Este jueves será una fecha especial para el conjunto

Los de Catamarca, 48 años defendiendo la música nativa

Cantándole siempre a las raíces catamarqueñas, la formación liderada por Marcelo Amador se ha convertido en una leyenda de la música folclórica local.
lunes, 09 de agosto de 2010 00:00
lunes, 09 de agosto de 2010 00:00

Para los integrantes del conjunto folclórico Los de Catamarca, este jueves no será una fecha más en el calendario. Por el contrario, cumplirán 48 años defendiendo la música y las raíces catamarqueñas a través del canto y la poesía.
Precisamente, fue un 12 de agosto de 1962 cuando Marcelo Amador, Jorge Herrera y Carlos “Cateto” Brizuela decidieron unir sus voces para comenzar a recorrer un camino muy especial, el de la música folclórica de Catamarca. Aquella formación nació con el nombre de Las Voces para el Folclore, aunque en el año 1966 pasaron a denominarse como son conocidos en la actualidad: Los de Catamarca.
Marcelo Amador, único integrante fundador que conforma el grupo, aseguró sentirse “emocionado” por el momento, al tiempo que comentó que “es un sueño cumplido poder llegar a una fecha así, amando lo que uno mejor hace y que es cantar y, especialmente, a nuestra Catamarca, a nuestras cosas, a todo ello…”.
Emocionado, Amador recuerda los comienzos del conjunto, como también las más jugosas anécdotas que le tocó vivir junto a sus compañeros, sin olvidarse del “permanente acompañamiento” de parte de su familia.
“Han pasado muchas cosas en estos años, pero lo que más vale es el acompañamiento de la gente a nuestra propuesta, que no es otra que defender la poesía de los autores catamarqueños, que nuestra música trascienda Catamarca y se haga conocer. No queremos ser ejemplo, pero sería bueno que los chicos de ahora conformen sus conjuntos pensando en difundir nuestras raíces y no canciones que nos impone el mercado, o las que son muy aplaudidas, pero que nada tienen que ver con nuestra tierra”, indicó.

Integrantes

Con diferentes integrantes a lo largo de la carrera, la formación más conocida y exitosa del grupo estuvo conformada por Marcelo Amador, Jorge “El Negro” Herrera, Carleti Barrionuevo, Arnoldo “Pipo” Ávila y Marcos Ibáñez. También estuvieron momentáneamente Carlos Brizuela y Armando Arévalo, que falleció trágicamente en un accidente en Pomán.
Actualmente, Amador y Ávila cuentan con el acompañamiento de Nelson Tula, hijo de uno de los integrantes de Los Arrieros de Valle Viejo, Edmundo Tula, que también estuvo en el conjunto que lideró en su época Manuel Acosta Villafañe.
Una de las principales características del grupo es haber participado en la totalidad de las ediciones de la Fiesta Nacional del Poncho. Caracterizados por su predilección a cantar temas netamente catamarqueños, grabaron por primera vez en 1977, cuando promocionaron un material musical sobre la Fiesta Nacional del Poncho.
Este tradicional conjunto folclórico encierra sentimiento, mensajes y, fundamentalmente, hay una identidad muy fuerte, que pasa por el hecho natural de ser catamarqueños. Ellos lograron con el tiempo que sus canciones sean una marca registrada, sin perder de vista la evolución de las cosas.
Le cantaron siempre a Catamarca y este fue el atributo inconfundible y permanente. Alcanzando un perfil legendario, se han convertido en una institución, en una leyenda viviente dentro de la historia misma del folclore de Catamarca.

Comentarios

Otras Noticias