¿Verruga o queratosis seborreica? Cómo identificarlas, diferenciarlas y tratarlas

sábado, 11 de diciembre de 2021 21:00

Una denominación errónea puede hacernos confundir al diferenciar las diferentes lesiones dermatológicas. Este puede ser el caso al referimos a las verrugas. Y es que, comúnmente, la sabiduría popular llama “verruga” a cualquier tipo de lesión cutánea en relieve o colgante que aparece en distintas partes de nuestro cuerpo.

Según especialistas, una cosa son las verrugas comunes debidas a una infección vírica y otra las queratosis seborreicas que aparecen por predisposición genética.


Resulta que una cosa son las verrugas comunes que aparecen debido a una infección vírica, más habituales en los niños, y que son contagiosas. En cambio, por otro lado están esas lesiones que nos van apareciendo en la cara, el cuello, el escote y el tronco, a las que también solemos llamar verrugas, cuando en realidad se trata de queratosis seborreica.

De esta manera lo explica la doctora Elia Roo, dermatóloga de la Clínica Clider y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), al medio especializado Estetic.es, demostrándonos que muchas veces estamos equivocados.

“Las queratosis seborreicas son malformaciones cutáneas de aspecto marrón, un poco costrosas que a veces se desprenden al tacto y que aparecen con el paso de los años por predisposición genética”, especifica.

Estas lesiones no se contagian, pero tampoco hay forma de prevenirlas y aparecen, sobre todo, en zonas de roce, en especial los fibromas blandos de piel colgante. “Suelen salir en pliegues como el cuello, las axilas o las ingles, por lo que las personas con predisposición genética deberán tener cuidado con el roce de las cadenas y de las camisas, aunque también pueden aparecer de forma eruptiva en los embarazos”, añade la dermatóloga.

Las queratosis seborreicas pueden picar, sangrar con facilidad o enrojecerse e irritarse al frotarse contra la ropa.

El aspecto de los crecimientos puede variar mucho. Pueden:

  • Variar de tamaño entre ser diminutas y tener un diámetro mayor de 1 pulgada (3 cm).
  • Variar entre tener una textura cerosa y lisa hasta ser entre aterciopeladas y secas, ásperas y abultadas.
  • Variar entre ser de color blanco a ligeramente tostado y hasta negras. La mayoría son de color marrón. Algunas son de varios colores.

También pueden:

  • Tener una descamación seca, que se puede arrancar con facilidad, o tener una superficie que se descascara cuando se rasca.
  • Tener forma de cúpula con diminutos "cuernos" blancos o negros que crecen en la superficie.
  • Presentarse como un solo crecimiento o como un racimo de ellos.
  • Tener un aspecto como los acrocordones (pequeños trozos blandos de piel que sobresalen en un tallo delgado).
  • Hincharse y enrojecerse.

 

TRATAMIENTO ESTÉTICO
 

Las verrugas víricas, por supuesto, deben ser tratadas cuanto antes como cualquier otro virus. En cambio, las queratosis seborreicas, ya sean colgantes o en relieve, más allá de la estética no suponen ningún problema dermatológico para la salud y según la doctora Roo, no es necesario tratarlas.

“A veces los cambios de coloración de estas lesiones de la piel asustan a las personas que las padecen, ya que a veces tienen un aspecto de malignidad y se confunden con otros tumores cutáneos como el melanoma”, comenta.
"Las queratosis seborreicas, más allá de la estética, no suponen ningún problema dermatológico para la salud y no es necesario tratarlas"

El único problema que se pueden irritar generando molestias, rojeces y picores. Alguna de las preocupaciones más comunes es que nos las podamos arrancar en un descuido por un movimiento inadecuado, el roce de una toalla o algún otro percance. “En estos casos lo peor que puede ocurrir es que vuelvan a aparecernos en el mismo lugar”.

La doctora Roo concluye diciendo que en el caso de que una persona desee tratarlas por su apariencia estética, existen diversos sistemas que van desde el curetaje (raspado con cauterización de la zona), hasta el bisturí eléctrico, la crioterapia a base de nitrógeno líquido; o la eliminación con láseres ablativos, como por ejemplo el láser de CO2.

Te puede interesar

5 remedios caseros para eliminar las verrugas

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias