A telón abierto

sábado, 22 de junio de 2019 00:00
sábado, 22 de junio de 2019 00:00

A solamente tres semanas del inicio del  Poncho 2019, la fiesta ya se palpita con mayor intensidad en las redes sociales, con dos posturas claramente definidas: los que figuran en la cartelera oficial demuestran su beneplácito (algunos olvidando los insultos proferidos públicamente el año pasado a la gente de la Secretaría de Cultura cuando estuvieron ausentes de la grilla, protagonistas a la vez de grotescos escándalos mediáticos)) y,  la bronca de los que no figuran en la selección para esta oportunidad. Más de lo mismo, lo de siempre. Desde esta columna vamos a expresar nuestro punto de vista, intentando mantener la coherencia reflejada a través de tantos años ocupándonos del tema, con errores y defectos pero con el mismo respeto y amor al festival más importante que tiene la Argentina. Y lo hacemos desde un pensamiento en libertad, aún desde la carencia de información pública sobre algunos detalles que antes se daban a conocer en una conferencia de prensa, hecho que no ocurrió en esta ocasión. Esto nos hace recordar a cuando un artista llama por teléfono y cuenta: “Che, estamos formando un nuevo conjunto, pero te pido por favor que no le cuentes a nadie”. Tamaña paradoja: se entiende que si nace una nueva expresión artística es porque se quiere dar a conocer, quiere trascender a la consideración pública. A menos que el grupo se llame “Las Voces del Que no se Entere Nadie”. Ya el año pasado se cometió el error (las disculpas del caso en la responsabilidad que le toca a este periodista) cuando no se promocionó de manera correcta el gran espectáculo “Mil distintos tonos de verde”, protagonizado por el talentoso Lito Vitale, Hilda Lizarazu, Julia Zenko,  Marcela Morelo, Nadia Larcher, Silvia Pacheco e Itatí Alvarez. El resultado fue de una notable mayoría de sillas vacías en el salón principal de espectáculos del predio. Ahora, hasta el momento de escribir estas líneas, desde este espacio desconocemos  el horario de apertura del show artístico, los responsables de la coordinación, del servicio de sonido e iluminación y quiénes serán los animadores/as, entre otras cosas.

   /////////

No quedan dudas que para edición 2019, la organización apostó más a la cantidad que a la calidad a la hora de confeccionar la programación, y suponemos que tendrá sus razones para hacerlo de esa manera. Desde esta columna, SIEMPRE, históricamente,  se pregonó que la cartelera  debía tener por noche una cantidad de entre 10 y 12 expresiones artísticas, por obvias razones, con alguna flexibilidad de hasta 15 artistas en algunos casos, por determinados motivos especiales que surgen inevitablemente. El viernes 19 de julio, por ejemplo, subirán al escenario mayor ¡28 números! Y ellos son: Ballet Somos Danza, Francesca Segura, Diego Ávila, Calu, Ariel Martínez, Leticia Aranda, El Embrujo, Alberto Harón, Lucas Fuenzalida, Delegación Antofagasta de la Sierra, Marcos Bulacios, Noe Navarro, Mauro Cejas, Delegación Belén, Warmi Sosa, Agustín Isasmendi, Delegación Capayán, Mauricio Cabrera, Ballet Arte Nativo, Como Hermanos, Kevin ahumada, La Yeska, Jomaray, Diego Sierralta, Los Mellizos, Magui Leiva, Emilio Morales y Luciano Pereyra. Para el viernes 12 están programados 18 números, el sábado 13 son  27 al igual que el domingo 14; para el sábado 21 hay 22 números y para el domingo de cierre 26. En esta modalidad elegida para este año, serán los  artistas locales los que se tendrán que hacer cargo en lo que les toque en suerte. Porque son  los  propios números catamarqueños los que viven reclamando mayor cantidad de comprovincianos en la cartelera del Poncho y el resultado es absolutamente previsible desde el sentido común: cuando más sean los artistas por noche, menos tiempo les quedará para desarrollar su show al que le toque ser elegido.

   /////////

En todas y cada una de las ediciones de la Fiesta Nacional del Poncho, a lo largo de su historia, la gestión  cultural de turno le puso su impronta, el sello propio que con aciertos y errores fue tejiendo la trama de la histórica prenda. En más de medio siglo hubo luces y sombras. Nadie es tan perfecto como para atribuirse haberlo hecho todo bien. En esto de la cantidad de números por velada, que lleva implícito el respeto al público, hubo decisiones para destacar: en 1994, el jueves 14 subieron al escenario 13 expresiones artísticas; en 2008, el jueves 24 lo hicieron 15; en 2015, el viernes 10 actuaron 15 y en 2017 (Poncho de Oro), el sábado 15 lo hicieron 14. Es decir que hubo criterios razonables, y nos apresuramos en ponerlo de manifiesto. De algo estamos seguro: no se puede justificar lo injustificable y le ponemos el ejemplo al toque: en esta edición, las noches de espectáculo en el escenario “Jorge Herrera” son viernes 12, sábado 13 y domingo 14 en la primera semana; después están el viernes 19, el sábado 20 y domingo 21, en la última parte. Es decir que quedan el lunes 15, martes 16, miércoles 17 y jueves 18 libres para utilizar el salón principal,  lógicamente pensando en distribuir los números que hacen de las otras jornadas un desfile artístico demasiado largo e inexorablemente agotador. Pero insistimos: cada organización impone su criterio y también en esta ocasión respetamos las decisiones tomadas, aún desde el disenso. Siempre con el mismo ideal: que en cada julio brille en lo más el Poncho. Lo que viene: ausentes y presentes, las razones y un dato a tener en cuenta: otra fiesta en un año electoral. Hasta el viernes. 
 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
66%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
33%
Indiferencia

Comentarios

23/06/2019 | 12:41
#2
Jueguese Sr. Molas. Asi como en otros epocas fue critico, no sea tibio ahora. Donde quedo la linea historica que Ud defendia respecto a que la cartelera nacional debia ser folclorica (ahora brillan como novedad, Palito Ortega y Los palmeras). No se pregunto que pasò con la brillante plataforma digital del año pasado. No cuestiona que se vuelva a traer a la empresa riojana que provee el sonido, pantalla, coordinacion y artistas nacionales. Antes decia calidad antes que cantidad (por las dudas espero que saque entradas para ver a Cielito y sus Mariachis). Antes habia que hacer meritos durante todo el año para subir a ese escenario. Ahora los artistas tienen que prometer que van a votar a los candidatos del Gobierno y no criticaran a la Jimena y menos a rey Alico, y con eso se aseguran estar. Cuantos artistas, locutores y demas no pueden justificar una participacion en algun festival en el año y estàn alli. Sabe porque?. Porque tibios como Ud.-
22/06/2019 | 00:54
#1
No rompan las bolas los artistas locales que copian a los nacionales. Primero tienen que tener lugar los que tienen una propuesta identitaria y original. Las copias a los ranchos Aron, yeska, y otros

Otras Noticias