Televisión

Las 10 mejores series nuevas de 2013

martes, 31 de diciembre de 2013 00:00
martes, 31 de diciembre de 2013 00:00

Este año pocas series de estreno conquistaron la pantalla chica; las buenas comedias brillaron por su ausencia, mientras que el drama político ‘House of Cards’ consiguió que el año valiera la pena
Saltillo, Coahuila. 2013 no fue el mejor año para las series estadounidenses de estreno. Esta vez fueron muchas las propuestas con estrellas de cine saltando a la pantalla chica, aunque pocas valieron considerablemente la pena.
2013, además, fue el año en el que despedimos a cuatro series de televisión muy aplaudidas por el público: “Breaking Bad”, “Fringe”, “Dexter” y “The Office”; las cuatro dejan un hueco difícil de llenar en sus respectivos géneros, el drama, la ciencia ficción y la comedia.
Así que los televidentes mexicanos tuvieron que conformarse con disfrutar de las terceras temporadas de “Game of Thrones”, “Homeland” y “American Horror Story: Coven”, y de seguir apostando por las ya clásicas buenas series, como “Mad Men” y “Boardwalk Empire”, e incluso “Scandal”, que consiguió mayor popularidad esta temporada.
En el rubro de la comedia, habrá que seguir muy pendientes de las conocidas “The Big Bang Theory”, “Modern Family” y “Arrested Development”, pues este año fue el peor para el género. Nada bueno se estrenó en pantalla chica y lo más probable es que las pocas opciones sean canceladas (sí, hablamos de “Mom”, “Super Fun Night” y “The Michael J. Fox Show”).
Así que con estos antecedentes nada prometedores, repasemos las 10 series que logramos rescatar de los fracasos de este año y que se colocaron como lo mejorcito del 2013 conforme avanzaron sus capítulos.

10. Da Vinci’s Demons
David S. Goyer nos ofrece una historia saturada y pretensiosa cuyo protagonista es el genio Leonardo Da Vinci, interpretado por Tom Riley. La producción de esta serie (que en México transmite FOX) es fantástica, aunque abuse de todo: tramas, giros de tuerca, efectos visuales e intensidad de los personajes.
Pero en un año donde la mayoría de las cadenas se tornaron oportunistas, estas exageraciones se convierten en puntos favorables, que al menos nos permiten apreciar que un creador y su equipo le echaron ganitas para ofrecer un producto muy entretenido y perfeccionista en pantalla.
El año entrante nos espera su segunda temporada.

9. Bates Motel
La serie de Anthony Cipriano no decepcionó con su primera temporada, aunque resultó menos terrorífica de lo esperado. Con una excelentísima actuación de Vera Farmiga como Norma Bates, y un respetable Norman Bates interpretado por Freddie Highmore, la serie conquistó a los seguidores del clásico relato de “Psicosis” gracias a la cercanía con los personajes principales que propone. Es una precuela que muestra la vida de los Bates en el día a día y cuando la cordura todavía parecía imperar en la familia. Bien por esta serie, de la que el año entrante también se estrenará la segunda entrega.

8. Hannibal
Fue una sorpresa que una historia tan conocida y tan respetada como la del doctor Hannibal Lecter (genialmente interpretado en cine por Anthony Hopkins), fuera tan bien adaptada por Bryan Fuller en la pantalla chica. Esta precuela aborda la época en la que Lecter (Mads Mikkelsen) todavía contaba con un consultorio y era llamado para ayudar a un investigador del FBI (Hugh Dancy) a resolver crímenes. Entre estos, el de un caníbal que resulta ser… el propio Lecter, por supuesto.
Con escenas impactantes y bastante grotescas, y actuaciones destacadas, “Hannibal” resultó mejor de lo que se esperaba, así que pronto estaremos listos para su segunda entrega.

7. The Americans
Fue una pena que esta serie no fuera elegida en las nominaciones al Globo de Oro, ya que tanto la historia como sus protagonistas son dignos de competir por lo mejor del año. Joseph Weisberg es el creador de esta historia ubicada en los años 80, cuando una pareja de espías rusos intenta infiltrarse en el gobierno estadounidense haciéndose pasar por una familia común norteamericana. Keri Russell, Matthew Rhys y Noah Emmerich protagonizan esta entretenida y bien lograda serie, de la que pronto veremos también una segunda apuesta.

