OPINIÓN

La “guerra fría argenta” terminó La oposición política, judicial y mediática en pie de “guerra abierta”

domingo, 13 de septiembre de 2020 01:08
domingo, 13 de septiembre de 2020 01:08

Cuando el río suena, piedras trae
Como si no fuera poco el hecho de que estamos viviendo épocas dificilísimas, de zozobra socioeconómica y riesgo sanitario por nefasta herencia cambiemita y amenaza pandémica, ahora hay que prestar especial atención y preocuparse por la estabilidad institucional y política de nuestro País, la cual ha sido, estos últimos días, incipientemente amenazada.


Es imposible no advertir que bajo el amparo de una protesta genuina se orquestó una maniobra desestabilizadora. Una mano negra avivó y utilizó los justos reclamos de la fuerza policíaca más grande de la República para “apretar”/enviar una señal al gobierno actual (la misma que seguro los contuvo cuando éstos se acrecentaron los últimos 4 años -¡la pérdida de salario policial en la era Vidal fue abismal!-). Partidarios de Juntos por el Cambio (JxC) la anticiparon por TV y fueron los voceros uniformados de la proclama. Las armas y los patrulleros destinados a cuidar la democracia fueron utilizados para extorsionarla. Este sorpresivo e insubordinado reclamo de “La Bonaerense” (que rodeó la Quinta de Olivos, no quiso reunirse con el Presidente y puso a gran parte de la Sociedad en vilo) es un hecho gravísimo no menor a tener en cuenta, más si contemplamos que no hace mucho fuerzas similares fueron partícipes activas del golpe de Estado en el vecino País de Bolivia.


Al parecer el expresidente que vaticinaba que no habría elecciones el próximo año y que era posible un golpe de Estado no estaba tan “gagá” como se pensaba, más si tal vez se refería a uno “blando” pergeñado por los medios, la justicia y la política (al estilo de los últimos ocurridos en Brasil, Ecuador, Perú, Bolivia, etc.) y no a uno “duro” de militares, ¿no?
¡Cuidado!, que “cuando el río suena, piedras trae”.

Dique de contención
Para encontrar una solución a esta desestabilización, el gobierno nacional del Frente de Todos (FdT) decretó trasferir un punto (1 %) de la coparticipación de la CABA a la Provincia de Bs. As. De esta manera corrige otro exceso regresivo y de privilegios PRO, ya que el expresidente Macri, en enero de 2016 (ni bien asumió), con la excusa del traspaso de la Policía Federal a la Ciudad Autónoma, decreta elevar este índice de coparticipación de manera desmedida del 1,4 % al 3,75 % (muy por encima de la compensación debida).


Esta corrección de fondos excesivos destinados al distrito más rico de nuestra Nación, potestad del Ejecutivo, tiene una lógica no solo redistributiva sino federal y no podría ser considerada inconstitucional, como lo plantea el jefe comunal PRO, ya que tampoco lo fue en el 2016, ¿no? Pero como en la Corte Suprema Justicia (CSJ) hay jueces “amigos” que “Mauricio” puso por Decreto (“y se doblara lo derecho”) y el porcentaje de rebaja actual llegara a ser considerado inconstitucional, ¿también lo fue entonces el porcentaje en exceso otorgado oportunamente? ¡En ese caso, la CABA debería devolverlo! Salvo algo extraño y oscuro que pueda suceder, el planteo de Rodríguez Larreta es difícil de comprender.


Pero más allá de lo que vaya a acontecer sin dudas esta decisión, que debería ser aplaudida y haberse tomado desde el primer día, fue un acertado “dique de contención” para frenar el desborde de este río bravo (que seguramente, más piedras seguirá arrastrando).

La guerra se calienta
¿Qué pasó que de pronto todo se desmadró y el clima se enrareció y enardeció? De pronto: # los representantes de JxC (convertidos más en panelistas de la “Divina TV Führer”), acéfalos de ideas, evitando cualquier debate serio, boicotean caprichosamente sesiones en el Congreso impidiendo su funcionamiento; # apareció Elisa Carrió (por la misma TV) desvariando con un autogolpe de CFK que programaría saqueos para derrocar a Alberto (¿?) y # la centralidad mediática comandada por el “Clarinete” comenzó a martillar subconscientes fomentando despiadadamente el odio y el miedo (inseguridad por sublevación policíaca, frustrada prisión domiciliaria de Lázaro Báez -más mil editoriales instalando el tema las 24 horas-, amplificadas marchas anticuarentena que queman barbijos en el Obelisco -que serían orquestadas por La Cámpora (¿?)-, amenaza a la propiedad privada por la toma de tierras -que de pronto pasó a ser un tema trascendental en la agenda-, etc., etc., etc.).
Todo esto aconteció/se agudizó el día después que el gobierno del FdT “bombardeara la flota armada” del poder real de nuestro País, declarando servicios públicos esenciales y estratégicos a las tecnologías de la información y las comunicaciones, congelando además su valor hasta el 31 de diciembre, “despertando al gigante (que nunca estuvo) dormido”.


Si bien es sabido que el poder concentrado, cipayo, de derecha y neoliberal argento nunca tuvo escrúpulo alguno en menoscabar el poder político y la legitimidad de cualquier gobierno popular y progresista, nos debe quedar en claro que ahora su brazo político (JxC), judicial (Comodoro Py/CSJ) y mediático (Clarín, La Nación y demás satélites) se pintó la cara, se puso en pie de guerra, dejó de lado la simulación de diálogo y las maniobras de desgaste y desestabilización indirectas y declaró una “guerra abierta” (que será caliente y cruenta, más si contemplamos que “Les Fernández” intentan modificar en algo el status quo regresivo y de privilegios imperante y además osa “¡tocarle los bolsillos!”).


Debemos tomar conciencia de que todo valdrá para desmoronar al gobierno del FdT y agitar en su contra a la población; poco les seguirán importando los padecimientos que están sufriendo todos los argentinos fruto de la debacle socioeconómica que ellos provocaron los últimos 4 años (y casi siempre), cuando se encargaron de desfalcar y endeudar a nuestro Estado, y de las nefastas consecuencias internas (fallecen 200 compatriotas por día) derivadas de la global “corona-pandemia”. Hay que espabilar y actuar en consecuencia, que a partir de ahora (¡agarrate, Catalina!), terminó la “guerra fría argentina”.

Por  Germán Vittore - CPN 

80%
Satisfacción
0%
Esperanza
13%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
6%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias