“Aún confío en la Justicia”

viernes, 10 de julio de 2020 00:52
viernes, 10 de julio de 2020 00:52

Director El Esquiú:

Es lamentable, en un Estado de Derecho, con división de Poderes, que aún no se haya citado a Declaración Indagatoria a mi hermano, Dr. Jorge Ricardo Angelina.


Así lo prevé el C.P.A. cuando existieren Delitos Perseguibles de Oficio. Adjunté y adjunto toda la prueba documental de mis dichos y denuncias antes las Fiscalías y Fiscalía General.


El mismo, mi hermano, se jacta de que por ejemplo, como la Dra. Milagro Vega vive en el edificio que él administraba, jamás iría en contra de él.


De igual modo, dice “jamás te pagaré, ya que ‘El Pepe’ (supongo será el Dr. José Cáceres, ministro de la Corte) es una amigo y a vos te odia. La Amelia responde a mí... y para qué te digo ahora Cippitelli, también lo he sumado. Ojo que mi nueva novia me permite otro voto más. Además, soy amigo de los hijos del Procurador General Lilljedhal”.


¿Cómo ejercer un derecho en Catamarca? ¿Cómo sin vergüenza alguna extorsiona con su tráfico de Influencias? ¿Es por ello que las cinco denuncias que le hice no prosperaron? Esto a pesar de la frondosa e irrefutable prueba que existe.


Mi hermano se pasea por los cafés de Catamarca con una carpetita diciendo que la casa familiar es de él. Lo hace con una cesión de derechos hereditarios nula. Si leen bien, duele más, ya que es un hermano que no se apoderó de mis bienes, sino del patrimonio de mis amados hijos y tiene el tupé de aducir que los ayuda.


Por ello y sobre todo porque padezco cáncer de colon, y recomendación del especialista en psiquiatría, Dr. Nelson Tomás Valdez, me tuve que ir de Catamarca. No solamente peligraba mi vida por la enfermedad citada, sino porque un hermano me hizo regresar a la cárcel con causas inventadas.


Tengo 16 sobreseimientos y absoluciones, pero en una Cárcel. Jamás fui imputado, ni siquiera por falsa denuncia. ¿Y el Tribunal Deontológico del Colegio de Abogados, qué espera para sancionar a quien hace falsas denuncias?


Como he agotado las vías Judiciales en Catamarca y harto de estar imputado INJUSTAMENTE en Catamarca, dije “me quedo en Córdoba a vivir lo que Nuestro Señor Disponga”.


Saliendo de la primera sesión de QUIMIOTERAPIA, sin mediar palabra, aparece un “Sicario”. Me pegó en dos oportunidades y me dijo “en Córdoba tampoco vas a vivir si intentas cobrarle a Ricardo” (SIC).
El sicario me robó, me persiguió y donde estaba aparecía.


¿Es tan difícil oficiar a los números de celular (empresas de telefonía móvil) de mi hermano y el sicario que me mandó?
He criticado varias veces a seres que han litigado por la prensa. Pero pregunto: ¿qué puedo hacer para cobrar lo que es mío? No, de mis hijos... Poner en conocimiento a la prensa y que la Justicia, de una vez por todas, actúe de oficio, al igual que el Tribunal Deontológico del Colegio de Abogados.


Creo que ha llegado el momento de que se termine lo que hoy es a las claras, lamentablemente, una corporación. Confío en que no existen hijos y entenados.


Pido al director publique esta carta y si son falacias, se me impute a mí el falso testimonio, calumnias e injurias. Pero que por el solo motivo de ser abogado no se apodere Ilegítimamente de los bienes de mi amado y fallecido padre y de un capital que forjé durante años de trabajo.


¿Habrá justicia? Debe haberla. Las pruebas avalan mis dichos. ¡¡¡Temo por mi Vida!!!. Muchas veces he pasado hambre. El Dr. Arturo Brizuela me facilitó los medicamentos, así como también el Dr. Nelson Valdez.

Pablo Fernando Angelina

Nota: en la presente, Pablo Angelina, indica el nombre de un sicario que lo agredió y lo amenazó. No incluimos su nombre por razones de orden jurídico.n

11%
Satisfacción
0%
Esperanza
11%
Bronca
50%
Tristeza
0%
Incertidumbre
27%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias