A Telón Abierto

sábado, 21 de septiembre de 2019 00:22
sábado, 21 de septiembre de 2019 00:22

Lo que empezó con desvaríos propios de un empacho de egolatría, amenaza con terminar en un escándalo de proporciones. Nos referimos a la situación por la que atraviesa Cristian Barrionuevo, quien fuera entre diciembre de 2015 y marzo de 2018 el secretario de Cultura, Educación, Turismo y Deporte de la municipalidad de Valle Viejo: se conoció que en la semana anterior fue denunciado por varias personas por presuntas estafas que ahora son investigadas. Los supuestos damnificados denunciaron que Barrionuevo les había pedido dinero para realizar inversiones, con la promesa que esa plata les sería devuelta cuando asuma como secretario de Cultura de la Provincia. Parece de ciencia ficción: el propio Barrionuevo se montó al guión de una película, vendió los boletos para su estreno, algunos de su círculo íntimo le creyeron, pero la película nunca se filmó ni mucho menos se estrenó. Ahora, todo está en manos de la Justicia. Antes de entrar de lleno en el relato de lo que fue un adelanto de esta columna (en el verano de 2018), dejamos en claro nuestra posición respeto al momento que vive Barrionuevo: de las denuncias en su contra, y de la veracidad o no de sus contenidos, que se haga cargo la Justicia. Solamente vamos a contar, porque los conocemos, los entretelones de cómo nació una novela cuyo argumento inventaron algunos personajes, el protagonista elegido (Barrionuevo) se lo creyó, dio rienda suelta a su marcado narcisismo y echó a volar elefantes por el aire hasta que un cachetazo de la realidad dijo “hasta aquí llegamos”. Y se acabó. El circo se vio obligado a  levantar la carpa.

   //////////

  En el verano del año pasado, lo comentamos por los micrófonos de Radio Centro (parador de Tres Puentes) y también lo escribimos. El rumor nació en lares chacareros a poco de finalizar el Poncho de Oro (julio de 2017), cuando un conocido locutor de una emisora chacarera (programa de la mañana), preso de un rencor que jamás pudo disimular por habérsele puesto límites a sus manejos en la conducción de las noches de espectáculos del Poncho, más otro colega suyo de otra radio  en Valle Viejo (programa de la tarde), lanzaron una campaña cuya mentira central quedó al descubierto: que el 1º de agosto de hace dos años la Lic. Jimena Moreno sería reemplazada en el cargo de secretaria de Cultura. “Lo firmo ya”, coincidían al aire, a modo de ratificar que la funcionaria era desplazada de sus funciones. El ultimátum radial se repitió en 2018 y 2019: es decir que pasaron tres primeros de agosto y Jimena Moreno (al menos hasta ayer) sigue siendo la conductora del área cultural. La mentira se hizo añicos. Pero algunos que la juegan de “pícaros”, paralelamente a estos desaguisados radiales, comenzaron a inflar el globo de otra mentira: que el reemplazante de la Lic. Moreno sería Cristian Barrionuevo y que su asunción al frente de la secretaría de Cultura era inminente. Parte de un grupo de folcloristas que estaba enojado con Cultura por no haber sido incluido en la cartelera del Poncho de Oro, se pronunció a través de las redes sociales dándole la bienvenida y felicitando a Barrionuevo. Su designación era cuestión de horas, a tal punto que el joven habría ofrecido direcciones y jefaturas a varias personas. La película se ponía cada vez más picante. Nos sorprendíamos por aquellos días: ¡Cuánta generosidad del gobierno peronista al ofrecerle a un radical tan importante cargo! El sentido común nos decía que estábamos en presencia de una novela inédita del recordado Alberto Migré.

  //////

  Una curiosidad: Cristian Barrionuevo nunca pidió la palabra para desmentir o aclarar lo que había tomado estado público y que lo tenía como principal protagonista. Pudo más su elevado narcisismo y se subió a un caballo del que nunca pudo bajarse. Lo bajó la dura realidad, que ahora debe enfrentar. Cabe señalar que Barrionuevo manejó durante tres años la cartelera del festival de Doma y Folclore de Valle Viejo en su calidad de secretario de Cultura del municipio chacarero, al igual que la programación artística que los domingos propone la Plaza del Aborigen. Pero en marzo del año pasado dejó de ser funcionario y se dedicó a llevar adelante un emprendimiento gastronómico independiente en El Portezuelo, cuya organización mereció elogiosos conceptos del propio ambiente artístico. En cuanto al perfil de su gestión al frente del área cultural y educativa de la comuna chacarera, la figura de Barrionuevo siempre fue destacada por su ejecutividad y por su inclinación a la formación de equipos para llevar adelante las tareas. Alejado de la función pública, era hasta el miércoles el candidato a intendente de Valle Viejo por el sector político Consenso Federal, hasta que se vio obligado a renunciar. Esa es la verdadera historia: nació del resentimiento de unos cuantos que estaban apurados por buscarle reemplazante a la Lic. Jimena Moreno. Barrionuevo se sumó a una mentira (el alejamiento de Jimena Moreno) y juntos comenzaron a inflar un globo que un día reventó por los aires. Y se acabó el cuento. Hasta el viernes.n
 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias