Tiene tres años, es fan de San Martín y fue la atracción en el desfile en San Lorenzo

martes, 05 de febrero de 2019 08:56
martes, 05 de febrero de 2019 08:56

Tomi tiene solo tres años y es fanático de San Martín. Los Reyes Magos le trajeron el regalo que tanto había pedido: un traje de granadero, y el pequeño lo utilizó junto a los Granaderos en el Campo de la Gloria, donde participó del desfile por los 206 años del Combate de San Lorenzo.

El fin de semana Tomás se llevó todas las miradas en los actos que se realizaron en San Lorenzo, su ciudad natal. Con ingenuidad y alegría se acercó primero a los integrantes de la Fanfarria "Alto Perú" para tomar fotos y cantar con ellos.

"Tocaron la marcha de San Lorenzo y Tomy la sabe entera así que estaba encantado. Después el domingo a la mañana participamos del izamiento de la bandera en el Campo de la Gloria, hubo un acto en la plaza San Martín, y ahí fue el encuentro con los Granaderos", contó Lucas Magnago el papá de Tomás.

El fanatismo del pequeño  por San Martín, contó su padre, "Empezó hace un par de meses cuando buscábamos videos de aventuras y espadas, entonces le mostré la marcha de San Lorenzo, le conté que San Martín usaba espada, y después encontramos videos de Zamba en Paka Paka, a su vez mi papá trabajó en el convento de San Carlos, y mi tío fue el párroco del museo", relató para explicar que no fue pura casualidad el encanto por San Martín sino más bien una tradición familiar.

"De hecho, después del acto mi mamá me recordó que gané un ensayo literario en la primaria y tengo medallas de la Asociación Sanmartiniana", agregó.

Además Silvana, la mamá de Tomás, es profesora de historia: "Mi casa está llena de libros de historia, a los dos nos gusta mucho la historia así que solemos leer también junto a Lucas".

Aunque haya que esperar un año para el despliegue multitudinario en el Campo de la Gloria, seguramente Tomás se las ingeniará para seguir usando el traje, imaginando historias y es más que seguro que será protagonista en los actos escolares.

"Le gusta San Martín y está todo el tiempo actuando, tiene un caballito de madera, y te pide que seas Cabral y lo salves. Como la mamá es siempre buena a ella no le pide que sea realista, pero a veces a mi me toca ser realista. Con la abuela juega a cruzar los Andes, colocan almohadones que simulan montañas y los traspasa", relata risueño el papá.

 

86%
Satisfacción
6%
Esperanza
0%
Bronca
3%
Tristeza
3%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

05/02/2019 | 11:30
#1
Si por lo menos la mitad de los argentinos fueran como Tomás, tendríamos mas posibilidades de salir adelante. Pero eso implicaría tener esa mitad de familias como la Tomás, con valores reales, con conciencia ciudadana, con responsabilidad para educar a sus hijos...Casi imposible, diría yo.