Columna de opinión del CPN Germán Vittore

Sólo le pido a Dios

domingo, 30 de diciembre de 2018 00:00
domingo, 30 de diciembre de 2018 00:00

La parte final de la magistral canción “Sólo le pido a Dios” escrita por León Gieco en 1978, pregona:

Sólo le pido a Dios

que la guerra no me sea indiferente

es un monstruo grande y pisa fuerte

toda la pobre inocencia de la gente


¿Qué nos deparará el 2019? ¿Habrá recuperación económica?

¿Dejaremos de perder poder adquisitivo, nuestro sustento y de empobrecernos?

¿Este Gobierno cambiará el rumbo?

¿Dejaremos de ser tan inocentes? Yo sólo le pido a Dios…

Nadie puede conocer el futuro. Pero sí, predecirlo e imaginárselo sobre las bases lógicas de causas y efectos y de la experiencia que nos da la historia (de las situaciones vividas, de las experiencias; dice el refrán: “el zorro sabe más por viejo que por zorro”).

El tsumani amarillo; ¿era difícil de predecir?

En la pasada columna daba cuenta del sucinto “Manual Pro” para destruir la economía real y arrojar a millones de argentinos a la pobreza y a la miseria en apenas 3 años, aplicando sólo 4 políticas económicas (1. liberando el Tipo de Cambio, 2. elevando la Tasa de interés, 3. dolarizando el precio de nuestros recursos naturales y 4. realizando una irresponsable apertura importadora; dejando de lado el resto del combo complementario neoliberal implementado; claro está, no?).


Si volviéramos el tiempo atrás, y nos paráramos a finales del 2015 y durante los primeros meses del 2016; piensan que:

  • ¿Era difícil predecir un pronto futuro de alta inflación cuando se comenzó a devaluar abrupta y fuertemente nuestra moneda y, sin piedad, aplicar inconmensurables “tarifazos”?
  • ¿Era de locos pensar un futuro de destrucción de la inversión productiva, del crédito y del consumo cuando se subieron las tasas de interés por las nubes?
  • ¿Era difícil prever un futuro donde, con una apertura importadora indiscriminada de bienes industrializados y la fuerte recesión provocada, se destruiría nuestra industria nacional, nuestro comercio, bajarían sus persianas miles de empresas y que la desocupación crecería fuertemente?
  • ¿Era difícil predecir un futuro de confiscatorias cargas en pagos de capital e intereses que justificarían grandes ajustes, que nos llevarían a un pronto Default y que hipotecaría nuestro futuro y el de próximas generaciones, cuando se comenzó a endeudarnos irresponsable, exponencial e improductivamente en dólares y en los mercados internacionales (llegando hasta hacerlo con el F.M.I.)?
  • Etc., etc., etc.

Así podría seguir con gran parte de todo lo realizado por este Gobierno de la 2da. Alianza Cambiemos (con nefastas reformas previsional y tributaria, eliminación de paritarias libres, quita de subsidios, créditos UVA, etc., etc., etc.); como podrán figurarse, si bien es imposible conocer el futuro, si es posible predecirlo (más aún cuando el modelo implementado ya se aplicó varias veces en nuestra historia económica y sus consecuencias son más que conocidas).

Con el esclarecedor, “Diario del Lunes”

En esos primeros meses de gestión, este Gobierno llevó adelante con gran firmeza y convicción este modelo neoliberal, aplicando muy diligentemente esas transcendentales (4) políticas, aprovechándose de la pobre inocencia y del crédito que le daba la gente. La cual desconocía ocreía ilusamente en el discurso sesgado, vacío y hegemónico de que los resultados de lo realizado serían diferentes a los archi-conocidos que sufrimos hoy; donde luego de 3 años ya, “con el diario del lunes”, no queda duda alguna, no? la mentira y la estafa fue/es monumental.Y ¡sí!, León tiene razón; “es un monstruo grande y pisa fuerte, toda la pobre inocencia de la gente”.

¿Qué nos deparará el 2019?

Así como, a través de estas columnas, vengo alertando desde hace bastante tiempo ya de las nefastas (lógicas y conocidas) consecuencias que estamos sufriendo hoy de todo lo realizado; les digoque el próximo año 2019,lamentablemente, no será un año próspero ni mucho menos cruel que los anteriores vividos bajo el yugo de esta 2da Alianza Cambiemos.

Si bien es un año electoral y es de esperarse alguna reacción por parte del Gobierno para alivianar lo cruento del modelo implementado sobre las grandes masas populares y asalarias de nuestro País; es imposible imaginarse que puede estar tramando para contenerlas. Por lo pronto se conoció que hace poco se repartió planes sociales por un millón y medio de pesos ($ 1.500.000) en el conurbano bonaerense, para evitar un latente y posible estallido social en estas épocas festivas y de cierre de año (el “¿¡Populismo Pro!?”; o mejor dicho el “Cinismo Pro” a su máxima expresión, no?).

Pero más allá de esto, de que algo deberá hacer para intentar siquiera una buena performance electoral, todo indica que será un año cruento (tal vez menos que este 2018) para las mayorías del pueblo argentino. Veamos:

  • Hasta el propio Gobierno y el F.M.I. confirman una fuerte caída de nuestro P.B.I./“Producto Bruto Interno”(si bien este indicador no mide la redistribución del ingreso nacional, que seguirá siendo altamente regresiva;su caída, síes sinónimo de recesión);
  • se aprobó un confiscatorio “Presupuesto 2019” (con “Déficit Primerio Cero” para garantizar el “Déficit Financiero”) donde se reducen todas las partidas que garantizan derechos y servicios básicos elementales, con cero obra/inversión pública, donde sóloincrementa (y se tratan de cubrir) el pago de los intereses de la deuda externa;
  • las “Corridas Cambiarias”no tienen contención y son latentes (¡el Tipo de Cambio y el mercado de capitales y cambiario siguen liberados!);
  • las “Tasas de Interés” seguirán en la estratósfera (hoy están en el 60 % y difícilmente logren bajarlas; de esta manera la economía real no puede subsistir por mucho más tiempo);
  • los “dolarizados precios” de los combustibles, energía, gas, agua, transporte, etc. no dejarán de subir (ya se conocieron los próximos aumentos para este primer semestre; pronto nomás, para alejarlos de las épocas electorales);
  • la “Inflación” seguirá siendo alta y, sino revienta todo antes, tal vez sólo baje respecto al descomunal 50 % de este 2018 (lo cual será festejado como un logró inaudito cuando sólo se dará a consecuencia de la gigantesca recesión económica que seguiremos sufriendo; ¡a espabilar y estar atentos! -sólo le pido a Dios-);
  • las “Paritarias”continuarán con techo, yjunto a la nefasta “Reforma Previsional”, seguirán haciendo perder más poder adquisitivo a todos los trabajadores y beneficiarios de la seguridad social;
  • la “Recesión económica y la Apertura Importadora”seguirán diezmando la actividad industrial y comercial y generando más pérdida de fuentes de trabajo;
  • etc., etc. etc.


Conclusión, no existe un solo indicio o cambio de rumbo económico que permita mejorar en algo siquiera tan nefastos augurios (la experiencia y la lógica de las causas y efectos así lo indican). Y los imponderables que puedan ocurrir difícilmente avizoren una mejora; sino seguramente, todo lo contrario.

El monstruo grande que pisa fuerte

Ante este panorama económico, tal vez la “estrategia electoral Pro” sea no hablar directamente de economía; ya que, sin exagerar, no existe ¡un solo indicador económico que haya mejorado! (por más esfuerzo que hagan los grandes medios hegemónicos de comunicación obsecuentes para “rascar la olla” y encontrar algo esporádico por ahí). Seguramente, como siempre, se tratará de distraer a la opinión pública y al electorado con más supuestos hechos de corrupción de gobiernos anteriores (cuadernos, excavaciones, etc.), seguirán encarcelando endeblemente a opositores políticos, generando odio, crispando e intentando que se justifique todo con el hecho de no volver al pasado; o directamente, tal vez se intentará instalar un gran velo (para que todos sigamos mirando ciegos con los ojos bien abiertos) con el tema de la “inseguridad” (al estilo Bolsonaro en Brasil).

Ya debe estar bien aceitado y preparado “el monstruo grande que pisa fuerte” para aplastar conciencias y “toda la pobre inocencia de la gente”  

¡Sólo le pido a Dios!

Ya que la Democracia no nos otorga un mecanismo de defensa, sólo le pido a Dios que los más vulnerables del“Gran Pueblo Argentino” sigan aguantando un año más a este nefasto Gobierno por el bien de la misma y de sus instituciones; un estallido social revocándolo, no haría más que agudizar el sufrimiento de todos y no creo surja del mismo algo bueno para las mayorías (“a río revuelto ganancia de pescadores”).

Pero también le pido a Dios que dicho Pueblo logré comprender lo realizado y sus consecuencias y la mayoría del mismo espabile, despierte, asimile y entienda que Gobiernos para pocos que implementan modelos económicos como este, los empobrecen y destruyen su calidad de vida; no sólo la propia, sino también la de sus hijos y nietos.

Le pido a Dios ojalá voten en las próximas elecciones presidenciales (la única vez que la democracia los escuchará y al parecer los tendrá en cuenta) por un Candidato, cualquiera sea la bandera partidaria que blandee, que tenga convicciones firmes y probadas de gobernar en pos del bienestar de todos (principalmente de los más postergados de nuestra Sociedad). Un Candidato que garantice los derechos universales, los servicios básicos esenciales, una calidad de vida digna y genere mejores oportunidades para todos los argentinos (¡para todos!). Esto se debe hacer de abajo hacia arriba, y no a la inversa, esperando sedientos a morir que el (insaciable y al parecer sin fondo) vaso de los de arriba se llene y derrame alguna gota sobre los de abajo. Ojalá tengamos esa opción.

Yo sólo le pido esto, a Dios.

El brindis

¡Les deseo un Feliz Fin de Año 2018 y un mejor 2019! Nos reencontraremos pronto, luego del merecido descanso que me tomaré a este intenso año donde he compartido con Uds. (¡casi todos los Domingos!) mucha información, análisis, reflexiones y mi opinión sobre la realidad (económica) que vivimos. Levanto una copa en agradecimiento a este Diario y a todos Uds. que comparten conmigo este espacio. ¡Salud!

42%
Satisfacción
0%
Esperanza
14%
Bronca
14%
Tristeza
28%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

31/12/2018 | 14:05
#8
La realidad es que hoy mucha gente está sufriendo mucho y lamento que se hable del Kirchnerismo, de Venezuela, de que se robaron un PBI y no se diga nada de lo que se está haciendo... este Gobierno nos está matando y todavía hay gente obtusa que tira veneno sin justificativo alguno como el ramonrios ese.
31/12/2018 | 11:15
#7
El Contador Vittore expone más allá de su opinión HECHOS reales incontrastables. La alta inflación, las altas tasas, los tarifazos y la libre importación que menciona, no hay dudas, son las causales que hacen perder poder adquisitivo, generan desempleo, recesión, etc. Y eso no lo hizo el Kirchnerismo!!! Se puede estar de acuerdo o no con su forma de pensar pero hay que separar la paja del trigo (y sobretodo no insultar, hay que respetar la opinión de todos). Yo valoro el coraje de este columnista para decir lo que piensa y de exponer con claridad hechos irrefutables, aunque no esté de acuerdo en todo con El.
31/12/2018 | 09:02
#6
Anda zurdo vende humo, del desastre del kirchnerismo nunca dijiste nada, que te crees que ese saqueo fue gratis? los K desparecieron un PBI!! y no pasaria nada? va costar mucho tiempo salir adelante y posicionarse en el mundo de manera confiable, como es Chile y la mayoria de los paises latinoamericanos serios donde no gobienra ni gobernara nunca el comunismo, no como tus modelos de venezuela, nicaragua y cuba paises detruidos por el comunismo, no existen en el contexto de naciones.
30/12/2018 | 15:40
#5
Juanjo. En el país de los ciegos, el tuerto es rey.
30/12/2018 | 14:42
#4
Impresentable el señor Vittore. Le dan un lugar importante en el diario, lo único que hace es mentirle a la gente.
30/12/2018 | 05:23
#3
El Sr. Vittore ha demostrado todo este tiempo que posee una correcta redacción, la cual es clara y concisa; que ayuda a la fácil comprensión de temas económicos que por lo general son difíciles y complicados. Cuando no hay fundamentos para hablar de las cuestiones de fondo no queda mucho mas que criticar la de forma (aunque no existan).
30/12/2018 | 02:47
#2
Bastante Gil el CPN.
30/12/2018 | 01:09
#1
Sería muy bueno que el columnista tome conciencia de su pobrísimo nivel de redacción y haga algo al respecto. Más allá de las ideas expresadas aquí, la lengua empleada es muy importante y no puede ser tomada tan a la ligera. La responsabilidad de quienes escriben en los medios incluye el correcto uso de nuestro idioma, el cual tiene características muy particulares en su forma escrita. Esa responsabilidad es compartida con los editores que reciben los textos y no se molestan en corregirlos y revisarlos antes de publicarlos.

Otras Noticias