6. The Bridge
El actor mexicano Demián Bichir se estrenó como protagonista de una serie de televisión estadounidense con este proyecto, en el que comparte el crédito con Diane Kruger. Aunque no fue tan bien recibida como se esperaba, “The Brigde” logró la identificación con un público que ya cautivo, no le perderá la pista a su segunda temporada. Y es que esta historia es cruda y algo morbosa, al tratar sobre los crímenes que suceden ya sea en Ciudad Juárez o en El Paso, justo en la frontera entre dos países unidos por una misma problemática. La serie es una creación de Elwood Reid, Björn Stein y Meredith Stiehm, y en México aplaudimos la buena actuación de Bichir.

5. The Blacklist
Una de las sorpresas más agradables del año. Aunque el formato de esta serie se sitúa en lo convencional (el malo ayudando a los buenos a resolver casos), la excelente actuación de James Spader compensa cualquier signo de repetición.
Y aunque la serie no será de las que compitan por premios, su protagonista al menos ya se ganó una merecida nominación al Globo de Oro por su interpretación de Red Reddington, un criminal que se entrega al FBI para hacer un trato: ayudarse mutuamente a capturar a sus enemigos en común. Sin embargo, todo se complica cuando Red quiere trabajar solo con la joven agente Elizabeth Keen (Megan Boone).

4. Orange is the New Black
Una serie que no recibió la atención que merecía en las recientes nominaciones al Globo de Oro. Y es que esta propuesta de Netflix destaca por sus actuaciones fenomenales. La serie trata sobre Piper Chapman (Taylor Schilling), una joven de clase media-alta que debe pasar una temporada en la cárcel, lugar donde conoce a las más diferentes convictas.
Una serie emotiva, simpática, realista y bien dirigida es la que presenta Jenji Kohan, su creadora.

3. Sleepy Hollow
La ciencia ficción pasa por un momento de crisis luego de la partida de “Fringe”y de la llegada de malas propuestas, como “Almost Human”, “Under the Dome” y “Defiance”. Así que en este universo poco favorecedor, “Sleepy Hollow” representa el único respiro del año para que la ciencia ficción no termine ahogada y sepultada bajo el mar televisivo. Alex Kurtzman y Roberto Orci, creadores de “Fringe”, también son los responsables de esta historia sobre el Jinete sin Cabeza, que regresa a la época actual acompañado de su némesis, Ichabod Crane (Tom Mison), un soldado vuelto a la vida más de dos siglos después, quien junto a la agente Abbie Mills (Nicole Beharie) deberá vencer a las fuerzas malignas del decapitado y sus amigos, los cuatro Jinetes del Apocalipsis.
Lo mejor de esta serie es la creatividad de su historia, sus actuaciones especiales y la química entre sus protagonistas.

2. Masters of Sex
Tal parece que por fin ha llegado la digna sucesora de “Mad Men”, en cuanto a series ambientadas en los sesenta se refiere. Basada en la historia del famoso ginecólogo William Masters, quien revolucionó la concepción de la sexualidad hace más de medio siglo, esta serie se centra en la relación de este doctor (Michael Sheen, nominado al Globo de Oro por este papel) y su asistente, Virginia Johnson (Lizzy Caplan), ya que juntos realizarán las investigaciones que los llevaron al éxito. La serie de HBO ya planea su segunda temporada y competirá en enero por el Globo de Oro a mejor serie dramática.

1. House of Cards
Fue el garbanzo de a libra. La mejor serie estrenada este año, definitivamente. Un drama político despiadado y emotivo que nos ofrece un panorama cruel sobre la manera en la que se hace política en Estados Unidos (y probablemente en cualquier otra nación).
Esta serie, con la que Netflix echó la casa por la ventana, lo tiene todo: una historia bien planteada e interesante; un arte excepcional; una atmósfera melancólica e intrigante creada con eficacia, y actuaciones tan perfectas, que pocas veces se admiran juntas en un mismo proyecto.
No en vano, “House of Cards” fue la relevación en la pasada entrega del Emmy y lo repite en los Globos de Oro, premiación a la que llega con cuatro nominaciones: mejor serie dramática, mejor actor en el rubro para Kevin Spacey; mejor actriz para Robin Wright, y mejor actor de reparto en televisión para Corey Stoll.
Sin duda, estamos ansiosos porque se estrene el próximo 14 de febrero la segunda temporada.
 

Fuente: www.vanguardia.com.mx

Comentarios

Otras Noticias