Homenaje a un hombre bueno

viernes, 07 de diciembre de 2018 00:00
viernes, 07 de diciembre de 2018 00:00

Eduardo Galeano decía que “mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”. En la inmensidad del universo no somos más que pequeñas historias que se inician desde la cuna y continúan cuando ya no estamos, en el recuerdo que dejamos en los demás. 
Don Ramón Antonio Melo, “Melito” o “Chacho” para sus amigos y compañeros, transitó sus últimos pasos por el taller del Distrito Catamarca de Vialidad Nacional el viernes 30 de Noviembre pasado. ¡Pero no se asusten, que no dejó el mundo de los vivos! Sólo se acogió a un merecido retiro laboral, luego de décadas de trabajo esforzado y comprometido, hasta alcanzar por méritos propios y conocimientos el rango de mano de obra calificada.
Encasillarlo en una tarea determinada sería injusto, porque cualquier trabajo que le encomendaron lo hizo siempre con solvencia. Soldar, cortar, fabricar baterías para equipos viales, tornear piezas o manejar el laboratorio de inyección diésel son algunos de los rubros en los que se movió como pez en el agua. Pero lo más importante es que nunca se guardó nada, porque los múltiples oficios que dominó los transmitió a lo largo de los años con inmensa generosidad. Fue un docente esmerado de cada uno de los compañeros que trabajaron a su lado.  
Hablar en pasado de él resulta difícil, porque todavía está fresquita su presencia simpática, amable y siempre respetuosa. Mencionar sólo su eficiente trabajo resultaría mezquino, porque su mayor virtud es la de cultivar la amistad abonándola con buenos actos y permanentes muestras de solidaridad. Ferviente creyente en Dios, Don Melo es un militante de valores cristianos que se hacen palpables con su bondad inconmensurable, esa que lo hizo querido por todos los que tuvimos la suerte conocerlo y compartir con él los momentos laborales.   
Galeano también dijo: “Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores”. Ramón Antonio Melo es de esos fuegos luminosos e intensos, de esos que nunca se apagarán en los corazones de sus compañeros y amigos. 
Hasta siempre Don Chacho. No se pierda y venga a visitarnos de tanto en tanto…

Daniel Benjamin Saseta 
DNI: 17638005
 

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

07/12/2018 | 02:07
#1
QUÉ LINDO CUANDO SE RECONOCE A UNA PERSONA POR SUS VALORES DE VIDA .POR SU RESPETO Y COMPAÑERISMO...Y NO POR SUS PUESTOS O STATUS SOCIAL

Otras Noticias