Catamarca se lució en el escenario de Cosquín

La delegación provincial marcó presencia en el escenario Atahualpa Yupanqui en lo que fue la última luna coscoína.
lunes, 28 de enero de 2013 00:00
lunes, 28 de enero de 2013 00:00

“Con Catamarca Tierra Mía”, los 80 artistas de la delegación de la Provincia dejaron bien en alto el nombre de Catamarca en el Festival Nacional del Folklore de Cosquín. La delegación provincial marcó presencia en el escenario Atahualpa Yupanqui en lo que fue la última luna coscoína, con una puesta en escena que apostó a fusionar lo tradicional y lo contemporáneo y que se ganó el aplauso de pie del público presente en la plaza Próspero Molina.

En el primer cuadro, se mostró a la Catamarca ancestral y aborigen, con la fuerza de la tierra, el sonido de los erkes y la colorida danza del suri.

La Catamarca productiva entró en escena a través de textiles, olivos, la minería y el turismo, mostrando así los pilares del desarrollo de la provincia.

La Catamarca religiosa estuvo expresada a través de un fragmento de la Flor del Cardón, donde los bailarines formaron una montaña desde la que se erigía una imagen de la Virgen del Valle.

La Catamarca contemporánea quedó de manifiesto en la fusión de ritmos y estilos que permitieron que suene y se vea una puesta con gran colorido y despliegue escénico, en la que los sesenta bailarines -de más de una decena de academias de danza- tuvieron un gran protagonismo.

Los músicos de la delegación acompañaron cada uno de los cuadros, y le pusieron voz a varios temas del cancionero catamarqueño. La zamba “De Catamarca Vengo”, de Tono Aibar (letra) y Samuel “Chupete” Villagra (música) contó un emotivo recitado inicial de Arnoldo “Pipo” Ávila.

Con un contrapunto de voces –femeninas y masculinas- Los de Catamarca, Los Quircos, Ariel Segura, Pablo Vaquel, Fernanda Cruz y Carla Romero cantaron al unísono fragmentos de las zambas “Al dejar mis montañas”, de Polo Giménez y “Zamba de la Añoranza” de Atuto Mercau Soria, mientras los bailarines danzaban con sus pañuelos en alto.

La vidala chayera “Algarrobo, Algarrobal”, de Juan Oscar Ponferrada, fue la excusa final para desatar una colorida fiesta sobre el escenario, donde confluyeron los 80 artistas –entre músicos y bailarines- que participaron de “Catamarca Tierra Mía”.

Todo el espectáculo estuvo complementado con un desarrollo audiovisual realizado por Cristian Bustos que no solo siguió el ritmo narrativo del espectáculo, sino que aprovechó la pantalla nacional para mostrar la riqueza paisajística y cultural de Catamarca.

El público de la plaza aplaudió cada uno de los cuadros y se puso de pie, al final, para reconocer el trabajo de los artistas catamarqueños. “Excelentes artistas que traen a este escenario toda la cultura de un pueblo”, dijo Maia Sasovski, la locutora del festival que tuvo a cargo la presentación de la delegación de Catamarca.

Al término del espectáculo la secretaria de Cultura, Patricia Saseta recibió de parte de un representante de la comisión organizadora del festival una placa que certifica el paso de la delegación provincial por Cosquín. Por su parte, la funcionaria obsequió a los organizadores del festival el libro “Catamarca un pueblo de fe”.

Cabe aclarar que durante la primera parte de la actuación de la delegación hubo una falla en la iluminación –a cargo de la organización del festival- que dificultó la visión; sin embargo, a los pocos minutos quedó subsanada para que Catamarca logre destacarse en el escenario mayor del folklore.

Maia Sasowski lució prendas de diseñadores de Catamarca

La bella Maia Sasovski, conductora del Festival Nacional del Folklore de Cosquín, lució prendas de los diseñadores catamarqueños Atilio Páez y Antonio Avar, de la firma Familia Avar Saracho.

Justamente para presentar a la delegación de Catamarca, Sasovski vistió un vestido color fucsia con detalles en rodocrosita, un diseño exclusivo de Atilio Páez. Ella misma se encargó de destacar la labor de este diseñador que “supo fusionar el trabajo ancestral de los tejedores con la alta costura”.

Para despedir a la delegación, Sasovski hizo otro cambio de vestuario, esta vez, para lucir un colorido atuendo artesanal de la familia Avar Saracho, de Belén.

Las creaciones de Páez y de Avar-Saracho también fueron lucidas por parte de las bailarinas de la delegación provincial durante la puesta en escena de “Catamarca Tierra Mía”

Los diseñadores fueron convocados por la Secretaría de Cultura para aprovechar la importante vidriera que significa Cosquín, a fin de que su arte tenga una nueva oportunidad de trascender fronteras.

Conferencia de prensa

Un par de horas antes de subirse al escenario, se realizó una conferencia de prensa, con periodistas acreditados de distintos puntos del país, donde Catamarca, a través de la secretaria de Cultura, Patricia Saseta; la directora de Acción Cultural, María Castaños; el director general del espectáculo Federico Carrizo; el director musical, Armando Molas; la directora coreográfica, Claudia Morales, músicos y diseñadores integrantes de la delegación provincial anticiparon detalles de “Catamarca Tierra Mía” y hablaron del buen momento del folklore de Catamarca.

Los dos integrantes originarios de Los de Catamarca, Marcelo Amador y Pipo Ávila destacaron su alegría de volver a Cosquín diecisiete años después de haber estado por última vez en ese emblemático escenario.

Los periodistas presentes celebraron su presencia y hasta se tomaron fotos con los reconocidos músicos. También se llevaron discos de músicos catamarqueños y material audiovisual y gráfico que muestra la riqueza artística y turística de la provincia.

Al término de la presentación de Catamarca sobre el escenario mayor, varios medios entrevistaron a los responsables del espectáculo y destacaron el despliegue escénico de la delegación de Catamarca.
 

Comentarios

Otras Noticias