Columna de opinión del CPN Germán Vittore

En el País de las Maravillas (Parte III)

En el País del sinsentido cambiemita; estamos mal (se destruyó todo), pero vamos bien (es el único camino).
domingo, 05 de mayo de 2019 01:02
domingo, 05 de mayo de 2019 01:02

En la anterior columna (Parte II) vimos como este “Gobierno cambiemita” se hace el desentendido y deslinda responsabilidad de las consecuencias de todo lo realizado; culpando hasta hace muy poco al pasado (la “pesada herencia”) y desde ahora, el responsable será, el futuro (cuestiones electorales y de posibles victorias de la oposición).

Para dilucidar este sinsentido Pro vimos como evolucionaron dos variables clave de nuestra economía (P.B.I. y Salario Real) tanto en los 12 años del “País del Populismo (K)” como de los 4 años a completar del “País de las Maravillas (M)”; que demuestran de manera incontrastable en qué épocas nuestra economía y el poder adquisitivo de los argentinos creció, y en cuales, cayó y disminuyó. 

Pero nuestro “maravillo Presidente” no se conforma sólo con negar la nefasta realidad provocada por el modelo implementado y hacerse el distraído como “perro que volteó la olla”; sino que aún pregona sin inmutarse siquiera, que: “este es el único camino” y que “lentamente va a mejorar la actividad económica”. 

¿Tendrá algún fundamento técnico, o lógico siquiera, para respaldar sus dichos? o ¿serán simples expresiones de marketing político sin sustento alguno, amplificados sin cuestionamientos por los grandes medios obsecuentes? Veamos (información):

 

¿¡“Este es el único camino”!? 

En el Cuadro “En el País de las Maravillas PRO” podrán observar (detenidamente por favor) cómo evolucionaron diferentes indicadores económicos en el trienio (2016/2018), que perspectivas existen para este 2019 y como concluirían su variación porcentual acumulada en la “era cambiemita”; el cual demuestra una incontrastable nefasta realidad, ¡sin vestigio de mejora futura alguna en ningún indicador (ni en uno sólo)!, lo que debería dar una respuesta indiscutida a las preguntas que les formulé, no?

Veamos. El nivel de actividad económica Pro, medida por nuestro “P.B.I.”, ¡acumularía una caída del 3,3 %! (recuerden por favor que en la época de la “pesada herencia” tuvimos todos años de marcado y sostenido crecimiento). 
La “Industria Nacional” ya sufrió la peor caída luego de la gran crisis del 2001 en el trienio 16/18 (- 8 %) y llegaría a contraerse cerca de un ¡12 %!; en sintonía, la “Capacidad instalada utilizada” se redujo del 74 % (que llegó en la era del “populismo”) al 56 %, con 24,6 % de caída en el trienio 16/18 y llegaría a ser un ¡32 % más ociosa! en toda la era cambiemita. 

Esta situación repercute en el incremento de la “Tasa de Desocupación” que pasó del (“populista”) 5,9 % al (“amarillo”) 9,1 % en el trienio 16/18 (a pesar de haber incluido a cientos de miles de monotributistas en el cómputo) y se espera llegue a niveles cercanos al 12 % a finales de 2019 ¡duplicándola con el 103 % de incremento! 

Las abrumadoras caídas en el P.B.I. y en la actividad industrial se explican principalmente en gran medida por el fortísimo desplome del “Consumo”; medido sobre las ventas minoristas, relevadas por CAME (Cámara Argentina de la Mediana Empresa), las cuales caerían cerca del ¡20 %! (¡registrándose hasta finales de 2018 caídas mensuales consecutivas, que se superan mes a mes desde inicios del 2016!). Y el consumo se desploma por la sencilla razón que gran parte de la población no sólo perdió el trabajo sino también fuertemente poder adquisitivo; el cual se refleja en la licuación del “Salario Real”, que acumularía en la “era Pro” una pérdida escalofriante de cerca del ¡30 %! (comparen por favor esta realidad con la del “populismo K” -10 años de fuertes crecimientos y sólo dos de pequeña pérdida-). 

El salario real se licúa vía suba generalizada de los precios que superan la recomposición de ingresos de las familias; esto ocurre así a causa de la descontrolada escalada inflacionaria, la cual acumulará en la era cambiemita un incremento de su “Índice de Precios al Consumidor (I.P.C.)” del ¡265 %!. 

¿Qué explica principalmente esta escalada inflacionaria? Simple, en una economía donde se profundizó la dolarización de nuestros alimentos y recursos naturales, ¿adivinen?, ¡sí! la monstruosa “Devaluación de nuestra moneda” fruto de la liberación del Tipo de Cambio que se estima llegará a ser del ¡460 %! (si el mismo llega a los $ 55 a finales del 2019); y con la ayuda indiscutida, de los exorbitantes “tarifazos” en todos los servicios públicos que acumulan porcentajes con 3 ceros (Energía 3.756 % y Gas 2.042 %, en consumos medios y bajos).  

Continuemos. Estas descomunales pérdida de salario real e incremento de la desocupación mencionadas son las que principalmente explican el indignante incremento en el “Índice de Pobreza” que superaría el ¡20 %! en la era cambiemita; habiendo arrojado, ¡sólo en el 2018!, a más de 3.000.000 de personas a la pobreza y a 870.000 a la indigencia (arrojando también a ¡600.000 niños!, según la “indiscutida” UCA).

Pero por si les parece poco todo el desastre mencionado hasta acá, fruto de las políticas implementadas, aún falta decir que nos endeudaron por cerca de u$s 200.000.000.000 donde el “nivel de deuda sobre el P.B.I.” pasó ¡en sólo tres años! de representar el (“populista”) 40 % a niveles cercanos al (“cambiemita”) ¡100 %! El cual seguirá incrementando (hace poco recibimos u$s 9.600.000.000 más del F.M.I., para ser rifados hoy a razón de ¡u$s 250.000.000 por día! para intentar contener el liberado Tipo de Cambio hasta las próximas elecciones) elevando seguramente esta participación en un 160 % en los 4 años de gestión cambiemita. Situación que acrecienta además la descomunal fuga de divisas (¡el flagrante desfalco!). 

Este descomunal endeudamiento hasta con el F.M.I., impone cruentos “Ajustes” en todas las partidas estatales que garantizan derechos universales y consagrados (que damos por adquiridos y que se encuentran en serio riesgo de desaparecer) y determina el destino de nuestra política económica con el único objetivo de garantizar a nuestros “usureros internacionales” el cobro del capital adeudado y de los abultados intereses. Para figurarnos mejor, en estos días se festejó haber sobrecumplido la meta trimestral del ajuste fiscal -del Déficit Primario-, que impactó principalmente en el área de prestaciones sociales; mientras que el Déficit Financiero creció un 31,5 % explicado por el incremento del 106,7 % en el pago de intereses (1er. trimestre del 2018 se pagaron $ 60.522.000.000 y en el 1ero. del 2019 $ 125.129.000.000-; una monada, no?).  

Pero si esto aún, no es suficiente todavía, también falta mencionar la monumental “Timba Financiera” que absorbe nuestro B.C.R.A. (Déficit Cuasi-fiscal); que se mide de ¡a billones de pesos y a tasas de interés ilógicas de exorbitantes! (las incrementaron del 25 % al 75 % actual, ¡apenas un 200 %!). Situación que no sólo condena cualquier vestigio de actividad productiva e intento de recomponer el consumo sino que nos cuesta fortunas siderales en el pago de intereses. Sólo para figurarse y tomar cabal dimensión les informo que los intereses pagados por la “Timba” en el año 2016 fueron de $ 157.465.000.000, en el 2017 arrojaron $ 327.834.000.000 (incrementando un 108 %) y que hoy se estima que se pagan más de ¡$ 80.000.000.000- mensuales! por las exclusivas (sólo para entidades financieras) “Leliqs”. 

 

“El País del sinsentido”

Como podrán observar este “Gobierno fantástico” no sólo implosionó nuestra economía real dañando severamente nuestro aparato productivo, generando una cruenta “estanflación (recesión económica con fuerte inflación), corridas cambiarias, especulación financiera, pobreza, desempleo, etc.; sino que además, nos endeudaron hasta los tuétanos (¡hasta el default!) y por generaciones enteras. Pero ante el obsceno, monumental y evidente desastre económico y social provocado; “en el País de las maravillas cambiemita”, el rumbo no se cambia y se afirma que: ¡“este es el único camino”!. Nos preguntemos: ¿Este es el camino que nos hará crecer; ¡mientras se destruye todo!? ¿No es acaso el País Pro, el País del sinsentido? Asimilen toda la información expuesta y reflexionen sin prisa por favor. 

Nos prometieron un mejor futuro y nos llevaron al peor pasado; y a pesar del desastre realizado, aún pregonan que este es el único camino. Ojalá volvamos a lo más bienintencionado y próspero del pasado para lograr un mejor futuro y retomar el camino de políticas progresistas, inclusivas, que estén orientadas a mejorar la calidad de vida de todos los habitantes del suelo argentino y no el de unos pocos cipayos locales y foráneos poderosos y amigos. Nos debe quedar claro que este no es el camino para el mejor vivir de todos los argentinos.

Fuerte abrazo y hasta la próxima. 
 

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias