Columna de opinión del CPN Germán Vittore

“Verdad, memoria y justicia”

Hay que conocer la verdad, tener memoria y ojalá haya justicia
domingo, 29 de diciembre de 2019 01:11
domingo, 29 de diciembre de 2019 01:11

Finaliza el 2019 y el pasado 10 de diciembre concluyó asombrosamente su mandato el “peor gobierno” de nuestra historia democrática; dejando una cruenta crisis social, económica y financiera (el gran pueblo argentino sufrió inconmensurablemente el -puro y exquisito- “boccato di cardinale neoliberal y regresivo Pro”).

Pero a pocos días de eyectado, todo lo realizado, el rotundo (supuesto) fracaso y su nefasto legado; pareciera hoy que ocurrió en un pasado muy lejano, ya casi olvidado.

El nuevo Gobierno pronto a torcer el timón y evitar que nuestro País continuara en picada hacia el abismo (hecho realmente esperanzador) no alcanzó casi a asumir y ya es atacado políticamente, fogoneado mediáticamente y amenazado por los poderes concentrados; hoy se respira un “clima social crispado, enardecido y ofuscado” y se habla de “¡impuestazos!”, de que “¡se ajuste a la política!”, etc. 

Los tractores ya están en el costado de las rutas, ¿cuánto falta para el “lock out patronal” del mal llamado “Campo”? (aunque parezca mentira, ¡nada!, ¡días!).

 

A ver si la entendemos
    
Macri y su gobierno (con mucha firmeza y convicción) marcó un camino regresivo, especulativo, recesivo, inflacionario, desregulatorio, endeudatorio, dolarizador y fugador; que quebró nuestra economía y generó miseria, desocupación, hambre y pobreza (dejando una real y descomunal “pesada herencia”).

Fernández (x 2) desanda este macabro “camino amarillo” tomando medidas en claro beneficio de las amplias mayorías flageladas y empobrecidas estos últimos 4 años; obteniendo recursos de los que más tienen (principalmente de los que se han beneficiado exponencialmente con la “regresividad Pro”), y liberando otros que estaban condenados (refinanciando el pago del capital e intereses de la descomunal deuda tomada por el “régimen cambiemita”).

Esto se hace así para destinar esos liberados y mayores ingresos (altamente progresivos) a sacar al País y a gran parte de su población de la emergencia y postergación y no generar Déficit Fiscal (no se quiere gastar más de lo que se va a recaudar).

¿Se comprende? ¿Acaso está mal lo que se está realizando?

 

Reflexionemos juntos

¿Cómo es posible que un sólo “argentino de a pie” no se encuentre aplaudiendo (de pie) las medidas propuestas; y en cambio, se “respire” un cierto malestar social general?

¿Por qué los “tarifazos” del 1.500 % promedio y cuanta suba de impuestos realizada en la era Pro, que destruyó literalmente el poder adquisitivo de todos, eran simplemente “necesarios” (el “sinceramiento”); y hoy, ante el “Impuesto para una Argentina Inclusiva y Solidaria” (Impuesto PAIS) o ante la suba del Impuesto a los bienes personales, inmobiliario, etc., que afectará en mayor medida a unos pocos que más tienen, estamos ante un (¡generalizado!) “Impuestazo”?

¿Por qué quitar y bajar Derechos (mal llamadas “Retenciones”) a las exportaciones, que dolarizaron aún más el precio interno de nuestros recursos naturales y alimentos generando regresividad distributiva e inflación, eran poco más que aplaudidos; y hoy, se resiste su re-implementación y suba como si toda la población argentina tuviera miles de hectáreas en la pampa húmeda o fuera dueña de un gran “pool de siembra”?

¿Por qué mientras se aplicó una nefasta Reforma Previsional y se ajustó a todo el pueblo argentino para generar los fondos para pagar la inconmensurable deuda externa tomada (más sus intereses) nadie planteo que “se ajuste a la política”; y ahora, que se quiere cobrar impuestos progresivos sí se plantea?

¿Por qué una gran parte del gran pueblo argentino no puede identificar y apreciar medidas que los benefician y hace como propios intereses de otros? 

Ante todo esto; ¿tendrán algo que ver los medios monopólicos y obsecuentes de comunicación? ¿Qué les parece?

 

“Verdad, Memoria y Justicia” 

Si bien la frase “Memoria, Verdad y Justicia” hace referencia a los delitos de lesa humanidad que realizara la última dictadura cívico-militar en la Argentina entre 1976 y 1983; la quiero emplear, cambiándole el orden por “Verdad, Memoria y Justicia”, para lo indispensable de que todo el Pueblo Argentino conozca, comprenda y asimile la “verdad” de lo realizado por el saliente Gobierno de Juntos por el Cambio y sus nefastas consecuencias hoy sufridas por amplias mayorías; las recuerde, no las olvide y las tenga siempre presente (tenga “memoria”) y ojalá haya “justicia” (una ciega, urgente, implacable e imparcial) que juzgue como corresponde y sin piedad no sólo a nuestro expresidente Mauricio Macri y a su mejor equipo de los últimos 50 años sino también a sus cómplices políticos, empresariales y judiciales (para que ojalá rindan cuentas y respondan ante toda la Sociedad por las mentiras, las promesas incumplidas, la corrupción y el desfalco efectuado a nuestro Estado).  

“¡Un Pueblo sin memoria está condenado! -a ser dominado y a repetir los errores del pasado-”; algo así alguien dijo por ahí y yo lo suscribo.

 

“¡Nunca más!”

También quiero emplear la frase “¡Nunca más!” para repudiar al último Gobierno de la 2da. Alianza Pro, UCR y ARI; grito con todas mis fuerzas y con el corazón a flor de piel: ¡Nunca más un gobierno Neoliberal en nuestro País! ¡Nunca Más!

¡Nunca más llegar al 41 % de pobreza y al 8 % de indigencia!
¡Nunca más duplicar el hambre en la Argentina!
¡Nunca más 2 dígitos (11 %) de desocupación!
¡Nunca más el 55 % anual de inflación!
¡Nunca más a la dolarización (de nuestra economía)!
¡Nunca más a la especulación (y al 100 % de tasa de interés efectiva)! 
¡Nunca más a cerca del 50 % de la capacidad industrial inutilizada!
¡Nunca más a una pérdida del salario real del 20 % promedio!
¡Nunca más a un endeudamiento condenatorio, improductivo y descontrolado!
¡Nunca más a la desregulación, a la fuga y al achicamiento de nuestro Estado!
¡Nunca más a las mentiras y a las promesas vacías!

 

Esperanzador 2020

Me despido hasta el año que viene haciendo alusión al discurso de asunción de nuestro flamante Presidente (“Capitán Beto Fernández”) que arrojó un reconfortante manto de esperanza a todos los postergados y flagelados por el gobierno saliente (“comenzar por los últimos para luego poder llegar a todos”), que habló de un “Estado presente”, que pregonó suturar “la grieta entre los argentinos” (“abrazar al diferente y respeto en los disensos”), que solicitó ¡solidaridad! a los que más tienen en la emergencia (“con acuerdos básicos con todos los sectores para encender los motores de la economía”) y que declaró que reinstaurará la ¡soberanía de nuestro País! (la que Cambiemos le entregó al F.M.I.), con un “Proyecto propio, no dictado desde afuera”.

Confío que el cercano futuro será mucho mejor al recientemente vivido (ese prometido que nunca llegó); hoy la esperanza no es vacía, tiene contenido.

Les deseo un Feliz Fin de Año y un próspero 2020. Fuerte abrazo y hasta el año que viene.

 

 

20%
Satisfacción
0%
Esperanza
33%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
46%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias