Correo y opinión

Voto de último momento

jueves, 14 de marzo de 2019 01:01
jueves, 14 de marzo de 2019 01:01

Si una reflexión aporta la elección provincial de Neuquén para la nacional es que las elecciones -como en todo el mundo- son cada día más volátiles y difíciles de pronosticar. 


Un par de meses atrás se creía que el candidato a gobernador de Cambiemos, el radical Horacio Quiroga, intendente de la Capital provincial, iba a ganar. 


Por eso, desde el oficialismo nacional se dio aire a la escisión del Movimiento Popular Neuquino, liderada por el ex gobernador Jorge Sobisch, de esta misma fuerza. 


Parecía que un candidato justicialista de origen piquetero, como Ramón Rioseco, no podría ganar y entonces la elección finalmente iba a quedar planteada entre el gobernador Omar Gutiérrez del MPN y el candidato de Cambiemos. 


Tres semanas antes de las elecciones, el panorama había cambiado. 
Un promedio de las encuestas que se habían publicado, daba cuenta que el electorado estaba dividido entre tres tercios: Cambiemos, el PJ pro K y el MPN. 


Pero una semana antes, la situación vuelve a cambiar. Quiroga va quedando relegado al tercer lugar y entonces la elección parece planteada entre Rioseco y Gutiérrez. En esta circunstancia, la escisión del oficialismo provincial había pasado a ser favorable para el candidato justicialista. 


Neuquén no tiene segunda vuelta y acá radica una de las claves del resultado. 
A partir del jueves 7 de marzo, al percibir los votantes de Cambiemos que su opción ha quedado relegada al tercer lugar, comienza a operar sobre ellos el llamado “voto útil”. Es decir, optar por quien tiene más posibilidades de ganarle a quien yo no quiero que gane. 


En esta circunstancia, para los votantes “blandos” de Cambiemos, era mejor que ganara Gutiérrez a que lo hiciera el candidato de Cristina y actuaron en consecuencia. 


La consigna la hizo pública un legislador provincial del PRO de apellido López, quien ese mismo día llamó públicamente a votar por el gobernador para impedir un triunfo del kirchnerismo. 


Es así como durante la “veda electoral” que comienza a las 0 horas del viernes de comicios, se fue dando la clave del resultado, que fue el triunfo del MPN por 14 puntos de ventaja sobre el PJ pro K. 
Hoy es normal que entre el 20 y el 25% de los votantes terminen definiendo o cambiando su voto el mismo día de la elección y este es el fenómeno que ha hecho más difíciles los pronósticos y más volátiles las elecciones. 
A menos de ocho meses de las elecciones presidenciales, es algo que no deben olvidar quienes diseñan las estrategias electorales: lo que hoy parece favorecer mañana puede perjudicar y viceversa. 

(*) Director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría.

Ganó el tercero

Soy habitual lector de las noticias políticas, y el discurso de los medios nacionales no deja de asombrarme.
Ya había pasado en La Pampa, cuando a Carlos Mac Allister no lo votó ni el loro. Entonces pasó de ser el gran candidato del macrismo a la víctima de la confabulación de todos los nefastos y oscuros políticos que se pusieron de acuerdo para sacarlo de competencia, aunque esos eran sus propios correligionarios de Cambiemos. Pero sin dudas, manejados desde las sombras por el horrible peronismo.


Ahora veo que Cambiemos volvió a mancarse en Neuquén, donde quedó tercero a más de 20 puntos del ganador Omar Gutiérrez.


Entonces todos los sabios de la prensa explican que el gran perdedor fue el peronismo que salió segundo, y no el macrista que salió tercero.


Ahora dicen también que la fractura de Cambiemos en Córdoba es una maravilla de la democracia, y lo dice la funcionaria procesista Lilita Carrió, que de trabajar para la dictadura genocida se convirtió en garantía de las instituciones republicanas por arte de magia.
Veo que un presidente que integraba directorios de decenas de empresas fantasmas en paraísos fiscales para evadir impuestos en Argentina, ahora dice que “el que las hace las paga” y se convirtió de evasor a gran patriota por arte de magia.


Me pregunto hasta cuándo van a insistir con esta negación de la realidad, hasta cuándo nos van a considerar a todos imberbes ingenuos.


Hace unos días recibí uno de los famosos memes que decía “Ahora estamos mejor que antes porque antes estábamos bien pero era mentira, y ahora estamos mal pero es verdad”.


Este gobierno marketinero, vacío, mentiroso, que en vez de funcionarios tiene actores de sptos, ha colmado la paciencia de millones de argentinos.


Me da vergüenza ver a los “macristas” catamarqueños haciendo malabares para defender una gestión que hundió a Catamarca y al país, y que no se toman ni el trabajo de pensar un argumento, y repiten como loritos lo que dicen en televisión los voceros de Casa Rosada vestidos de periodistas.


Tengo para mí que este gobierno amarillo se está despidiendo del poder para siempre. Sólo espero que no hagan ninguna travesura con el escrutinio en octubre.

Marcelo F. Vilchez

55%
Satisfacción
0%
Esperanza
44%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

14/03/2019 | 19:45
#1
Neuquén es una de las provincias más pujantes y mantiene su coherencia política desde hace mas de 50 años. Otra cabeza, otros dirigentes, otro proyecto de desarrollo provincial

Otras Noticias