Una original muestra recupera grandes trabajos de Oesterheld

sábado, 09 de noviembre de 2019 00:33
sábado, 09 de noviembre de 2019 00:33

La exposición “Palabra de Oesterheld”, que inaugurará hoy el Centro de Historietas y Humor Gráfico de la Biblioteca Nacional, recorre distintas etapas de la obra del guionista y escritor desaparecido durante la última dictadura cívico militar, que tienen como puntapié una importante donación de papeles con apuntes, borradores, cartas, microrrelatos, reflexiones, y cronogramas de trabajo.


Ubicada en el espacio circular al pie de la Biblioteca, la exposición presenta un gran mural que simula el archivo disperso de Héctor Germán Oesterheld a partir de “papeles sobrevivientes”, como los llama Judith Gociol, coordinadora del archivo de Historietas de la institución, porque sobrevivieron, gracias a su esposa Elsa Sánchez, al allanamiento de la casa de Beccar durante la dictadura, a mudanzas, a un robo hogareño y a otros episodios personales y familiares.


“Son papeles que estuvieron guardados y mezclados en una valija, con pocas referencias. Lo que muestran es la cantidad de temas que abarcó, la diversidad, la productividad y una mecánica de trabajo porque él escribía versiones taquigráficas con las primeras ideas donde se entiende muy poquito, alguna palabra, después empezaba a redactar, hacía todo a mano y lo mandaba a pasar a máquina porque no le gustaba el teclear de la goma”, explicó Gociol.


Héctor Germán Oesterheld, asesinado por los militares en 1978,​ fue un guionista de historietas y escritor argentino, a menudo citado como HGO. Escribió numerosos relatos breves de ciencia ficción y novelas, y publicó en revistas como “Misterix”, “Hora Cero” y “Frontera”, siendo sus series más conocidas Sargento Kirk, Bull Rocket y sobre todo El Eternauta, la que es considerada su obra maestra.


La obra más temprana de Oesterheld, en la década de 1950 y principios de los años ‘60, contiene sutiles críticas al capitalismo, el colonialismo y el imperialismo. . Su compromiso político aumenta aún más durante la década de 1970. En 1977 fue secuestrado por las fuerzas armadas durante la última dictadura cívico-militar argentina y fue visto por última vez en un centro clandestino de detención.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias