La jornada mundial del enfermo

lunes, 04 de febrero de 2019 01:04
lunes, 04 de febrero de 2019 01:04

El próximo 11 de febrero se conmemora la Jornada Mundial del Enfermo. Fue San Juan Pablo II quien la instituyó. El 21 de octubre de 1992 dirigió un Mensaje anunciando que se celebrará todos los años en conmemoración de Santa María Virgen de Lourdes, destacando además que la Jornada “pretende implicar a todos los hombres de buena voluntad, pues la pregunta a fondo que se plantean ante la realidad del sufrimiento y la llamada a aportar alivio, tanto del punto de vista físico como espiritual que tiene cada enfermo, no afecta solo a los creyentes sino que interpela a toda la humanidad marcada por los límites de la condición mortal”.
Y en su Mensaje para la 1ª Jornada Mundial del Enfermo del 11 de febrero de 1993 dijo Juan Pablo II “Esta Jornada, que desde el próximo mes de febrero se celebrará todos los años en la Conmemoración de la Beata María Virgen de Lourdes, quiere ser para todos los creyentes un momento fuerte de oración, de comunión, de ofrecimiento de los sufrimientos por el bien de la iglesia y la llamada a todos para reconocer en el rostro del hermano enfermo el Santo Rostro de Cristo que, sufriendo, muriendo y resucitando, ha realizado la salvación de la humanidad”. Asimismo, el Santo Papa recordó que el campo de la sanidad es acaso “aquel donde es posible más que en ningún otro, la cooperación activa entre los pueblos”.
En el viaje de Estado que realicé al Vaticano en enero de 1993, como Subsecretario de Culto de la Nación, me reuní con el Cardenal Fiorenzo Angellini, Presidente del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Agentes Sanitarios. Mi visita coincidió justamente con la designación con que lo honrara el Papa Juan Pablo II como Enviado especial a la celebración de la Jornada Mundial del Enfermo que se realizaría ese 11 de febrero de 1993 por primera vez.
El Dicasterio publicó respecto a esta Jornada un libro donde el Cardenal Angellini expresó: “La Iglesia, de hecho, es la mayor Institución, en absoluto, dedicada al campo de la sanidad y la salud.Y lo es especialmente en numerosas regiones en vías de desarrollo porque, a ejemplo de su Divino Fundador, siempre ha privilegiado entre los destinatarios del anuncio liberador del Evangelio a los pobres, a los que sufren y a los enfermos. De ahí la oportunidad de la institución de la Jornada Mundial del Enfermo.”
Y el 11 de febrero de 1993 pidió el Papa que los que sufren y los enfermos sean objeto de una particular atención por parte de los poderes públicos, de las organizaciones nacionales e internacionales y de toda persona de buena voluntad. Y dijo “En este sentido, deseo dirigir un llamado especial a las autoridades civiles, a los hombres de ciencia y a todos cuanto viven en contacto directo con los enfermos, que su servicio no se haga jamás burocrático y lejano. Y que la Virgen “Salud de los enfermos” y “Madre de los vivientes” sea nuestro sustento y nuestra esperanza.”
Y como dijo el Papa, “esta Jornada sea motivo de un renovado estímulo a proseguir en vuestro delicado servicio con apertura generosa a los profundos valores de la persona, con respecto a la dignidad humana y la defensa de la vida, desde el primer brote hasta su natural ocaso”.


Dr. Arturo Juan Figueroa
Ex Subsecretario de Culto de la Nación

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias