Las Peñas, las más elegidas de Cosquín

Una propuesta alternativa al festival.
miércoles, 29 de enero de 2014 00:00
miércoles, 29 de enero de 2014 00:00

Un clásico que se vive paralelamente al festival de Cosquín es el circuito de peñas que, para muchos, hasta es más atractivo que lo que ocurre en la plaza Próspero Molina.
Estas peñas son variadas, con estilos diversos, más cerca o lejos de la plaza. La Casa de Cosquín, por ejemplo, es una peña de ingreso libre sobre calle Tucumán (detrás del escenario Atahualpa Yupanqui) con un estilo más parecido a un boliche que algo puramente folclórico. Luces de colores, el volumen bien fuerte y una programación especialmente pensada para bailar el folclore, son las características principales del lugar.
A pocos metros, la peña El Sol del Sur, es una opción completamente diferente: es la casa de la cantante coscoína Pao Bernal, con un hermoso patio que mezcla entre su público a músicos, cantores, periodistas y bailarines, generando una atmósfera diferente respecto a lo que se vive afuera. Además, tiene un perfil artístico más amplio, con muchas bandas y solistas que no están en el festival o en otras peñas. La entrada cuesta 50 pesos.
Una cuadra más allá está la peña La Salamanca, una de las preferidas por los bailarines y con una iluminación a mitad de camino entre el boliche y la peña tradicional. Se destaca su comida del Norte, con papas andinas, pastel de quinoa, cordero quebradeño y cazuela de cabrito, entre otras delicias. La entrada, también cuesta 50 pesos.
Pegada a la plaza está la Peña de Facundo Toro, en la que cada noche se presenta una gran lista de artistas y, por supuesto, la actuación del “dueño de casa”.
Muy cerca de allí se encuentra la peña Emerger (en el Club de Ajedrez), con un estilo más parecido a un club social, con mesas largas y mucha luz de tubo blanca. En este caso, la entrada es más económica y cuesta 30 pesos.
 

Comentarios

Otras Noticias