Se cosecharon diferentes premios

Catamarqueños premiados en el Festival de Laborde 2011

En el tradicional festival cordobés, una delegación de sesenta catamarqueños dejó bien en alto el prestigio de la danza local. Hubo acompañamiento oficial desde el municipio capitalino.
jueves, 10 de febrero de 2011 00:00
jueves, 10 de febrero de 2011 00:00

La realización de una nueva edición del Festival de Laborde en enero pasado, dejó como saldo la destacada participación de los catamarqueños que dijeron presente en esta oportunidad.
Concretamente, una delegación de sesenta personas, todas catamarqueñas, participó de este prestigioso festival en los diferentes rubros de danza, canto, instrumentos, locutor, malambos.
Acompañada por el Director de Cultura de la Municipalidad de la Capital, el arquitecto Carlos Maturano, y el delegado provincial profesor Carlos Desanti, la delegación obtuvo para orgullo catamarqueño diversos premios, tales como el primer puesto y campeón en Malambo Juvenil con Fernando Desanti; segundo puesto en locución y animación con Cecilia Rasgido; y el cuarto puesto en Malambo Veterano con Héctor Watson.
La selección se efectuó mediante selectivos zonales, en el este en Alijilán, en el Oeste en Pomán, en el centro en San Antonio, y la final fue en la Capital el 26 de febrero de 2010, contando con el apoyo incondicional, no solo económico sino también presencial, por parte de la Dirección de Cultura de la Municipalidad capitalina.

Historia

Laborde, enmarcada en una región que pertenece a la Córdoba llana, es hoy una población de 6126 habitantes. Nació con el nombre de Las Liebres cuando un grupo de colonos que habían arribado de otras latitudes se instalaron en la región, después que Roca posibilitara con su expedición al desierto la integración de tan vastos y ricos territorios. Así, antes que el ferrocarril argentino extendiera su ramal al sur de la provincia, los ingenieros del ferrocarril, verdaderos portadores de la civilización, irrumpieron desde el naciente estudiando el nuevo ramal, hallaron una incipiente población dedicada con tesón a la explotación agrícola.
El malambo era una expresión cultural casi desconocida por esas zonas, por lo que despertaba el interés en el público, por su fuerza y veracidad. En la década del 60, en Argentina hubo grandes movimientos de festivales folclóricos, especialmente en las zonas aledañas a Laborde. Surge así la decisión en la Asociación Amigos del Arte, de organizar un festival cuyo principal protagonista sería el malambo. Para hacer realidad este “I Festival Nacional del Malambo”, muchos trabajan aún robándole horas a su descanso, pero se logra el propósito, realizándose el primer evento los días 12 y 13 de noviembre de 1966. A partir de ese momento, una rica historia se escribe hasta estos días.

Comentarios