Estrellas que pasaron de la pobreza a la riqueza

sábado, 22 de marzo de 2014 00:00
sábado, 22 de marzo de 2014 00:00

Podrán disfrutar de todos los lujos de la fama y la fortuna ahora, pero sus vidas no siempre fueron tan glamorosas. Echamos un vistazo a los humildes comienzos de estrellas como Tom Cruise, Halle Berry y Sarah Jessica Parker.

Tom Cruise creció casi en la pobreza en Nueva York en una familia católica en aprietos dominada por un padre abusivo. El actor aspiraba a ser sacerdote católico antes de obtener su gran oportunidad en 1981 y continuar su carrera hasta convertirse en una verdadera megaestrella de Hollywood con una fortuna estimada en 500 millones de dólares.

Halle Berry se encontró en situación de indigencia en 1989 después de mudarse a Nueva York para perseguir su ambición de actriz. Sin dinero, vivió durante un tiempo en un refugio para personas sin techo antes de ser seleccionada para la serie de TV Living Dolls, de corta duración en el aire. Sin embargo, su carrera en Hollywood finalmente despegó, y la actriz ganadora de un Óscar ahora tiene una fortuna que asciende a 60 millones de dólares.

Siendo una de ocho hermanos, Sarah Jessica Parker ha descrito su infancia como digna de Dickens. Criada con subsidios de la asistencia social, Sarah recuerda la vida sin electricidad, Navidad y con las visitas de recaudadores de cuentas. Después de comenzar su carrera en Broadway en 1977, se calcula que su fortuna actual asciende a alrededor de 90 millones de dólares.

Mark Wahlberg abandonó la escuela a los 14 años para dedicarse a una vida de crimen callejero y vida pandillera para financiar su adicción a las drogas. El actor incluso estuvo en la cárcel después de haber sido condenado por atacar a dos hombres. Con la ayuda del sacerdote de su parroquia, Mark cambió radicalmente su vida y obtuvo un contrato musical. Finalmente cambió la música por la actuación y su exitosa carrera cinematográfica le ha dado una fortuna estimada de 150 millones de dólares.

Después de servir en el ejército austríaco, el joven fisicoculturista Arnold Schwarzenegger se mudó a Estados Unidos en 1968 con poco más que lo puesto y un inglés rústico. Trabajó como albañil para financiar su fisicoculturismo antes de comenzar su carrera como actor con la película de 1970 Hércules in New York. Arnie ahora vale 300 millones de dólares gracias a su exitosísima carrera como actor, y hasta incursionó en la política.

Antes de que Justin Bieber se convirtiera en un hit de YouTube, el joven canadiense vivía por debajo de la línea de pobreza. Con su padre Jeremy en la cárcel por agresión, Justin fue criado por su joven madre soltera, Pattie, y dormía en un sofá-cama en condiciones que él mismo describió como 'sucias'. En la actualidad, se calcula que su fortuna asciende a 130 millones de dólares.

P Diddy es el rapero más rico del mundo, por lo que cuesta creer que haya nacido en un complejo residencial público en Harlem, Nueva York. Él y su madre se fueron de Nueva York después de que su padre fue asesinado. El cantante logró su primera oportunidad como pasante en Uptown Records y muy pronto hizo carrera, ascendiendo desde la oficina de clasificación de correspondencia hasta la gerencia, hasta llegar al gran momento en que descubrió al rapero Notorious B.I.G. Se estima que ahora vale 580 millones de dólares.

El actor Jim Carrey tuvo un comienzo humilde. Su familia vivía en una casa rodante estacionada al lado de una fábrica de neumáticos. Después de abandonar la escuela a los 15 años, trabajó como portero, albañil y como obrero en una fábrica de marcos para cuadros, y vivió en la calle durante un tiempo antes de lograr sus primeros éxitos en el circuito de la comedia. Se estima que su fortuna asciende ahora a 150 millones de dólares.
Fuente: msn

Comentarios

Otras Noticias