Michelle Obama celebró sus 50 años bailando en la Casa Blanca

domingo, 19 de enero de 2014 00:00
domingo, 19 de enero de 2014 00:00

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, celebró este sábado su 50 cumpleaños en una exclusiva fiesta en la Casa Blanca en la que se bailó hasta la media noche y contó con un selecto grupo de amigos.

La Casa Blanca repartió contadas invitaciones a personalidades cercanas a la primera dama a los que pidió "traer los zapatos cómodos para bailar" y pasar una velada de "snacks, sorbos, baile y postres".

La lista de invitados se ha mantenido en secreto, al tiempo que se ha pedido a los asistentes que se abstengan en todo momento de realizar fotografías y compartirlas en las redes sociales para mantener la discreción en una fiesta poco habitual en la oficial Washington, en las que las invitaciones muchas veces responden a compromisos y no solo amistad.

Michelle Obama ha invitado a personalidades y mujeres que considera ejemplos a seguir para la juventud estadounidense y, según algunos rumores no confirmados, la cantante Beyoncé actuó en la fiesta de cumpleaños pensada para poner a todos a bailar.

Beyoncé y la primera dama mantiene una buena relación, acentuada durante la última campaña electoral en la que la artista y su marido, el rapero Jay-Z, colaboraron activamente.

Pese a que los 50 años los cumplió este viernes, Michelle se ha dejado llevar por su gusto por el baile, algo que ya ha demostrado en público en varias ocasiones y que domina mucho mejor que Barack Obama, quien, por supuesto, no se perdió el homenaje a su esposa.

La primera dama llega a sus 50 años en buena forma y "relajada", según los que la conocer, por los logros de sus campañas contra la obesidad infantil, en favor de los veteranos y el acceso educativo.

Michelle Obama entró a la Casa Blanca en 2009, a los 45 años, y desde entonces ha mantenido el papel destinado tradicionalmente a las primeras damas, centrado en temas como la educación, la salud o la pobreza, con un aire más fresco y desenfadado que sus antecesoras.

Este viernes, Barack Obama, de 52 años, felicitó a su esposa en Twitter y le dio las gracias "por todo lo que haces", además de adjuntar una foto en la que los dos aparecen abrazados en la Casa Blanca.

En una entrevista concedida a la revista People con motivo de su cumpleaños, Michelle confiesa que en este momento de su vida "el cielo es el límite" y por eso seguirá buscando maneras de "tener impacto", como madre y como profesional, cuando deje la Casa Blanca dentro de tres años.

Obama ha prometido a su esposa en Twitter, que este fin de semana, que es más largo de lo habitual porque el lunes es festivo nacional para conmemorar al reverendo Martin Luther King, lo dedicará a su cumpleaños.

Su regalo anticipado fue ofrecerle que prolongará una semana las vacaciones navideñas en Hawai en compañía de amigas como la popular presentadora Oprah Winfrey mientras el presidente y las niñas regresaban a Washington para volver al trabajo.

Comentarios