Suri Patitas Largas

Rosario Andrada presenta su libro en Bs. As.

Será el próximo jueves en el Centro Cultural de Cooperación.
domingo, 15 de noviembre de 2015 00:00
domingo, 15 de noviembre de 2015 00:00

La escritora catamarqueña Rosario Andrada presentará su nuevo libro de poemas “Suri Patitas Largas” en el Centro Cultural de Cooperación, av. Corrientes 1543 de la ciudad de Bs As. El evento está previsto para el próximo jueves 19.
Rosario Andrada rompe con los esquemas anteriores en los que la escritora venía desarrollando, siempre manteniendo el ancestral mundo de los dioses y las leyendas. Aquí su temática es más abierta, atada a la realidad, a la naturaleza, cargada de luz y movimientos. Con este libro nos introduce a la belleza del Ambato, en un texto transparente, cercano, donde las voces de los jilgueros y el silencio se entremezclan para dar cabida a personajes que transitan en el rincón más azul de las alturas, al poema -leyenda- creado por su autora sobre el sapo (Ampatu en quechua), que saltó del charco en busca de una luz y sus huesitos formaron cadenas montañosas, cuando dice “… los días se sucedieron/ y el agua escaseaba/ su piel se fue secando/ los huesitos formaron cordones montañosos/ ahí quedó Ampatu/Ambato/ sapo/” . Describe el vuelo rasante del cóndor, los relámpagos y la creciente “…y los cangrejos huyen/ por el respiradero de piedras y hojarascas/ las truchas han cambiado el rumbo/ y nadan aguas arriba/ palos y arbustos y un ternerito/ viajan por el lecho de muerte/”; están los teros y el alba que llega como un cuarzo, las lombrices y la muerte de su padre, al que cubre con una mantita de hilos otoñales y cura su orfandad con pulpas de nuez.
Un libro donde la geografía de “Las Juntas” no se sostiene sólo en las ancianas hermosas sorteando las piedras del río ni en los santos esculpidos por la manos de algún aborigen, sino también en la denuncia que la autora hace por la matanza del puma, al que consideraron una plaga. Suri Patitas Largas refiere al norte como un símbolo, el que diseñaron los antepasados, allá en el territorio virgen, el que bordea la tristeza calchaquí.

Comentarios

Otras Noticias