Columna de Opinión

“Nuevas formas de acoso escolar y violencia de género”

lunes, 11 de abril de 2022 01:13
lunes, 11 de abril de 2022 01:13

(*) Rodrigo Morabito


El acoso escolar puede verse materializado a través de diferentes formas, ergo no solo abarca la violencia psicológica o física sostenida, constante o permanente en el tiempo en contra de un niño, niña o adolescente ejercida por otro u otros niños, niñas o adolescentes, sino que, además, hoy en día pueden existir otras formas violentas de acoso en las escuelas.


En efecto, el día sábado se dio a conocer en los medios de comunicación locales que un niño de 13 años en una escuela capitalina tomaba fotografías de las partes íntimas de algunas niñas que acuden al mismo colegio. 


Ahora bien, más allá de las medidas disciplinarias correspondientes que fueron aplicadas, lo cierto es que este tipo de conducta (y claro está otras que impliquen acoso escolar) puede evitarse con educación e información a los más chicos. 
El acto de filmar o fotografiar a alguien en sus partes íntimas es una conducta conocida en el mundo como Upskirting o “bajo falda” y agrupa situaciones en las que se muestran las partes íntimas de una mujer o niña en un lugar público y, claro está, sin su consentimiento, lo cual supone una forma de violencia al capturar una imagen del área de la entrepierna, la ropa interior y a veces los genitales.


Quizás en muchas ocasiones, esta práctica sea muy difícil de precisar en razón a la gran dificultad para la identificación del agresor, especialmente si la víctima no se percató de esa acción, no obstante, jugará un papel fundamental el compromiso de las personas que sean testigos ocasionales al momento de realizarse esta conducta, como también de quienes reciban las imágenes por alguna red social (Facebook, Twitter, Instagram, WhatsApp, etc.) evitando su propagación mediante el reenvío inmediato de las imágenes. 


Se trata de conciencia y sensibilización ante este tipo de violencia al no existir hasta el momento legalización de esta situación. 
Ahora bien, más allá de esta conducta de acoso escolar, lo cierto es que, a su vez, esa misma conducta constituye una forma u especie de violencia de género. 


En este sentido, me parece importante destacar que el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, ha dejado muy en claro que la Convención para la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW por sus siglas en inglés) “era plenamente aplicable a los entornos tecnológicos, como internet y los espacios digitales, donde las formas contemporáneas de violencia contra las mujeres y las niñas a menudo se cometían en su forma redefinida” (Recomendación General nº 35, 2017, citado en el informe de la Relatora Especial sobre la violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias del Consejo de Derechos Humanos, perteneciente a la Organización de Naciones Unidas (ONU), A/HRC/38/47 de fecha 18/6/2018). 


De igual forma, en el mencionado informe se destacó lo siguiente: “La protección de los derechos humanos de la mujer y la eliminación de la violencia contra las mujeres y las niñas en la vida pública y privada en el ´mundo real´, sigue siendo un reto mundial que se ha extendido al espacio digital de los medios sociales, como Instagram, Twitter, Facebook, Reddit, YouTube y Tumblr y otras comunicaciones de telefonía móvil, sitios de microblogs y aplicaciones de mensajería (como WhatsApp, Snapchat, Messenger, Weibo y Line), que ahora forman parte de la vida cotidiana de muchas personas en todo el mundo…”.
En definitiva, cuando se materializa o consuma un caso de acoso escolar como el aquí mencionado, esa misma conducta, a su vez, puede exteriorizarse en una clara forma de violencia de género cuando está dirigida a niñas o adolescentes, por lo que es fundamental no solo en el ámbito escolar, sino además y principalmente en el hogar, concientizar y educar a los niños para sensibilizar y, ante todo, prevenir.  


(*) Juez de Responsabilidad Penal Juvenil. Profesor Adjunto de Derecho Penal II (UNCA). Miembro de la Mesa Nacional de Asociación pensamiento Penal. Miembro de Ajunaf. Miembro de la Red de Jueces de Unicef. Miembro del capítulo argentino de Magistradas y Magistrados por los derechos sociales y la doctrina franciscana. 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
66%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
33%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias