Función de “No seré feliz pero tengo marido”, gratis en el Teatro Catamarca

Unipersonal en clave de humor protagonizado por la actriz Linda Peretz y dirigido por Manuel Gil González.
miércoles, 28 de noviembre de 2012 00:00
miércoles, 28 de noviembre de 2012 00:00

Una obra teatral que lleva doce años en cartel y con gran aceptación del público vuelve a Catamarca, esta vez con entrada gratuita, gracias al auspicio de la Secretaría de Cultura de la Provincia y de ANSES.
Se trata del exitoso unipersonal en clave de humor “No seré feliz pero tengo marido”, protagonizado por la actriz Linda Peretz.
La obra, basada en el libro de Viviana Gómez Thorpe, adaptada y dirigida por Manuel González Gil, subirá al escenario mayor del Cine Teatro Catamarca mañana viernes, a las 21.
La función se concreta como la primera actividad que Cultura de la Provincia y ANSES realizan a partir de un convenio de colaboración firmado para acercar a las personas de la tercera edad a la cultura (ver recuadro).
Los interesados en asistir al espectáculo (no hace falta ser jubilado) deben retirar sus entradas en las boleterías del teatro de 8 a 13 y de 15 a 20 o en la oficina de la Regional Noroeste de ANSES (Esquiú 870) de 7 a 15.

Sobre la obra
Las diferentes conductas femeninas y masculinas son retratadas con ironía en esta pieza que aborda una serie de fórmulas para mantener una relación de pareja. En el relato, una mujer, que carga con 27 años de matrimonio, revisa su vida conyugal a través del humor. Como si se tratara de una obra con varios personajes, el marido, los hijos, la abuela, sus amigas y sus parientes aparecen con sus voces en el escenario y lo pueblan como si estuvieran presentes.
En la puesta en escena lo que ocupa un lugar destacado es la presencia de ese marido que, aunque ausente en lo físico, es el motivo esencial para la catarsis que desata la protagonista frente a los espectadores.
De profesión pintora, esta mujer construye un permanente intercambio con sus creaciones artísticas. A partir de ese recurso narrativo, la pintura del marido se convierte en un personaje más que se incorpora a la dramaturgia de la obra y se transforma en un antagonista ideal para el desarrollo de la historia que se cuenta.
La obra, en definitiva, se propone reflejar la realidad de todas las parejas y transformarla en una suma reconfortante de ingenio, comprensión, talento y exquisito humor.
Con esta obra, la actriz Linda Peretz le puso un sello femenino a la tradición monologuista del teatro argentino al batir un récord histórico de público: más de medio millón de personas han visto la obra.

Comentarios