Cuál es la mejor manera de acompañar un buen asado

domingo, 13 de diciembre de 2020 10:36
domingo, 13 de diciembre de 2020 10:36

El asado es una de las comidas tradicionales más disfrutadas por los argentinos, y una excusa para celebrar un momento único en familia o con amigos. Achuras, provoleta, vegetales y lo mejor de la carne que tiene el país son parte de este ritual.

En un quincho o al aire libre, la parrilla es parte del paisaje de los argentinos en muchísimos hogares.

Un buen asado es producto de la combinación de un conjunto de claves que quedaron selladas por la experiencia en una infinidad de reuniones familiares y celebraciones alrededor del fuego.

La gente suele acompañar sus parrilladas con determinadas bebidas, guarniciones y postres, y hoy te contaremos con qué acompañar un verdadero asado argentino.

 

Bebida, cuál es el acompañamiento perfecto para un asado

Aunque muchos jóvenes prefieren acompañar con cerveza los asados con amigos, aún sigue presente la tradición de degustar un buen vino. El consejo es elegir siempre uno tinto, ya que combinan perfectamente con las carnes rojas, y si tienes la posibilidad, consigue un Cabernet Sauvignon. Sin embargo, si tu parrilla tendrá pollo o será meramente de verdura, lo mejor es elegir un vino blanco. 

Por su parte, el fernet con bebida cola ha ido tomando la escena en los asados argentinos. Vale recordar que el Fernet solía usarse como digestivo después de la comida, por lo que no es para todos los paladares.

 

Una tradición previa al asado

Se recomienda hacer el asado con una cocción lenta, por lo que se ha vuelto una tradición compartir una “picadita”. Se trata básicamente de una tabla con quesos semiduros, salame, aceitunas, pan, fiambres, etc., para amenizar la espera.

 

Cuál es la guarnición ideal para el asado

Para acompañar al asado existen diversas guarniciones y dependen mucho de lo que gusten los invitados. Pero, en general, los argentinos intentan acompañar el asado con ensaladas. La favorita de muchos es “la mixta”, que está compuesta simplemente de lechuga, tomate, y cebolla. Está condimentada con un poco de vinagre de manzana, aceite y una pizca de sal.

Además, si hay niños presentes, puedes preparar una “Ensalada Rusa”, que está compuesta de papas (previamente peladas y hervidas) y zanahorias hervidas, y arvejas. Para finalizar, se la condimenta con mayonesa, aceite (de oliva en lo posible) y sal. Otra de las variantes de esta ensalada es de solo papas y huevos hervidos con bastante mayonesa.

 

Un café después del almuerzo o cena

Muchos de los argentinos aún conservan la costumbre de tomar café después del almuerzo o cena. Este se acompaña con algunas “masitas finas”, que funcionan muchas veces como postres miniatura que se componen de masa hojaldrada y nata montada o dulce de leche con frutas de estación, todo dentro de una mini cápsula parecida a la de los cupcakes.  

 

Un postre para terminar

Uno de los postres más conocidos y simple es el “Panqueque con dulce de leche”, familiar cercano de los crepés franceses. 

También hay una variable muy tradicional llamada “Vigilante”. Se trata de rodajas de queso tipo Mar del Plata (o una variedad no muy salada) y dulce de membrillo. Cuando se utiliza dulce de batata y queso mozzarella, se le llama “Fresco y batata”, y también es muy tradicional. 

 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias