Columna de opinión del CPN Germán Vittore

Morir “sin” las botas puestas

Luego del “populista” Plan Alivio y del inevitable Default; ahora, el “odiado” ¡Cepo!
domingo, 08 de septiembre de 2019 01:09
domingo, 08 de septiembre de 2019 01:09

“Retroceder en chancletas”

Ni bien asumió, con el apoyo del voto popular, este 3er. proyecto neoliberal (que se implementa desde la década de los 70 en nuestro País, representado por esta 2da. Alianza PRO, UCR y ARI); propició el “libertinaje económico y financiero”, a favor de ciertos sectores poderosos y concentrados. Uno de los pilares de este libertinaje fue la desregulación total del mercado cambiario y de capitales. 

Casi como 1er. acto de Gobierno levantó con bombos y platillos el mal llamado “Cepo Cambiario” (para que ¿¡todos!? fuéramos más libres y se concretara la panacea del crecimiento y de la prosperidad de nuestra Nación, ¿se acuerdan fines del 2015 e inicios del 2016?), permitió la libre entrada y salida de los capitales especulativos golondrinas, luego eliminó la obligación de nuestros exportadores de ingresar los dólares de nuestras exportaciones, etc., etc., etc. 

Esto provocó casi instantáneamente las constantes y abruptas corridas cambiarias (que ya devaluó nuestra moneda en un 500 %, duplicando los niveles de inflación que licuó brutalmente el ingreso de todos los argentinos y que provocó inconcebibles incrementos en la pobreza e indigencia) y fueron la excusa para tomar un desenfrenado endeudamiento externo (donde el 60 % del mismo fue destinado a bancar el atesoramiento y la fuga) y fomentar una obscena “timba financiera” (que destruyó el aparato productivo y el crédito).
 
Hoy este “modelo libertino”, que postergó y empobreció a todo el pueblo argentino, colapsó. 

El pasado Domingo (01/09/19) mientras se publicaba la anterior columna “Reperfilando la Macrisis” donde analizábamos las causas de porqué este Gobierno Cambiemita se vio en la obligación de reconocer y declarar el (quiebre) “Default” de la deuda; se conocía que nuestro Presidente firmó un Decreto de Necesidad y Urgencia (este sí amerita plenamente los adjetivos), donde se instala un nuevo control cambiario (un “Cepo al dólar”). 

Al parecer, sin tomar esta medida regulatoria (siempre necesaria pero oportunamente defenestrada); sin los desembolsos comprometidos por el socio F.M.I. y a pesar de patear pagos a la próxima gestión por hasta u$s 10.000 millones del “Default Selectivo”,  no alcanzarían las Reservas (que esta semana, a pesar del Cepo, cayeron ¡u$s 3.151 millones!) para contener la fragilidad del modelo de corridas y fugas implementado y se pondría en serio riesgo (otra vez en nuestra historia) a que un nefasto Gobierno como este no llegue a concluir su mandato.

Así llegamos a 3 años y 9 meses vista a volver a regular la demanda de dólares (eliminando el atesoramiento para las empresas y limitando el de las personas físicas a u$s 10 mil por mes y restringiendo la distribución de utilidades y dividendos de las multinacionales); y a oxigenar la oferta genuina (retomando la obligación de los exportadores a ingresar los dólares fruto de nuestras exportaciones). ¡Volvemos conceptualmente al punto de partida!

Es decir que este Gobierno (ya con el agua al cuello) “retrocede en chancletas”; para tratar de frenar el tremendo descalabro, ¡que él mismo provocó! 

Lamentablemente en el medio (en este lapso de libertinaje Pro) sufrimos un descomunal y condenatorio endeudamiento, mega-devaluaciones, escaladas inflacionarias, una patria financiera y especulativa que destruyó la productiva, un histórico “industricidio”, recesión económica con caída fortísima en el nivel de consumo de toda la población, más desempleo, hambre y pobreza y todos los etcéteras que le caben a esta crítica y terminal situación socioeconómica y financiera que provocó este 3er. proyecto neoliberal cambiemita que aún estamos y seguiremos sufriendo. ¿Qué les parece? ¿Qué buen cambio, no?

Cuando “las papas queman”; dejemos el “(neo)liberalismo” y hagamos “populismo”.

Cuando “las papas queman” se buscan soluciones a los problemas y se aplican medidas que supuestamente los generaban.

Veamos. Cuando hay que “levantar la pata al ajuste” en un año electoral (como en el 2017) para reactivar en algo la economía o cuando hay que “poner plata en el bolsillo” a la gente (como ocurre ahora, pos PASO con el “Plan Alivio”); no hay “puritos” en:
• permitir paritarias sin techo, 
• levantar el freno a la obra pública (que el Estado gaste para motorizar la economía), 
• planchar la cotización del dólar, 
• postergar incrementos de tarifas y combustibles, 
• aumentar fuertemente los gastos en seguridad social (AUH), 
• financiar con la Banca Pública y con la ANSES al consumo interno,
• reducir el IVA en alimentos básicos, 
• incrementar el mínimo no imponible del impuesto a la ganancias de trabajadores de altos ingresos, 
• eliminar aportes personales para trabajadores registrados, etc., etc.

Es decir se implementan algunas atinadas medidas, que se podrían tildar de marcado corte “keynesiano” y de “populistas”. O como ocurrió con el nuevo “Cepo Pro”, se regula algo de todo lo que se debería regular y se desreguló. 

Así es como esta 2da. Alianza “neoliberal y conservadora” se baja de su pregonado y “superador” modelo y se vuelve “populista”; prostituyendo así fundacionales ideales y convicciones (si los hubiera) ya que aplica medidas y regulaciones como estas (“cuando las papas queman”), que según su visión del mundo serían la génisis de todos nuestros problemas. Una gran hipocresía, no?

“Sin las botas puestas”

La expresión “Morir con las botas puestas” refiere a llevar algo adelante, relevante e importante, con decisión y convicción (en el ámbito belicoso, para cumplirlo, hasta se podía llegar a perder la vida). 

Queda claro, no? Este extinto Gobierno que representa Mauricio Macri, que hasta las PASO parecía convencido en llevar hasta las últimas consecuencias este cruento nuevo modelo neoliberal; termina traicionado y defraudado a propios (para salvar las ropas) y a extraños (que seguramente no esperaban tanto daño) y muere (en su ocaso), “sin” las botas puestas. n
 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias