33 de mano

Dilema de la UCR: billetera o ideales

martes, 30 de junio de 2020 01:49
martes, 30 de junio de 2020 01:49

No eran muchos. Pero se hacían sentir. Habrán sido unos 50 radicales frente al comité de Chacabuco al 700, munidos de algunos redoblantes, pitos y un par de matracas. Lo suficiente como para hacerse escuchar: “¡Cambiemos…cambiemos… cambiemos!”, o “¡Luchemos, luchemos, ahora cambiemos!”, o “¡Porque lo queremos, cambiemos, cambiemos!”. Ocurrió hace pocos días. En una de las oficinas de la casa radical, a puertas cerradas, el ídolo de los re (repetir tres veces como mínimo) electos, “El Oscar” (también llamado por sus subordinados jefe, patrón o amo) comandaba ante la tropa “obediencia debida” una reunión secreta para últimas detalles de lo que se viene: candidaturas, listas de buena (y mala) fe y todo lo que indique la perinola que en todas sus caras tiene el “YO” como única respuesta. El hombre no pudo resistir más y se acercó a la ventana atraído por el griterío. Miró a un eterno reelecto que estaba a su lado, le guiñó un ojo y con aires de suficiencia le dijo al oído: “A papá…”. El residente en República y Ayacucho, con los ojos casi llorosos, acercó sus labios a un oído del líder y susurró: “Sos un mago”. De pronto, silencio. La ventana abierta de par en par y la figura con los brazos en alto sonreía como si hubiera metido el gol del triunfo (la verdad, una postal grotesca). Del grupo de manifestantes se adelantó un hombre entrado en canas y gritó: “¡Cambiemos ya la presidencia del partido!”. Un joven dio un paso adelanto y dijo: “¡Cambiemos toda la dirigencia, paremos la caída”. Una señora, muy enojada, expresó: “¡Cambiemos urgente esta triste historia, nuestro partido nunca tuvo dueños ni patrones!”. La ventana, poco a poco, se iba cerrando. Una muchacha veinteañera no pudo contener su bronca: “¡Cambiemos los candidatos a legisladores provinciales y nacionales, ya cansaron con las mismas figuritas!”. La ventana se cerró del todo.

*****

  Las voces no se apagaron y, por el contrario, estaban cada vez más encendidas. Una mujer, apoyada su mano derecha en un bastón, exclamó: “¡Cambiemos a los que quieran lucrar con nuestro partido, fuera los mercenarios de la política, volvamos a los ideales radicales!”. El más emotivo mensaje lo pronunció un abuelo, acompañado de su nieto. Papel en mano, manifestó: “Cambiemos por favor, antes que sea demasiado tarde. Cambiemos el amarillo de un partido inexistente como es el macrismo por los dignos colores de nuestra bandera radical, esa que izaron Alem, Yrigoyen, Illia, Balbín y Alfonsín. Dejemos de caminar de rodillas y nos pongamos de pie, orgullosamente radicales!”. Fuertes aplausos y otra vez el estentóreo “¡Cambieeeemos… cambieeeemos!”. Los que estaban adentro, en la pretendida reunión secreta, bajaron la cabeza y miraron el piso. Tiempo de sentir un poco de vergüenza. Mientras, en un auto que circulaba por la zona, tenía prendida una radio que recordaba aquel histórico discurso de Raúl Ricardo Alfonsín frente al Monumento a la Bandera, el que emocionó a propios y extraños. Ese que habla de que “se acabó la dictadura, se acabó la corrupción”, de la unión nacional. De que se acabaron “las sectas de los nenes de papá, de los adivinos y de los matones. Se acabó la sociedad anticuada y machista que padece la Argentina”. Ese discurso que hablaba del peronismo de Perón y Evita. Un adelantado Alfonsín: ya sabía por ese entonces que el kirchnerismo no fue, no es ni será nunca peronismo. La realidad nos atrapa con lo peor: el dueño de la UCR local, con motivo de los 129 años del radicalismo, dijo: “Los radicales somos muchos, pero solos nosotros no es suficiente, no nos alcanza”. Claro mensaje de más obediencia a la billetera del PRO y a esperar instrucciones de la insólita Patricia Bulrich. Pero no todo está perdido: Alejandro Páez, que figura como presidente de la UCR, prometió que no iría por la reelección. La mejor obra de su gestión. Diría Pepito Marrone: ¡Cheeeeeee!

9%
Satisfacción
0%
Esperanza
63%
Bronca
9%
Tristeza
0%
Incertidumbre
18%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias