Indiferencia

Comentarios

4/12/2017 | 14:00
#4
Los nietos son unos consumidores de drogas sinteticas y laburan de troll, mientras se engullen toneladas de comida basura. Los hijos estan vendiendo facturas apócrifas a cuatro manos y tratando de comprar Lebacs con los vueltos que se quedan. Las hijas y nueras se hacen chicle para mantener la fachada de clase media acomodada, mientras nos acribillan con aumentos escandalosos en el gimnasio, el botox, la pelu, y el colegio de los nenes. Asi, a quien le importa lo que le pase al abuelito.
4/12/2017 | 13:45
#3
maldiito sea manhetto por manipular informacion y otro tanto por los que votaron por cambiemos, se arrepentiran cuando el pueblo no tenga recursos para comer, deberiamos reaccionar como en la epoca de la rua. Dios nos proteja, hijos y nietos.
4/12/2017 | 11:20
#2
Estos descerebrados se preocupan ahora por los jubilados, donde estabas VITTORE cuando vetaron el 82% cuando la argentina crecia a tasas asiaticas???, Les negaron sistematicamente los reajustes y murieron miles de jubilados y ahora salen a hablar??? En la peor y mas nefasta epoca de la democracia, durante el gobierno K, no se sabia cual era la inflacion. A los jubilados les daban un 25% y la inflacion era del 32. Ahora se sabe perfectamente cual es el numero y los aumentos no van a ser menos al indice inflacionario. Dejen de mentirles a la gente porque no van a volver nunca mas. Busquen otro metodo
4/12/2017 | 08:23
#1
Una cagada de representantes... Esto ya lo sabía la gente que los votó y mucho más la Jefa, es decir, del oligarca Mera se sabía que en cualquier momento se borraba por ambicioso; y a Inesita quien la conocía? (solo la Jefa)

Otras Noticias