A Telón Abierto

viernes, 27 de noviembre de 2015 00:00
viernes, 27 de noviembre de 2015 00:00

Resulta grato cuando gente de Catamarca es protagonista de buenas noticias a nivel nacional. Así ocurrió cuando en la sección Espectáculos del diario La Nación del pasado domingo 15, apareció un extenso artículo titulado “El realismo hecho canción”, firmado por Mauro Apicella. En él se destaca a nuestra comprovinciana Nadie Larcher, radicada desde hace un tiempo en Buenos Aires, donde estudia y se perfecciona en su profesión de cantora. Señala el informe que “Lucho Guedes es uno de los cantautores de la escena porteña más inspirados de los últimos tiempos”. “Lo que Guedes escribe no son canciones sino historias a partir de una serie de personajes; las canta sobre el escenario, luego las graba y más tarde llegan al disco. Pasó con su CD `Mañana nadie se acuerda`; pasa, ahora, con `Soy una tarada` que, dentro del proceso de maduración artística, es la mejor de sus producciones. No sólo por la inspiración de sus relatos sino por la producción del disco. Muy bellos arreglos –en algunos casos sólo para guitarra, en otros para una orquesta de cuerdas y maderas- e invitados que se adueñan de los personajes de cada una de las historias. Por orden de aparición: Lidia Borda, Nadia Larcher, Juan Quintero, Edgardo Cardozo, Liliana Herrero, Soledad Villamil, María de los Ángeles Ledesma, Brian Chambouleyrón, Lorenza Rizzo y Jorge Fandermole, además de Guedes, que interpreta varios temas”.



*********
Dueña de un estilo que se alimenta con lo más original de nuestro folklore, Nadia Larcher forma parte de ese pequeño ejército de catamarqueños que, con decisión y coraje, le pelean al desarraigo para ganarse un lugar de importancia en el contexto nacional. Y la joven andalgalense ya se ha ganado la consideración de figuras consagradas como Liliana Herrero y Juan Falú, que la tienen en la agenda de grandes proyectos musicales. Precisamente, el pasado domingo, en una nueva entrega del espacio Cara a cara, el destacado músico Antonio Serrano nos decía: “Los cantores nuestros no tienen nada que envidiarles a los de otras provincias, de esto puedo dar fe. Coincido en que les falta un poco de coraje para tomar una decisión en determinado momento de la carrera. Aquí hay muy buenos valores y destaco de manera particular los discos que se han grabado en Catamarca. Son de una calidad de sonido impresionante, además de buenos instrumentos, buenos cantores y buenos músicos. La changada no se decide, le falta jugársela el todo por el todo para trascender en otros puntos del país”. Ergo: nadie va a venir a golpear la puerta de los artistas locales si para los promotores de espectáculos de primer nivel en el país son unos ilustres desconocidos. Se dijo una y mil veces: el Luna Park, donde se libran todas las batallas para alcanzar la fama, sigue estando en Buenos Aires.



*********
El tema es recurrente, pero todos los que fueron protagonistas del Cara a cara de los domingos de este diario, relacionados con la parte artística, no dudan en coincidir que en nuestra provincia hay valores de mucha calidad en el género musical. Sin embargo, todos también coinciden en que son pocos los que se juegan para radicarse en otros puntos del país donde las posibilidades de trabajo, difusión y proyección son mayores. El que quiere celeste, que le cueste, dice un viejo refrán popular y la verdad es esa: o se hace un sacrificio para triunfar a nivel nacional o se quedan cultivando su arte entre nosotros, sin mayores pretensiones. No mirar más allá de Catamarca es limitarse a que en una fiesta como el Poncho, por ejemplo, jamás se pueda pretender cobrar el mismo dinero y ocupar el mismo espacio que las figuras consagradas que tiene el folklore y que alguna vez aceptaron el desafío de alcanzar una fama sin fronteras. Ahí está la diferencia. El tren de las oportunidades suele pasar muy pocas veces en la vida.



*********
Sigue la muela doliendo. La noticia de Macri electo presidente de los argentinos fue nuevamente el eje de la polémica en la mesa de “los de siempre” en el conocido bar céntrico.
-Mozo: ¡Buenas y amarillentas mañanas!
-Bailarín: Este es más pesado que jugar a la taba con un bidet.
-Mozo: Hoy estoy pipi-cucú. Lo que se dice, inspiradísimo.
-Periodista profesional: Creo que amerita una reflexión profunda el tema de la agresión verbal entre macristas y kirchneristas a través de las redes sociales.
-Docente jubilada: Es cierto. Demasiado fanatismo, demasiada intolerancia. Hay una guerra de insultos que todavía continúa y es muy triste el papel que están haciendo algunos exaltados partidarios.
-Poeta: ¡Ha llegado a pelearse gente que antes de las elecciones era amiga!
-Comerciante de la peatonal: Mi sobrina se peleó con una compañera en la facultad, después de tres años de una hermosa amistad. ¡Paren la mano, por favor!
-Mozo: Calma, chicos, calma. Les cuento una anécdota: un borracho llega a su casa y su suegra le pregunta ¿de dónde viene Pepe?, a lo que el chupado le respondió: ¿Y de dónde quiere que venga? Viene de José…
-Bailarín: Otro de los mismos y no vuelvo más.
-Mozo: También ustedes, son más aburridos que jugar al “doctor” con la hermana.
-Docente jubilada: Ya pasaron los comicios. Hay que mirarnos con un poquito más de respeto y amor. Debemos reencontrarnos entre nosotros. Yo aprendí que no vale la pena hacerse mala sangre por los políticos. Ellos viven como reyes y nosotros sumando disgustos. Aprendamos la lección. Es tiempo de querernos un poco más.
El mozo tomó aire. Miró el techo, infló el pecho y se fue silbando la melodía de “Digan lo que digan”, uno de los éxitos de Raphael.

Comentarios

Otras Noticias