Valiosa reseña del flklore catamarqueño

"Cantale chango a mi tierra"

sábado, 24 de julio de 2010 · 00:00

Hablar de la música folclórica catamarqueña es navegar en aguas que han sido poco exploradas y abordadas por bibliografías locales. Por ello, la presentación que se realizó, el pasado martes, del libro Cantale Chango a Mi Tierra… Catamarca, en la XL Fiesta Nacional e Internacional del Poncho, ha cobrado un destacado valor en función de la idea de rescatar las raíces y tradiciones.
En un clima ameno y con una destacada presencia de público, este trabajo literario perteneciente al periodista Javier Villacorta se presentó en la flamante sala de exposiciones del denominado Espacio Bicentenario y se encuadra dentro de las diversas actividades culturales programadas por la Secretaría de Cultura para esta edición del Poncho.
Con la coordinación de Mariana Ventrice, el autor de la obra efectuó una reseña de su trabajo, destacando los principales lineamientos de su tarea de investigación y una serie de pautas tendientes a revalorizar la música de raíz folclórica en el contexto local y nacional. En la oportunidad, dejaron su sello las voces de Cololo Macedo y Emilio Morales.
Durante su alocución, Vi-llacorta explicó que Cantale Chango a mi… tiene por objetivo brindar un marco de análisis e investigación sobre la realidad que tuvo y posee la música folclórica de Catamarca, desde aquellos versos interpretados por los santamarianos Carlos y Manuel Acosta Villafañe y Margarita Palacios, o la poesía de Polo Giménez y Atuto Mercau Soria, hasta el canto contemporáneo reflejado en letras de autoría de Carlos Bazán, Roberto Ternán, entre otros.
El autor sostuvo: “La idea gira, principalmente, en torno a proponer pautas de trabajo para que la música catamarqueña comience paulatinamente a recuperar aquel espacio que supo poseer en el cancionero folclórico nacional, y que posteriormente fue dejando a interpretaciones musicales de provincias vecinas”. Y agregó: “El ámbito escolar es el principal escenario a abodar, debido a que la realidad demuestra que los lineamientos de enseñanza actuales no contemplan aspectos vinculados a la identidad de cada pueblo”.
Así, explicó que se deben trazar diferentes perfiles de labor promoviendo una conscientización de los actores involucrados (artistas, estado provincial, sector privado y público, escuelas, público, etc.), a los efectos de generar las condiciones de desarrollo y resurgimiento de la música local.
“Qué bueno sería ver que un niño o un adulto, a través de la escuela o por medios de comunicación, le encuentre el significado y sentido a la música y poesía catamarqueña, porque, de esta manera, se habrá alcanzado uno de los objetivos más caros que posee una comunidad para con sus raíces”, concluyó.
Apelando por momentos al refuerzo de la literatura, Cantale Chango a mi… recrea, además, el camino que transitó desde sus orígenes el folclore a nivel nacional y provincial, destacando virtudes y defectos que marcaron transformaciones que han dejado su huella. Esta bibliografía es editada por Editorial Sarquís, y cuenta con el destacado aporte de diversas imágenes fotográficas pertenecientes al reconocido reportero gráfico Ariel Pacheco.
 

Comentarios

Otras Noticias